"Para lograr el éxito hay que ser perseverante y honesto"

Diómedes Claudio es el pionero de la comercialización de huevos en la región. El propietario de la granja de aves ‘Santa Bertila’ y café ‘San Miguel’ sostiene que un comerciante debe ser honesto y comprometido con su trabajo.
"Para lograr el éxito hay que ser perseverante y honesto"

"Para lograr el éxito hay que ser perseverante y honesto"

07 de Septiembre del 2015 - 10:43 » Textos: Edgar Falcón » Fotos: Edgar Falcón

Es conocido en Huánuco por ser el pionero de la comercialización de huevos. Lleva 39 años en el negocio y es reconocido en la sociedad por su ejemplar trabajo, eficiente atención e irreprochable honestidad.

Diómedes Claudio Baldeón, dejó el campo para dedicarse al comercio y forjar el destino de su familia. Sostiene que “para lograr el éxito comercial hay que ser perseverante y honesto”.

Es propietario de la conocida granja que produce los huevos ‘Santa Bertila’ y del tradicional café ‘San Miguel’.

Sus productos abastecen el 7% de la demanda comercial de la región y ha logrado exportar café a algunos países del Continente, América del Norte y Europa.

¿Cómo se inicia en el comercio?

Por necesidad, en los años ‘70 con la reforma agraria el Estado me quita todos mi terrenos. Me expropiaron 13 hectáreas de tierras en Chaglla.

Por eso vine a Huánuco y empecé a vender aguardiente y kerosene. En mis tierras me dedicaba a la agricultura, sembraba papa y café. Fui el primero en comercializar huevos en la región, luego aparecieron otros comerciantes.

¿Cómo ve el mercado actual? 

Muy competitivo, en la actualidad hay una empresa nacional de huevos que abarca el 90% del mercado local. Pero la diferencia de mi producto es que son de granja. Mi hijo mayor recibe constantes capacitaciones en seminarios internacionales, para innovar las técnicas de crianzas de aves que nos dan huevos de primera calidad.

¿Tuvo caídas económicas?

Varias, pero supe levantarme. Al principio solo me dedicaba al comercio de huevos, luego entré al negocio del café y me va bien desde entonces. Mi marca es conocida en toda la región y tiene gran aceptación. Tengo la suerte de tener pedidos de Argentina, Chile, EE.UU. España, Italia y México. Siempre traté de diferenciar mis productos dándole un valor agregado, al cliente le gusta que uno sea detallista con sus productos.

¿Trabajó con algún programa del Estado?

No, hay mucha burocracia. A veces se necesitar tener un amigo en cada oficina para que te faciliten apoyo, yo no lo tuve y preferí dedicarme solo a mi negocio.

¿Qué le puede decir a los jóvenes empresarios? 

Que se esfuercen en su trabajo. La dedicación, el profesionalismo y la honestidad son claves para el éxito. No hay nada mejor que trabajar para uno mismo. En mi caso es lo mejor, porque soy dueño de mi destino, me da espacio para manejar mis tiempos, es decir planifico mis horarios de trabajo en función del trabajo social que realizó por mi pueblo, Chaglla.

Gracias a mi independencia laboral estuve detrás de las gestiones para la construcción de la central hidroeléctrica de Chaglla y sigo trabajando por la carretera Interoceánica.

Lo más leído