Pilar Villarán: "La sueño de niña, sé que ella siempre estará conmigo"

La viuda del recordado "Saravá" recuerda a su hija Verónica Delgado-Aparicio a semanas del estreno de la cinta 'Utopía'
Pilar Villarán: "La sueño de niña, sé que ella siempre estará conmigo"

Pilar Villarán: "La sueño de niña, sé que ella siempre estará conmigo"

11 de Septiembre del 2018 - 15:50 » Textos: Una entrevista de Johnny Padilla » Fotos: Hugo Curotto

Dieciséis años han pasado y recuerda como si fuera ayer cuando una llamada telefónica la despertó, perturbando así una apacible noche que nunca imaginó que la marcaría toda su vida. “Aló, ¿usted es la mamá de Verónica Delgado-Aparicio? Se ha producido un incendio en la discoteca del Jockey y se la han llevado a la Clínica Montefiori”. Pilar Villarán cuenta hoy -y aún se estremece como si no hubiera transcurrido el tiempo- lo que en ese momento fue el inicio de una hecatombe que transformó su vida y la de toda su familia. “Desperté a Lucho (Luis Delgado-Aparicio) y mientras empezaba a vestirme, entró otra llamada de la mamá de una íntima amiga de Vero en un llanto incontrolable que me avisaba lo mismo; mi hija estaba en la clínica. No se me ocurrió nada, continué preparándome para salir, me acordé que en su viaje de promoción a Chile con las chicas del colegio ella se resfrió, se enfermó de los bronquios y la llevaron a una clínica. ‘Seguro que por el incendio la trasladaron a la clínica para nebulizarla’, dije”. Pero la realidad era otra, brutal y cruel. Lo supo a los pocos minutos cuando su hija Pilar llamó a la Montefiori para preguntar por el estado de salud de su hermana y del otro lado le dieron la noticia que los dejó en pedazos: Verónica está muerta. Dieciséis años y lo recuerda sin perder ningún rastro. El estreno el 27 de setiembre de Utopía, cinta que narra la tragedia y la lucha de los padres por conseguir justicia, volverá a remover el dolor.

Cuesta imaginar ese terrible momento... 

Yo tuve que identificarla, preferí que Lucho no lo hiciera. Entre tanta desgracia me sentí algo tranquila cuando al verla la encontré como dormidita, en paz. Yo que soy llorona no derramé ni una lágrima, creo que estaba en una especie de shock. Una amiga psicoanalista que llegó a vernos en ese momento me dijo que lo estaba haciendo para proteger a Lucho, para que no se derrumbara.

Perder a un hijo es lo más terrible que puede enfrentar una madre. ¿Cómo afrontó después el duelo? 

Al principio era una total negación. Para mí, Vero estaba de viaje. Ella, aunque era la menor de la familia, ya trabajaba, tenía sus ingresos y le encantaba viajar. La sentía tan presente que yo esperaba que en cualquier momento entrara a la casa.

¿Y en qué momento empezó a admitir que no volvería? 

No sé en qué momento. Creo que fue poco a poco, cuando me convocaron para reunirnos con los padres de las víctimas de Utopía y asimilé lo que pasó. Al principio no tenía ganas de hacerlo, pero luego se convirtió en una lucha por hacer justicia y para hablar de nuestros hijos que se fueron.

¿Vivir juntos el duelo les sirvió a todos? 

Yo no he tenido psiquiatras. Los primeros cinco días solo me dieron una pastilla, pero me tenían atontada y dije no. Pero era una maravilla cuando nos reuníamos con los papás y mamás porque hablábamos el mismo idioma. El tema de mi hija era lo único que me interesaba y juntarnos era una catarsis. Llorábamos, nos abrazábamos, contábamos las anécdotas de los chicos...

¿Y en qué momento llega la propuesta para hacer una película sobre lo ocurrido? 

Roberto Valverde, uno de los papás de Utopía, me dijo que había un muchacho que quería hacer una película. Al principio no me convenció mucho, luego en una reunión de papás estaba Gino Tassara y me hizo recordar que había estado en mi casa entrevistando a Lucho. Él entró a la reunión con la directiva de los papás y nos planteó la idea. Nos dijo que había trabajado cinco años investigando el caso y contó cosas del proceso que no teníamos la menor idea de que estaban pasando y son ciertas.

La película narrará todo este proceso judicial que aún no concluye. Los responsables no han cumplido su sentencia... 

Hemos visto tantas cochinadas, tantas cosas raras, una de ellas, que los principales culpables como Alan Azizollahoff y Édgar Paz Ravines no han sido extraditados para que cumplan con la justicia.

Si los tuviera al frente, ¿qué les diría?

No sé, no lo imagino. Creo que en ese momento todo mi dolor y mi desprecio se me juntarían para que ellos lo sintieran con solo mi mirada.

¿Sueña aún con su hija?

Sí, ¿pero sabes una cosa? Siempre la veo como cuando era niña, jugando, muy cerca de mí. Así me gusta recordarla; sé que Verónica siempre estará conmigo.

Perfil

Pilar Villarán. Madre. Junto a padres de las víctimas en el incendio de la discoteca Utopía siguen luchando por justicia y castigo a culpables que aún no cumplen condena.

El Bocón en Vivo

Lo más leído