Violinista "“Qori Ballesta”" necesita ayuda para operación

Le dio lo mejor de sus años a la música, ahora una trombosis le preocupa por su vida

06 de Abril del 2015 - 10:50 » Textos: Oskar Natteri » Fotos: Oskar Natteri

Simeón Ortiz Salvatierra, músico conocido con el apodo de “Qori Ballesta”, toca con destreza y maestría el violín para los danzantes de tijera desde hace 37 años, sin embargo hoy pasa uno de los momentos más delicados de su vida y su salud.

Su destreza en el violín, le valió a Simeón Ortiz ser condecorado con la distinción más importante del sector cultura, él es “Personalidad meritoria de la cultura peruana”.

ENFERMEDAD. Una malformación de arteria venosa complicada con trombosis le fue detectada hace unos meses.

Por esta razón ahora Simeón camina con dificultad y con dolor y cierta vergüenza nos muestra cómo a la altura de la ingle el mal que tiene formó un bulto visiblemente anormal.

“Pido ayuda a las autoridades, dediqué muchos años de mi vida a cultivar la cultura y la música para los danzantes de tijera”, afirma Simeón, mientras coge su violín, el amigo fiel que lo acompaña en las buenas y malas.

Ahora, no puede tocar música en otros eventos como lo hacía antes, tampoco tiene las fuerzas suficientes, además es evidente que el saber de su enfermedad hizo que se le decayera el ánimo.

Según averiguó, necesita de una delicada operación, la cual costaría en una clínica particular 10 mil soles, dinero que no tiene.

sin pacto ni pensión. El artista coge violín y arco para hacer sonar una canción propia de danzantes de tijera.

“Esa canción ya no la tocan mucho, yo las tengo todas en mi cabeza. A veces en las fiestas cuando tocamos eso nos dicen. ‘esa música antigüito no, antigüito no’. No quieren aceptar que eso es lo tradicional”, dice.

Hablando de la tradición de los galas (bailadores de tijera), le recordamos que se habla mucho del pacto con el diablo que hacen algunos y él cuenta.

“El pacto con el diablo ya no lo hacen hace más de 60 años, Yo tampoco tengo pacto con el diablo”, afirmó.

Nos contó que una vez intentó hacer el pacto, y que soñó que el diablo, un señor de blanco, con pinta de europeo, le pidió 12 cervezas, sin embargo nunca pudo completar el pacto y ahora está en la pobreza.

Recuerda que luego de ese sueño, por azahares del destino se cayó de un caballo y quedó gravemente herido. Es decir que no concretó el dichoso pacto con el maligno.

“Ya es tarde, tengo 52 años y no voy a hacer ese pacto, ahora leo bastante la Biblia y soy muy creyente de Dios”, manifestó el destacado músico.

“Ni siquiera tengo una pensión de gracia como le dan a otros artistas que cultivaron con dedicación y pasión las tradiciones y costumbres del país.

Recordó que Pepe Vásquez logró su pensión con la presión de la prensa.

“Pido que me ayuden con eso”, afirmó el popular “Qori Ballesta”.

Lo más leído