Sujeto ebrio hiere de bala a niño de seis años en el Rímac

El pequeño permanece internado en el hospital de Emergencias Pediátricas y necesita varias unidades de sangre. Cualquier ayuda comunicarse al teléfono 997439574.
Sujeto ebrio hiere de bala a niño de seis años en el Rímac

Sujeto ebrio hiere de bala a niño de seis años en el Rímac

22 de Octubre del 2014 - 16:31 » Textos: Omar Herrera

Un niño de apenas seis años de edad se debate entre la vida y la muerte, luego que una bala disparada por un sujeto en completo estado de ebriedad, lo alcanzara cuando se asomaba por la ventana de su vivienda, en el Rímac.

El trágico suceso se produjo minutos antes de las ocho de la noche del domingo, en la cuadra dos de la calle Rivera, a pocos metros del puente Caquetá, en el Rímac.

Según indicaron algunos testigos, a esa hora de la noche, un presunto efectivo policial identificado como José Aguilar Aldama, libaba licor en medio de la calle con un sujeto del barrio conocido como "Burro", con quien habría discutido sin razón aparente.

"Comenzaron a insultarse y por poco llegaron a los golpes. Cuando parecía que estaban calmados, el supuesto policía caminó hasta su vehículo y sacó un pistola de la guantera, con la que realizó por los menos tres disparos al aire", contó un testigo de los hechos.

Precisamente uno de los disparos alcanzó al menor identificado como Junior Alexander V.T. (6), quien se había asomado por la ventana de su cuarto al escuchar el alboroto provocado por los sujetos ebrios.

"Lamentablemente una de las balas le cayó a la altura del cuello, dejándolo al borde de la muerte", refirió Margot Veliz Soto, tía del menor, quien se encuentra internado en el Hospital de Emergencias Pediátricas de la avenida Grau.

Al percatarse de la gravedad de los hechos, el presunto policía trató de escapar a bordo de su vehículo de placa B4K-044, siendo retenido por los vecinos del AA.HH. Huascarán, quienes estuvieron a punto de lincharlo.

Fueron sus familiares y, según la versión de algunos testigos, sus propios compañeros de uniforme, quienes lo rescataron y escoltaron hasta su vivienda, en la calle 9 de Julio 115, de donde desapareció al cabo de algunas horas.

El caso es investigado por agentes de la Divincri Rímac, quienes buscan intensamente al sospechoso. En tanto, el pequeño permanece internado en el hospital de Emergencias Pediátricas y necesita varias unidades de sangre para poder ser operado. Cualquier ayuda comunicarse al teléfono 997439574.

Lo más leído