Terror en las aulas: la violencia escolar frena el aprendizaje

​Niños y niñas tienen derecho a estar seguros. El hostigamiento o bullying, la violencia sexual y el castigo corporal son sus principales manifestaciones.
Terror en las aulas: la violencia escolar frena el aprendizaje

Terror en las aulas: la violencia escolar frena el aprendizaje

05 de Agosto del 2015 - 09:22 » Textos: Ada Luz Valdivia avaldivia@grupoepensa.pe » Fotos: Correo

La violencia no se debe usar ni justificar bajo ningún motivo. Lamentablemente, muchas personas están acostumbradas a pegarles a sus hijos y algunos profesores aún creen que golpear a sus estudiantes forma parte del proceso educativo.

En el Perú, 41% de padres y madres recurre a los golpes para corregir a sus hijos. “La violencia genera más violencia”, alerta Sergio Von Vacano, especialista de Plan Internacional y explica que si un niño crece en un ambiente poco saludable, es posible que presente manifestaciones violentas.

ESCUELAS SEGURAS. El autoconcepto del maestro también influye en el clima escolar. “Si un profesor no se quiere ni se acepta, tampoco va a querer al estudiante; y un estudiante que no se siente aceptado por el profesor no va a rendir académicamente”, explica Von Vacano.

Formar niños con valores es clave para confrontar este problema. La doctora Patricia Ferrer Ruiz, docente de la carrera de sicología de la Universidad Privada del Norte (UPN), señala que si “el docente se siente feliz, contento y realizado con su trabajo, va a reflejar un ejemplo a seguir”.

HOSTIGAMIENTO ESCOLAR. En el bullying hay tres componentes clave: la víctima, el agresor y la acción violenta. La víctima suele tener baja autoestima y pocos amigos, el agresor tiene una conducta antisocial y es impulsivo y la acción agresiva es permanente hacia la misma persona. El bullying puede estar presente en cualquier ámbito de la vida, no solamente en el colegio. El doctor Hugo Sánchez Carlessi, decano de la Facultad de Psicología de la Universidad Ricardo Palma, afirma que lo bueno es que ahora los agredidos ya no se quedan callados.

CAMBIOS Y REFORMAS. En el 2008, Plan Internacional hizo un estudio a nivel mundial y descubrió que de 197 países, 90 tenían leyes que autorizaban a los profesores golpear a sus estudiantes. “Tenemos que hacer incidencia ante los gobiernos para contar con leyes que se cumplan”, señala Von Vacano.

Lo más leído