Alan García habla de su “ego colosal”

Exmandatario evalúa si su participación en los comicios de 2016 es útil para el país. Alerta que a veces, por querer hacer un bien, se puede hacer un mal al pretender subir el sueldo mínimo, por lo que se debe esperar el momento adecuado para hacerlo.

03 de Agosto del 2015 - 07:56 » Textos: Glademir Anaya » Fotos: Manuel Hidalgo

Tras una misa celebrada en Villa Mercedes (Ate) por el 36 aniversario del fallecimiento de Víctor Raúl Haya de la Torre, fundador del Partido Aprista, el expresidente Alan García habló por primera vez de su ego, ese “yo interior” que sus críticos tanto cuestionan y que algunos califican de “colosal”.

Consultado sobre su candidatura presidencial, el exmandatario señaló que esta aún es prematura y que si bien algunos de su partidarios anunciaron que se lanzaría en octubre, él todavía lo evalúa.

UTILIDAD. Como es público, el legislador aprista Javier Velásquez Quesquén afirmó dos semanas atrás que García lanzaría su postulación en tres meses.

“Como siempre he dicho, soy una persona que ha tenido el privilegio de ser dos veces jefe de Estado, y eso es un honor imborrable”, destacó en conversación con Correo.

Alan García fue enfático en precisar que un político debe saber si está o no a la altura de las circunstancias para ser candidato presidencial.

“Uno tiene que plantearse con la experiencia y sinceridad: ¿soy útil?, ¿soy mejor que otros? A pesar de todo lo que hablan de mi ego colosal, yo no llego a decir que lo puedo hacer de la mejor manera. Lo que analizo es qué condiciones tienen los otros candidatos, analizo sus programas para ver qué realmente pueden hacer para dar un salto a nuestro país, para recuperar el tiempo perdido”, sostuvo.

El exmandatario manifestó que por el momento también analiza “cuál es la utilidad que Alan García puede tener para el país” en un siguiente gobierno.

AUMENTO. El exmandatario también comentó otros temas de interés nacional, como el posible aumento del salario mínimo.

Al respecto, dijo que un gobierno, muchas veces por querer hacer un bien, al pretender subir dicho monto “se puede hacer un mal”.

“Todos quisiéramos que se duplique el salario, pero si la economía del país está reduciéndose, las exportaciones también y la actividad de las pequeñas y microempresas es más débil, por hacer un bien al trabajador de repente le hacemos un mal pagándole 900 soles”, explicó.

Para Alan García, el aumento de sueldo debería darse en mejores condiciones económicas y de manera escalonada.

“En cuanto el país empiece a andar adecuadamente, debe iniciarse un aumento sustantivo, no solo del salario mínimo, sino de los salarios en general (...) Creo que es una medida que muy gradualmente puede tomarse”, sostuvo.

Alan García señaló que no se debe dejar de hacer una evaluación sectorial sobre este aspecto.

“Hay empresas del país que pueden elevar sus salarios, pero hay sectores en los cuales, me refiero a la pequeña empresa por ejemplo, una medida general puede generar una desbandada y una ola de despidos, y terminamos haciendo un daño”, advirtió.

GEOLOCALIZACIÓN. Al ser consultado sobre la ley de geolocalización y su posible uso por parte del Gobierno para fines particulares, tal como lo hizo la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), señaló que ve difícil que se pueda usar con fines maliciosos.

“El país está atemorizado y secuestrado por la delincuencia diaria, tenemos una democracia muy fuerte para poner fin a esto (la delincuencia). Es una medida técnica y será positiva siempre y cuando se use adecuadamente”, destacó.

En ese sentido, afirmó que tanto el Parlamento como la prensa son los llamados a detectar rápidamente cualquier mal uso.

“El Gobierno está de salida y será difícil que se use mal (la geolocalización), no debemos prejuzgar (...) Con una prensa atenta y con un Congreso que está conducido por otros sectores, es difícil que hagan ello”, sostuvo.

MENSAJE. Con respecto al mensaje presidencial brindado por Ollanta Humala, Alan García señaló que no se enfocó en temas importantes para la ciudadanía.

“El papel fundamental del jefe de Estado es sintonizar cuál es el principal problema que aqueja al país en este momento. La gente esperaba algo respecto a la seguridad; creo que debió enfocar la mitad de su discurso o más para darle confianza a los peruanos”, manifestó.

En ese sentido, expresó que la confianza no solo debe estar dirigida a las familias, sino también a las empresas. “Es un instrumento esencial”, añadió.

Asimismo, indicó que “a pesar de las palabras de un ministro, las denuncias e índices de criminalidad siguen aumentando”.

“Hoy, un periodista enumera cinco o seis casos de robos. Hasta al propio ministro de Transportes, quien sale a comer con su familia, le desvalijan su casa. Todos hemos tenido una familia inmediata que ha sufrido el ‘raqueteo’ o robo”, afirmó.

Para Alan García, es el momento de darle un golpe fortísimo a la delincuencia. “Ese será el próximo trabajo del siguiente gobierno”, subrayó. 

PROGRAMAS. “Como el mal gobierno (de Humala) afectó el empleo y la producción, solo les queda hacer programas asistenciales y populistas”, comentó el expresidente en su cuenta de Twitter.

Lo más leído