Alejandro Toledo continuará detenido en la cárcel de San Francisco

Juez estadounidense Thomas Hixson denegó solicitud de salida bajo fianza.
Alejandro Toledo continuará detenido en la cárcel de San Francisco

Alejandro Toledo continuará detenido en la cárcel de San Francisco

13 de Septiembre del 2019 - 07:27 » Textos: Janet Leiva

La luz de esperanza que mantenía el expresidente Alejandro Toledo para dejar la cárcel de Santa Rita en California bajo fianza se apagó, tras la decisión del juez norteamericano Thomas Hixon para que permanezca recluido en la prisión estadounidense de San Francisco.

El exmandatario había ofrecido pagar $1 millón de los cuales el 10% ($100 mil) sería en efectivo, y el otro 90% se dispondrá en base a los inmuebles que ofrecen sus amistades en condición de aval.

A través de su abogado, Graham Archer, planteó la posibilidad de utilizar un GPS para salir libre bajo fianza, mientras durara su proceso de extradición. No obstante, el magistrado rechazó el recurso de reconsideración.

La audiencia se realizó ayer al promediar las 10 de la mañana (1 de la tarde, hora peruana). Silencio sepulcral se instaló al ingresar el magistrado a la sala de la Corte Federal Phillip Barton en San Francisco, California.

Al llegar el juez Hixson, hizo su aparición el extraditable Toledo, ataviado de traje rojo y un tanto más delgado desde su última presentación pública.

Unos minutos antes apareció Eliane Karp, su esposa, acompañada de quien sería una amiga.

Instantes previos a la audiencia, la ex primera dama sostuvo una breve conversación con el abogado Archer.

El letrado asignado a Toledo por la justicia norteamericana mantuvo una defensa férrea de su patrocinado durante la diligencia.

El magistrado Hixon argumentó que Toledo no había demostrado la inexistencia del riesgo de fuga.

“Voy a negar la reconsideración porque (Alejandro) Toledo no ha demostrado que no hay riesgo de fuga”, indicó el juez Hixson al dar a conocer su decisión.

En otro momento, el juez agregó que alrededor del exmandatario existe “gente con conexiones y mucho dinero”, lo cual configuraba un panorama muy sofisticado.

A ello agregó su preocupación frente al riesgo de fuga, debido a la naturaleza de las acusaciones. “No es tanto que Odebrecht le dio dinero, sino que el dinero fue entregado a través de muchas personas”, señaló.

Además, el juez consideró que el monitoreo de GPS -que había planteado la defensa de Toledo- no podría impedir una fuga. “El monitoreo GPS no funciona realmente 24 horas. Para lo que sirve es para saber si ingresó a tal o cuál área, unas 12 horas al día, pero eso no podría impedir que fugara si así lo quiere”, enfatizó Hixon.

Sin embargo, al juez, durante la diligencia, le quedó la duda de dónde podría ser recluido el exmandatario peruano. “Hablemos de las condiciones de encierro. Son terribles. Él no puede estar entre la población general de Santa Rita. ¿Hay otro lugar para ponerlo?”, preguntó.

Por ello, luego de su fallo programó una próxima audiencia para el 17 de octubre, fecha en la que se definirá en qué cárcel será recluido y bajo qué condiciones.

ESTADO

Esta situación habría generado el resquebrajamiento psiquiátrico del expresidente peruano. Según informó Canal N, esto fue dado a conocer por su abogado en un documento, un día antes de la audiencia.

En el documento, el doctor David Schatz indica que Toledo tiene la salud deteriorada.

“El análisis denota desmejoramiento en su salud mental. Indicó que está recluido en una celda solitaria y esto ha causado un deterioro en su salud emocional; es una persona que a menudo sufre de depresión y presenta una disminución en la percepción de la realidad, que también puede describirse como una creciente ‘desconexión de la realidad’”, se lee en el documento.

El galeno que examinó a Toledo desde que fue recluido reveló que “notó una marcada disminución en su estado de ánimo y el inicio de la depresión. También notó otros síntomas físicos como la presentación más encorvada, un habla más lenta, dificultades cognitivas y ojos hundidos, que son características del empeoramiento de la depresión y desmoralización”.

Schatz recomendó que Toledo no interactúe con otros internos por su condición de expresidente, y que ante las posibilidades de aislamiento o relación con otros reos, no está en capacidad de elegir estas dos opciones.

Ante la adversa decisión, Toledo podría apelar a la Novena Corte de Apelaciones de los Estados Unidos, la cual sería su última instancia para pedir la liberación bajo fianza o el arresto domiciliario.

Y si se le otorga dicho beneficio, tiene 48 horas para demostrar de dónde proviene el dinero que se pagó en la fianza. Luego de ello, utilizaría grilletes electrónicos y estaría prohibido de vivir en zonas de fronteras con algún país y cerca al mar.

Al respecto, el juez Hixon añadió respecto a los garantes: “Creo que los garantes son sinceros. No los cuestiono y no creo que agreguen nada a este caso. Si alguien huye, la Corte no quiere la casa ni el dinero, sino a Toledo”, aclaró.

ARGUMENTOS

Bajo un fuego cruzado de argumentos realizado entre Archer, abogado de Toledo, y la fiscal Elise La Punzina, el juez Hixon escuchó atento las palabras de ambas partes.

El primero en explicar las razones por las cuales el magistrado debería aceptar la petición de Toledo fue Archer, quien trató de impresionar al juez indicando que solo existía en su contra la declaración del colaborador eficaz Josef Maiman.

“La historia se basa en el testimonio de Josef Maiman, (él) cambió lo que decía. El documento en la corte (pedido de extradición) es que Maiman usó dinero para comprar propiedades en Perú para la madre de Eliane Karp”, dijo.

Además, dijo que tenía una amistad con Maiman y el anterior presidente de Israel, Shimon Peres, pero no con la actual administración.

“En el 2017 le rechazaron su intención de ir a Israel. Toledo no tiene ninguna protección en Israel. En el 2017 no escapó”, indicó.

También refirió que en estos últimos dos años no tuvo intención de escapar. Lo vertido por Archer fue refutado por el juez Hixon: “Eso es interpretación. La otra es que Perú pidió la extradición y tomó semanas, meses, años, hasta julio de este año”.

Continuó con su defensa y dijo que para Toledo no hay una manera práctica de huir, y que sería detenido porque tiene una alerta roja por Interpol.

“Hay tantas barreras para que pueda siquiera salir del país. Está dispuesto a usar monitoreo GPS. Toledo no tiene pasaporte. Tiene una alerta roja de Interpol, por lo que sería arrestado en cualquier otra frontera. Este es el mejor paquete de fianza que he podido presentar a una corte, con 1 millón de dólares de dinero y propiedades”, sostuvo.

Por último, agregó que los Toledo-Karp son una familia que vive de manera austera y no como si tuvieran 20 millones de dólares disponibles.

“El supuesto recibo del dinero ocurrió en el 2007. En todo este tiempo, los Toledo han estado viviendo de manera austera, tanto como para tener que pedir dinero a Eva Fernenbug. No han estado viviendo como gente que tiene 20 millones de dólares disponibles”, apuntó.

La fiscal La Punzina, en tanto, refutó al abogado Archer. Ella insistió en que existen millones de dólares de los cuales se desconoce su paradero, y consideró que el pago de 6400 dólares de renta es exhorbitante para la Bahía de San Francisco (Melon Park), lugar donde vive Toledo.

“En renta 6400 dólares es exhorbitante incluso para la Bahía de San Francisco. Hasta consultó por comprar la casa. Hay gasto sustancial. Viajes a Washington, abogados privados en dos países”, acusó.

“¿Cuál es el propósito de tener un pasaporte nuevo si no va a salir del país? No es, que no será arrestado si va al aeropuerto, porque en esos viajes no se le arrestó en San Francisco, Oakland o San José”, replicó la fiscal.

Respecto al lugar donde sería recluido, La Punzina dijo que existían dos opciones: Marin County y Santa Rita.

“(Existen dos opciones) pero los alguaciles no pueden pedir a la cárcel que lo coloquen en cierto lugar. Cada cárcel tiene sus reglas y analiza la situación”, añadió.

Lo más leído