Allanan casas y oficinas de árbitros sospechosos de favorecer a Odebrecht

El fiscal Germán Juárez también investiga a funcionarios del MTC por incumplir con proteger los intereses del Estado

06 de Febrero del 2019 - 08:15 » Textos: Janet Leiva D. (jleiva@grupoepensa.pe) » Fotos: Piero Vargas

Desde las 5 de la mañana de ayer, el fiscal del Equipo Especial “Lava Jato”, Germán Juárez Atoche, junto a efectivos de la Dirección Anticorrupción de la Policía Nacional (Dircocor), allanó 14 inmuebles y oficinas de abogados que, a través de laudos arbitrales, favorecieron a Odebrecht en procesos que la enfrentaron contra el Estado peruano, los que se realizaron en el centro de arbitraje de la Cámara de Comercio de Lima.

En simultáneo, fiscales y policías incursionaron en los distritos de Surco, Miraflores, La Molina, San Isidro, Lince, Punta Hermosa, Ate y Surquillo para recabar documentación que abone a las diligencias que el magistrado Juárez Atoche realiza a 19 árbitros y dos exfuncionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Una de las propiedades allanadas son las casas y oficinas del exdirectivo del Colegio de Abogados Randol Campos, a quien se le incautó documentación y equipos de cómputo.

En sus oficinas del Centro Peruano de Formación e Investigación Continua (CEFIC), ubicadas en Lince, también se confiscaron boletas de pagos y vouchers.

En este caso se investiga a los árbitros Jorge Horacio Cánepa Torre, Randol Edgard Campos Flores, Luis Felipe Pardo Narváez, Richard James Martín Tirado, Weyden García Rojas, Luis Fernando Pebe Romero, José Humberto Abanto Verástegui y Emilio Cassina Rivas.

También figuran en la lista Jesús Iván Galindo Tipacti, Mario Eduardo Juan Martín Castillo Freyre, Gregorio Martín Oré Guerrero, Daniel Martín Linares Prado, Oscar Eduardo Jesús Falen Incháustegui, Fernando Enrique López Miranda, Martín Eduardo Musayon Bancayan, Alberto José Montezuma Chirinos, Franz Nunzio Fernando Kundmuller Caminite, Fernando Cantuarias Salaverry y Alfredo Enrique Zapata Velasco.

HECHOS

El fiscal Germán Juárez los investiga por supuestamente haber recibido sobornos a cambio de laudar a favor de la transnacional y perjudicar al Estado.

“Odebrecht se adjudicó varias obras (...) en el interín, muchas veces (la empresa) ponía adendas adicionales y las direccionaban para que Odebrecht demandara al Estado por cifras millonarias, esas demandas eran sometidas a arbitrajes”, explicó Juárez Atoche en Canal N, quien añadió que por versión de un colaborador eficaz presumen que los árbitros eran sobornados a cambio de sostener argumentos débiles que perjudiquen al Estado en los litigios.

Las obras por las que se favoreció a Odebrecht fueron IIRSA Norte, IIRSA Sur tramos 2 y 3, Sistema de Agua Potable de Chimbote y Carretera Callejón de Huaylas Chacas-San Luis.

Asimismo, se investiga a funcionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), entre ellos Jaime José Valés Carrillo (exprocurador del MTC) y Celso Martín Gamarra Roig (director de Concesiones del MTC), quienes habrían recibido sobornos de Odebrecht a cambio de incumplir sus funciones.

Y también se encuentran investigados los funcionarios de la empresa Odebrecht Ronny Javier Loor Campoverde, Eleuberto Antonio Martorelli y Raymundo Nonato Trindade Serra, quienes habrían entregado los sobornos tanto a los árbitros como a los funcionarios estatales.

A los árbitros se les investiga por el delito de cohecho pasivo específico, a los funcionarios del Estado peruano por cohecho pasivo propio y a los funcionarios de Odebrecht por cohecho activo específico y genérico. Además, todos ellos son investigados por los delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir en agravio del Estado peruano.

Lo más leído