Antonio Becerril se entrega a la justicia (VIDEO)

Es considerado el intermediario para la irregular adjudicación de obras por el Municipio de Chiclayo. Se encontraba prófugo desde hace 22 días

05 de Enero del 2019 - 09:33 » Textos: Juan Hidalgo » Fotos: Correo

Personaje clave. El excandidato de Fuerza Popular, Antonio Becerril Rodríguez, decidió finalmente entregarse a la justicia en Lambayeque.

Luego de 23 días de haber permanecido prófugo, Becerril Rodríguez enfrentó el pedido de detención preliminar en su contra que solicitó la Fiscalía por el caso “Los Temerarios del Crimen”.

Según la investigación fiscal, el excandidato habría sido favorecido a través de la ejecución de la planta de transferencia de residuos sólidos de la Municipalidad Provincial de Chiclayo.

PROCESO

En la sede de la Corte Superior de Justicia, el hermano del congresista de la República, Héctor Becerril, se presentó ante el despacho de la jueza, Cecilia Grandez Rojas, del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de Chiclayo.

Aunque inicialmente las investigaciones policiales apuntaban a que Antonio Becerril Rodríguez permanecía en Ecuador, el excandidato de Fuerza Popular se presentó ayer ante las autoridades judiciales.

Frente al fiscal Germán Montero Ugaz, de la Fiscalía contra la Criminalidad Organizada de Lambayeque (Fecor), Becerril Rodríguez pasó por la audiencia de control de identidad donde la magistrada confirmó sus datos personales.

Minutos después, el excandidato fue trasladado con las manos esposadas y cercado por efectivos policiales hasta la carceleta del Departamento Antidrogas (Depandro).

Durante su accidentada salida de la sede del Poder Judicial, Becerril Rodríguez aseguró ser inocente y argumentó que se entregó para colaborar con la justicia.

“Quiero que se sepa toda la verdad. Todas las imputaciones que se me están haciendo son totalmente falsas”, expresó brevemente y aseguró que su relación con el exalcalde de Chiclayo, David Cornejo Chinguel, fue “solo de amistad y de relación política que hemos tenido en algún momento”.

Al ser consultado por la ubicación de su hermano Wilfredo Becerril Rodríguez (a quien el Poder Judicial también ha ordenado su detención preliminar), negó tener alguna información.

Becerril Rodríguez deberá permanecer detenido por 15 días mientras la Fiscalía evalúa si solicita su prisión preventiva en base a los documentos y testimonios recogidos en la investigación por el caso “Los Temerarios del Crimen”.

HECHOS

Los hermanos Antonio y Wilfredo Becerril Rodríguez integran la segunda lista de personajes investigados por la Fecor tras la caída del exalcalde de Chiclayo.

Como se recuerda, el pasado 13 de diciembre de 2018, el actual alcalde distrital de Olmos, Willy Serrato Puse, y otras ocho personas, resultaron detenidas.

Sin embargo, en aquella oportunidad la Policía no halló a Becerril Rodríguez en su vivienda donde sí se lograron incautar documentos que permanecen en poder de la Fiscalía.

Mientras tanto, su hermano Wilfredo Becerril Rodríguez aún permanece prófugo y es buscado por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

De acuerdo a los informes migratorios, el menor de los hermanos Becerril Rodríguez abandonó el país el 10 de diciembre del año pasado con destino a Estados Unidos.

Por su parte, el congresista Héctor Becerril ha evitado pronunciarse sobre las investigaciones fiscales a través de sus redes sociales y ante los medios de comunicación.

Para la Fiscalía, Antonio Becerril Rodríguez es uno de los integrantes de la organización criminal denominada “Los Temerarios del Crimen”.

De acuerdo a la carpeta fiscal N° 10-2018, el rol del excandidato fujimorista consistió en obtener beneficios a través de los procesos de licitación convocados durante la gestión de Cornejo Chinguel.

Como presunto intermediario, Antonio Becerril Rodríguez habría logrado la entrega de obras a constructoras como la compañía CRD Filial Perú, que obtuvo la buena pro para la construcción de la planta de transferencia de residuos sólidos del municipio de Chiclayo.

Sobre esta imputación, la Fiscalía ha considerado la declaración del colaborador eficaz “El Moralista” quien aseguró que Becerril Rodríguez y el exregidor Boris Bartra Grosso recomendaron a dicha compañía de origen colombiano.

Ambos, junto a la representante de CRD Filial Perú, Mirtha Cristina Gonzáles Yep, habrían visitado al exalcalde de Chiclayo.

En aquella reunión, según el testimonio de “El Moralista”, Antonio Becerril Rodríguez se encargó de presentar a Gonzáles Yep al exburgomaestre.

“Explicándole que dicha señora es parte activa empresarial y que necesitaba que interceda para ayudarla en la adjudicación, ante lo cual le ofreció ver lo que podía hacer, recibiendo por adelantado la suma de S/30,000 por la intercesión, indicándole Antonio Becerril que esa era una pequeña parte de lo que iba a recibir”, señala la investigación fiscal.

Sobre el proceso de licitación, el colaborador eficaz mencionó que el proyecto fue sometido a convocatoria durante el último trimestre del 2016.

En ese período, agrega, el único postor que se presentó fue la compañía CRD Filial Perú quien finalmente obtuvo la buena pro de la obra por un monto total de 11 millones de soles.

Además, el colaborador eficaz aseguró a la Fiscalía que CRD International era una empresa fachada empleada por los hermanos Becerril Rodríguez.

Sin embargo, sobre la licitación de la planta de transferencia, existen otros aspectos relevantes que incluye la investigación.

Entre ellos, el acta de constatación, verificación y corroboración de obras del 19 de diciembre de 2018 que se efectuó -junto a ingenieros de la Contraloría- a esta cuestionada obra.

Este documento sostiene que la planta de tratamiento evidencia construcciones de concreto “expuestos a la intemperie y corroídos por el óxido, (...) “siendo evidente el estado de abandono de dicha obra”.

Otros elementos de convicción de la Fiscalía apuntan a comprobar la presunta relación entre los hermanos Becerril Rodríguez y el exregidor Boris Bartra Grosso.

Uno de ellos es el acta de registro personal del 13 de diciembre de 2018, fecha en la que se le incautó un chip de teléfono celular al exregidor Bartra Grosso, otro de los imputados que se acogió a la terminación anticipada al reconocer el delito de organización criminal.

Según se lee en la carpeta fiscal, el exregidor señaló en su declaración del 21 de diciembre del 2018 que este chip le fue entregado por Antonio Becerril Rodríguez.

Para la Fiscalía, este hecho acreditaría la vinculación entre Becerril Rodríguez y el exregidor. Incluso, Bartra Grosso también señaló en su testimonio que trabajó para la empresa agroindustrial Pomalca entre los años 2007 y 2014, donde pudo conocer a los hermanos Héctor y Antonio Becerril Rodríguez.

Este dato se condice con la carta enviada por esta azucarera de fecha 17 de diciembre de 2018.

El documento emitido por el área de recursos humanos de dicha empresa corroboraría que Bartra Grosso laboró como supervisor de turno de moliendo del área de fábrica desde el 07 de mayo del 2007 al 20 de octubre de 2014.

Pese a su accidente salida del Poder Judicial, Antonio Becerril Rodríguez señaló que desconocía la identidad del colaborador eficaz denominado “El Moralista”.

Además, negó que la compañía CRD Filial Perú sea una empresa fachada empleada por él y sus hermanos para beneficiarse con la licitación de millonarias obras.

“Es falso, ya se sabrá la verdad. No tengo idea (sobre la identidad de “El Moralista”, dijo.

Lo más leído