Denuncian sospechosa 'pérdida' de información contable de empresa de Daniel Salaverry

Del mismo modo que con el ex secretario de Fuerza Popular, la constructora fundada por el vocero de FP "perdió" su información contable
Denuncian sospechosa 'pérdida' de información contable de empresa de Daniel Salaverry

Denuncian sospechosa 'pérdida' de información contable de empresa de Daniel Salaverry

15 de Diciembre del 2017 - 13:38 » Textos: Redacción Multimedia / Con información de La Industria de Trujillo

Al igual que con el exsecretario general de Fuerza Popular Joaquín Ramírez, el actual vocero oficial del partido fujimorista no cuenta con la información contable de la constructora DSV (iniciales de su nombre, Daniel Salaverry Villa), empresa que el congresista 'naranja' creó en asociación con su padre y que, según denunció el diario La Industria de Trujillo, mantiene exorbitantes deudas con el Estado peruano y con sus trabajadores. 

La denuncia periodística en Trujillo, de donde es natural el vocero del partido liderado por Keiko Fujimori, señala que, además de los políticos relacionados con casos de corrupción (en el marco de las investigaciones vinculadas a Odebrecht), el parlamentario fujimorista "también debe explicaciones" en relación a las deudas de la empresa DSV y a los movimientos sospechosos de la misma durante los últimos años, "y que merecen una investigación a profundidad por parte de las autoridades competentes", sostuvo el diario. 

SECUESTRO Y ROBO 

El diario trujillano indicó en febrero de 2016 que la empresa fundada por Salaverry arrastraba una deuda de cerca de medio millón de soles, según la Sunat. Esta situación, que a lo largo del tiempo fue empeorando, al 2017, implicó una deuda de S/ 1’ 008, 898.00. 

Al Estado peruano, en cuestión de impuestos, EsSalud y ONP, la empresa fundada por el vocero fujimorista le debe S/ 973, 061.00, S/ 25, 643.00 y S/ 10, 194.00.

No obstante, el diario norteño indicó que la contadora de la empresa fundada por Daniel Salaverry, denunció haber sido asaltada y secuestra durante horas. Según lo cual, como lo señaló un medio de comunicación , a la mujer se le arrebató un disco duro "conteniendo información contable de la constructora", caso que se asemeja al de Joaquín Ramírez. 

LA SEPARACIÓN 

Según denunció el diario trujillano, cuando ya había sido elegido congresista, pero antes de juramentar en el cargo, Daniel Salaverry se desligó de todos los vínculos que pudiese tener con DSV, luego de que la Junta Universal de Accionistas de la constructora —en la cual el congresista Salaverry era el que más acciones poseía—, decidiera por unanimidad revocarlo del puesto, hecho que llama la atención si se toma en cuenta su posición en la jerarquía de accionistas. 

COMISIÓN DE ÉTICA Y BLINDAJE 

Pese a que a finales del 2016 la noticia sobre las deudas de la empresa fundada por Daniel Salaverry llegaron a la Comisión de Ética del Congreso de la República, esta se archivó —como ha venido ocurriendo con los casos de diversos congresistas fujimoristas en dicha comisión en los últimos tiempos—. 

En sus descargos, Salaverry sostuvo que la denuncia debía ser archivada porque las deudas se trataban de hechos ocurridos entre el 2013 y el 2014, tiempo en el que no era congresista, apegándose al pie de la letra en el reglamento del Parlamento, que señala que solamente pueden ser objeto de procesamiento los actos producidos desde la asunción del cargo como congresista. 

ARTÍCULO 78 DEL CÓDIGO CIVIL

En tanto al archivamiento de la denuncia contra el congresista fujimorista en la Comisión de Ética, según La Industria de Trujillo, el congresista se habría valido del artículo 78 del código civil, norma que expresa que “la persona jurídica (empresa) tiene existencia distinta de sus miembros y ninguno de éstos ni todos ellos tienen derecho al patrimonio de ella ni están obligados a satisfacer sus deudas”.

Con este sutil recurso, el congresista Salaverry "logró desprenderse de las deudas que mantiene la empresa DSV Constructores S.A.C", como señala el diario trujillano. 

En base al artículo 78 del Código Civil, en la resolución N.º 016, del 19 de diciembre del 2016, la Comisión de Ética decidió declara improcedente la denuncia en contra del vocero oficial de Fuerza Popular. 

Preciso es señalar que la denuncia contra Salaverry en la Comisión de Ética fue interpuesta por los ciudadanos Leoncio Azula Gonzales y Mariano Faustamante Gálvez. 

Tanto Azula como Faustamante señalaron que Salaverry, en su calidad de dueño de la empresa que lleva las iniciales de su nombre, le adeudaban, al primero, la suma de S/ 41.880,00 más S/ 8.514,19 (venta de agregados y por servicios); y al segundo, S/ 15. 035,00. 

En el fallo favorable a Salaverry emitido por la Comisión de Ética, según cita La Industria de Trujillo, se consignó que "los denunciantes no han presentado las pruebas necesarias que permitan llevar una investigación, toda vez que en primer lugar no acreditan la relación actual entre la empresa DSV Constructores S.A.C. y el congresista denunciado y tampoco acreditan documento de deuda de titularidad del congresista denunciado".

El Bocón en Vivo

Lo más leído