Temas

El cáncer de Fujimori es incurable y de alto riesgo

Especialista Antonio Hernández señala que en ciertos casos, como el del expresidente, algunos pacientes pueden perder la lengua, y advierte que su depresión es un agravante. Médicos coinciden en que un paciente como Fujimori no podrá volver a hacer su vida con normalidad

05 de Octubre del 2012 - 07:36 » Textos: Piero Llamo - Karem Barboza

La deteriorada salud del expresidente Alberto Fujimori ha acaparado la atención de todos en los últimos días y por ello Correo decidió consultar a un especialista en medicina para lograr información objetiva sobre su verdadero estado.

El destacado médico y catedrático de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) Antonio Hernández señaló que la enfermedad que padece Fujimori es "cáncer, sin lugar a equivocaciones".

"Se genera una duda cuando se habla de leucoplasia pero lo que tiene Fujimori es cáncer; de lo contrario no le hubiesen practicado tantas biopsias. El cáncer a la lengua hace que lo operen cada cierto tiempo", explicó.

El especialista comentó que el expresidente padece un "cáncer infiltrativo", porque avanza hacia adentro de la lengua y, "desgraciadamente, por la forma en que se está presentando, es un cáncer que no tiene cura".

Para el doctor Hernández, "el cáncer de Fujimori en este momento no es una enfermedad que lo va a matar, pero es un cáncer agresivo y recurrente, porque ya lo han operado cinco veces y es probable que lo operen una sexta o sétima vez".

En ese sentido, Hernández señaló que hay casos dramáticos en los que el paciente "se queda sin lengua" debido a los constantes cortes de este órgano.

Agregó que, según diversos estudios clínicos, la depresión en un paciente con cáncer hace que la enfermedad se comporte de manera "más agresiva" sobre el organismo.

"El cáncer genera depresión y la depresión hace más agresivo el cáncer. Es un círculo vicioso y eso está demostrado. En el caso de Fujimori, él está desnutrido, es una persona enferma que no come, y si encima tiene dificultad para tragar alimentos, ese es un factor que agrava la enfermedad", detalló.

Hernández afirmó que no sabe si la enfermedad de Fujimori amerite un indulto, porque esa es una decisión política y jurídica, pero como especialista en salud, explicó que el expresidente "no va a mejorar si continúa en las condiciones en las que se encuentra actualmente".

Finalmente, Hernández descartó tajantemente que, ante una eventual salida de la cárcel, Fujimori vuelva a hacer una vida normal e incluso retorne a la política activa, como algunos creen.

"Una persona en sus condiciones nunca más vuelve a hacer una vida normal; es imposible. Salga o no salga de la cárcel, la enfermedad va a seguir avanzando. Esto no lo va a matar, pero lo va a deteriorar. Este cáncer es incurable", explicó el especialista a Correo.

SIN CONTROL. Por su parte, el médico Pedro Sánchez, jefe de Cirugía de Cabeza y Cuello del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), manifestó que el cáncer de Fujimori se puede salir de control.

"Para nosotros es muy claro: el paciente Alberto Fujimori es portador de cáncer epidermoide de la cavidad oral, que presenta recaídas y está dentro del curso de esta enfermedad crónica. Fujimori es un paciente portador de cáncer de lengua y con alto riesgo de perder el control de la enfermedad", señaló a RPP.

Sánchez, quien viene tratando por años al exmandatario, indicó que si bien este no tiene cáncer terminal, desde que se le diagnosticó en 1997 ha tenido recurrencias. Sin embargo, las intervenciones "hacen que este cáncer no se haga más profundo".

El especialista rechazó las declaraciones de otros médicos que han descartado que Fujimori sufra de cáncer. "No pueden hacerlo porque nosotros tenemos evidencias escritas y documentadas de que hemos operado cáncer", alegó.

Asimismo, dijo que, en el caso de Fujimori, cabe el riesgo de que el cáncer de la cavidad oral se extienda a otros órganos del cuerpo.

"El cáncer de la cavidad oral tiene dos etapas. La primera es cuando la enfermedad se localiza en el lugar donde se originó y permanece un tiempo allí. Cuando se hace infiltrante, puede extenderse a los ganglios regionales o diseminarse al pulmón", explicó.

Reveló que en los años 1997 y 2008 encontraron cáncer, luego se le halló "displasia", que conduce a un cáncer de mayor profundidad, y eventualmente a un cáncer infiltrante, que es la etapa final de la enfermedad.

"(Fujimori) tiene hipertensión arterial, úlcera gástrica, flebitis y tiene quistes en el páncreas, que por la edad se está deteriorando. En las condiciones en que está, no es fácil controlarlo", sostuvo.

OPINÓLOGOS. Por su parte, el congresista y médico de Fujimori, Alejandro Aguinaga, calificó de "opinólogos" a quienes han negado la existencia del cáncer.

"Han pretendido desacreditar el diagnóstico. El INEN, después de la cuarta intervención, ha determinado que Fujimori padece un cáncer de alto riesgo", afirmó.

En ese contexto, criticó al presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Diego García Sayán, por haberse referido al indulto, y lo acusó de tener "amnesia selectiva", ya que olvidó los indultos que él recomendó.

"El 6 de julio del 2001 dio (recomendó) indultos, y no por cáncer. El terrorista Gerardo Saravia López de Castilla, de régimen cerrado especial, fue indultado por diabetes mellitus tipo uno", reveló.

Otro caso es el de Marina Gamboa Macizo, a quien la junta médica diagnosticó infección urinaria, descensos y, por su avanzada edad (65 años), se le indultó. "Los terroristas vinieron acá a destruir y a matar", comentó.

Se indultó a terrorista

Recientemente, el conocido oncólogo y presidente de la Sociedad Americana del Cáncer, Elmer Huerta, dejó entrever, en una entrevista televisiva, que el exmandatario Alberto Fujimori no padecería de cáncer.

"Cada vez que se opera en una parte húmeda del cuerpo, el proceso de cicatrización es diferente. Muchas veces los vasos sanguíneos empiezan a crecer mucho y forman una especie de bulto, lo que se considera un granuloma. Eso no es cáncer, es un trastorno de la cicatrización y no tiene nada que ver con el cáncer", explicó.

Cabe recordar que Huerta fue asesor en temas de salud del plan de gobierno de Perú Posible, partido que preside Alejandro Toledo, en la última campaña electoral del 2011.