Francesco Petrozzi envuelto en una polémica de película

Titular de Cultura fue cuestionado antes por separar a la exdirectora de la BNP pese a no solicitarle informes sobre su papel en la institución. Repetidas apariciones en Canal 7 coinciden con versión sobre presiones para una mayor cobertura
Francesco Petrozzi envuelto en una polémica de película

Francesco Petrozzi envuelto en una polémica de película

04 de Diciembre del 2019 - 08:40 » Textos: Karina Valencia y Erick Rivera » Fotos: Andina

La crisis generada por la polémica decisión del ministro de Cultura, Francesco Petrozzi, de separar al periodista Hugo Coya de la presidencia del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú (IRTP) generó diversos cuestionamientos en torno a las presiones que el excongresista habría realizado para beneficiar su presencia y la de su cartera en la programación estatal.

Tras una revisión de los programas y noticieros emitidos por TV Perú desde el pasado 3 de octubre -fecha en que Petrozzi asumió el sector Cultura- hasta el último domingo, Correo contabilizó un total de 12 apariciones entre informes y entrevistas al hoy exparlamentario (ver infografía).

Las notas periodísticas consultadas eran, en su mayoría, sobre actividades programadas y encabezadas por el citado ministro.

PASADO.Sin embargo, lo ocurrido no sería la única perla de la gestión del tenor lírico. María Emma Mannarelli, exdirectora de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP), contó a este diario que cuando Petrozzi asumió el cargo de ministro de Cultura, jamás le pidió informes sobre la situación de esa institución.

Afirmó que el ministro de Estado tampoco intentó comunicarse con ella, a diferencia de sus antecesores, que sí lo hicieron.

Es más, Mannarelli reveló a este medio que apenas Petrozzi ocupó el cargo de ministro, pidió su renuncia a través de uno de sus asesores. Según indicó, se trataría del abogado constitucionalista Edward Dyer.

"Nunca supe cuál era el proyecto de Petrozzi en la biblioteca. Luego uno de sus asesores, Edward Dyer, muy amablemente, y disculpándose, insistió en que mandara la renuncia", agregó.

Esta historia ocurrió en un contexto en que los trabajadores sindicalizados de la BNP pedían bonificaciones a la hoy exdirectora de la biblioteca que, según el Ministerio de Economía y Finanzas, no podían pagárseles.

Pese a la advertencia, Mannarelli acudió a las instancias pertinentes para que los bonos sean renovados a fin de ayudar a los trabajadores sindicalizados, pero no tuvo éxito alguno porque le indicaron que era ilegal.

"El asunto es que nunca me llama, ni me escucha, ni lo escucho, y sí escucha al sindicato. Inclusive hay una fotografía en la que está él (Petrozzi), el sindicato, y una persona más que fue trabajador de la biblioteca que yo había despedido", aseguró.

"Su decisión de pedirme la renuncia está basada en motivos que no conozco, y la verdad es que no me parece serio no escuchar a las personas ni ver qué está pasando en la biblioteca en términos cabales", terminó.

¿SILENCIO POSITIVO?

Otro cuestionamiento que enfrenta el titular de Cultura tiene como punto de partida el decreto de urgencia que establece Medidas Extraordinarias para la Promoción e Implementación de los Proyectos Priorizados en el Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad (PNIC), el 018-2019, que busca destrabar 42 obras viales "de necesidad, utilidad pública e interés nacional".

El dispositivo lleva la firma del presidente Vizcarra, el premier Zeballos y lo ministros de Agricultura, Jorge Montenegro; del Ambiente, Fabiola Muñoz; de Economía, María Alva; de Energía y Minas, Juan Carlos Liu; de Vivienda, Rodolfo Yañez; de Transportes, Edmer Trujillo; y también el propio Petrozzi.

El artículo 15 de esta norma se titula "Medidas para garantizar la celeridad y predictibilidad en los procesos en materia de intervenciones arqueológicas", y es precisamente el que se cuestiona.

"Tratándose de los proyectos priorizados en el PNIC, la expedición del Certificado de Inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA), se da un plazo máximo de diez días hábiles, sujetos a las normas del silencio administrativo positivo", reza al inicio.

El CIRA es la constancia que los proyectos de estas dimensiones requieren antes de su ejecución, pues los trabajos solo pueden comenzar si se descarta que en el trazo hay algún patrimonio que el Estado debe cautelar.

En palabras simples, lo que establece el referido decreto de urgencia es que si se desea ejecutar una de las obras viales declaradas prioritarias, el Ministerio de Cultura tiene un plazo de solo diez días para determinar si hay restos arqueológicos en el área de ejecución y, por si esto fuera poco, que si no se pronuncia en este tiempo, la autorización para comenzar la ejecución se da por concedida, por afirmativa.

Fue la periodista Rosa María Palacios quien advirtió esta extrema flexibilidad. Sostuvo que Petrozzi accedió a un pedido formulado por su homólogo de Transportes.

"Edmer Trujillo pidió que redujeran los plazos y el señor Petrozzi le dijo: 'No solo te reduzco los plazos, por favor, faltaba más, ¡silencio administrativo positivo!' (...). Esa es una puerta que nunca, nunca, se había abierto (...). ¿Y cambian a Luis Jaime Castillo para poner a un señor que abre la puerta para que con silencio administrativo positivo el Ministerio de Transportes te tire una carretera encima, sobre patrimonio?", lamentó en RPP.

Proyectos anunciados en suspenso

En diciembre se publica la resolución suprema que comunica el cese de Hugo Coya en IRTP pero en abril de este año, Hugo Coya informó que TV Perú se encontraba alistando una serie histórica sobre la hija del español Francisco Pizarro.

Ello luego de que la casa televisora trasmitiera con éxito la serie denominada "El Último Bastión", la cual incluso estaba siendo negociada para ser vendida a una conocida plataforma de streaming.

Lo más leído