Gilbert Violeta: “Línea de Kenji y Alberto son progobernabilidad”

Portavoz oficialista dice que indultado exmandatario tiene una “influencia relevante” en la facción “kenjista” y debe ser partícipe del diálogo por la gobernabilidad del país
Gilbert Violeta: “Línea de Kenji y Alberto son progobernabilidad”

INFLUENCIA Violeta afirma que exmandatario pesa en FP.

07 de Enero del 2018 - 07:45 » Textos: Glademir Anaya ganaya@grupoepensa.pe » Fotos: Karina Mendoza

Es casi el mediodía y el vocero de la bancada de Gobierno, Gilbert Violeta, nos recibe en su despacho legislativo, ubicado en en un edificio frente al Ministerio de Economía. En la entrada de su despacho, una serie de personas los esperan para conversar. Tiene una agenda muy saturada. Prendemos la grabadora y desde el principio asegura que Fuerza Popular está dividida. Agrega que el oficialismo tiene como objetivo tender puentes con todas las bancadas y que cree que el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, debe reunirse con el recién indultado exmandatario Alberto Fujimori Fujimori.

¿Qué tanto le conviene al oficialismo que Fuerza Popular acabe dividida? 

Ya están divididos, está claro que hay un fraccionamiento interno que no es numérico. Están divididos porque hay dos tendencias: quienes han construido una oposición al Gobierno y quienes siguen la línea de Kenji Fujimori y Alberto Fujimori, que están por la progobernabilidad del país. Hay dos comportamientos distintos.

Están divididos pero falta formalizar... 

No buscamos que se formalice ningún tipo de división, lo que quisiéramos que prime es la sensatez. Nuestro objetivo no es dividir a los grupos parlamentarios, sino que las bancadas permitan crear un clima de gobernabilidad en el país que no ha existido hasta ahora. 

Con el grupo allegado a Kenji, ¿ve posible que haya más gobernabilidad? 

El grupo de Kenji Fujimori ha demostrado que no puede seguir haciéndole el juego a una mayoría parlamentaria que no mostró una vocación constructiva en el país en las últimas semanas del año pasado (por la moción vacancia). Eso es lo que ha hecho que haya un desmarque, el indulto ha sido posterior a las diferencias políticas que hay en Fuerza Popular. 

¿Es más fácil para su bancada negociar con Kenji qué con Keiko? 

En el Parlamento hay que saber negociar con todas las fuerzas políticas. Ninguna negociación es sencilla, ningún grupo político llega y sencillamente te regala apoyo. Hay que negociar porque todos representan intereses en su regiones, ya sea de grupo sociales o gremios. El Parlamento es un espacio en el que la negociación política tiene que ser la fuente natural de cada día, no hay que tenerle miedo a las diferencias, hay que tenerle miedo a la intransigencia, cuando está por delante un interés específico y no un interés nacional. 

¿Considera a Kenji como la democracia y Keiko la dictadura? 

No adjetivaría a ninguno con un calificativo en particular. 

¿Armarían un bloque con la facción de Kenji? 

Creo que cada grupo tiene que mantener su propia identidad, en el Parlamento puede haber tantos grupos como fuerzas políticas. No se trata de unirnos con disidentes, tenemos que ser un articulador con diversas fuerzas políticas y facilitar que hayan entendimientos sobre temas específicos, que es nuestro objetivo. Queremos poner temas de agenda y tener capacidad para conversar hasta con quienes pueden ser opositores radicales al Gobierno.

PPK dijo en España, a inicios de su gestión, que buscaba captar a 30 congresistas de Fuerza Popular, ¿Aún está en pie aquello? 

Eso no es parte de ninguna estrategia, y recuerdo que fue un comentario de un aspecto deseado a inicios del Gobierno, que no tiene nada que ver con lo que ha pasado en los últimos meses en el país. 

¿Cree que Alberto Fujimori llegue a unir a sus hijos políticamente? ¿Le conviene al oficialismo? Kenji les está dando gobernabilidad... 

Lo que el Perú ha visto es que la mayoría parlamentaria ha tenido actitudes muy duras contra el Gobierno, y eso, ciertamente, dificultaba la gobernabilidad. Esperemos que este bloque de Kenji sea más dialogante y abra puentes para tener un mejor diálogo con todos. No se trata de alegrarse con ese bloque, sino con los 72 de Fuerza Popular y el resto. 

Y si Fuerza Popular no es más dialogante, no cambia... 

Creo que la circunstancias políticas los deberían llevar a cambiar de actitud, por lo tanto ser más dialogante. Al final nos debemos a la opinión pública y a los ciudadanos, no hay que perder la esperanza de que cambie el clima político del país. 

¿Estaría de acuerdo en una reunión entre el presidente Pedro Pablo Kuczynski y el mandatario Alberto Fujimori?

Estoy de acuerdo con todo tipo de reuniones que supongan diálogo por la gobernabilidad con todo tipo de dirigente político, particularmente los que tengan expresión parlamentaria, y en el Parlamento no solo es con el fujimorismo. Creo que hay un diálogo que debería retomarse con la señora Keiko Fujimori, se debe hacer con César Acuña, Alfredo Barnechea, Verónika Mendoza y el mismo Marco Arana...

¿Incluyendo un diálogo con Alberto Fujimori? 

Claro, estoy de acuerdo, Alberto Fujimori es líder por lo menos de una facción del fujimorismo, por la tanto, así como en el Frente Amplio estaba Verónika por un lado y también Arana, hay que conversar con las cabezas de los grupos […] la democracia consiste en conversar.

¿Cree fielmente que Alberto Fujimori es la cabeza de un grupo de legisladores de Fuerza Popular? 

Sí, y en la medida que el señor Kenji Fujimori dirige la línea “albertista”, como se hacen llamar, claro que Alberto Fujimori tiene una influencia relevante en ellos. 

¿Fuerza Popular usa la Comisión Lava Jato como un arma política? 

Lo usó y espero que no se vuelva a repetir. Pasó cuando la señora Rosa Bartra sacó ese documento que le llegó con la información de Odebrecht sobre Westfield Capital y PPK. Luego se aclaró que era utilizado políticamente, creo que fue un error y se dieron cuenta de eso. Espero que en el futuro ese tipo de cosas no vuelvan ocurrir. 

Si bien buscan un diálogo y acercamiento, Fuerza Popular ya ha señalado que no formará parte del gabinete... 

Ellos tienen todo el derecho del mundo a no integrar el gabinete, pero tampoco creo que el Presidente los haya invitado, por lo menos no tenemos una información de esa naturaleza. Pero si incluso hubiera una invitación a algún miembro del Parlamento de otras fuerzas políticas, no lo vería con malos ojos, creo que es parte de lo que se podría esperar en el país. Al final, no se trata de quién integra el gabinete, sino qué representa en su composición.

De no ser un gabinete multipartidario, ¿Por qué llamarlo de la reconciliación? ¿No cree que fue un error nombrarlo así? 

Creo que no está en el hecho de quiénes integren un gabinete. La reconciliación es una actitud, un acto, una predisposición personal tan importante que quienes integren el gabinete llevarán ese mensaje y promoverán la gobernabilidad. 

Entonces, ¿la reconciliación solo es nominal y se refiere solo a la gobernabilidad? 

No, no, no. Yo estoy haciendo una opinión personal. 

Le repito, ¿No cree que fue un error llamar gabinete de la reconciliación? 

Creo que la discusión no se puede limitar a que si es apropiado o no. Lo que el país necesita es ser reconciliado frente a los procesos de violencia política en los últimos años. […] Yo creo que el país necesita gobernabilidad, que es el primer tema de la agenda política.

¿Están preparados ante un nuevo pedido de vacancia? 

Esperemos que, después de lo que pasó, no haya más pedidos o que no prosperen. Siempre los congresistas pueden plantear interpelaciones, censuras o vacancias, pero no significa que deban prosperar. Hay un Pleno y fuerzas políticas que tienen que saber valorar, razonablemente, que cosas se pueden hacer o no. De aprobarse una proceso de vacancia, 

¿Estarían dispuestos a que los vicepresidentes renuncien y se planteen nuevas elecciones? 

Creo que esos escenarios no existen, el Presidente de la República ha sido designado para gobernar hasta el 28 de julio del 2021, hasta las 11 con 59 de la mañana, y entregar el poder a su reemplazo en el marco del Bicentenario. Cualquier otra cosa puede ser agitación política, pero lo que no debería ocurrir es interrumpir los gobiernos constitucionales del Perú, eso sería fatal para la historia del país. Esa etapa (vacancia), deberíamos declararla superada. Los demócratas ni siquiera deberíamos plantear interrupciones al orden constitucional, eso debería ser parte de una historia nefasta, no se debe olvidar lo que pasó para que no vuelva ocurrir.

¿Cree que la premier Mercedes Aráoz se equivocó cuando dijo que el indulto no se negocia? 

No lo creo. Ella ha tenido posiciones conscientes y honestas sobre lo que piensa y quiere. La facultad del indulto no le corresponde al Congreso, ni al gabinete de ministros, ni al partido político oficialista, solo al Presidente. Si cualquiera puede opinar a favor o en contra, nosotros teníamos el derecho de expresárselo a PPK, y creo que él tenía derecho a recibir nuestras opiniones. Al final, el único que decide es él, por lo tanto, es una facultad, decisión y responsabilidad que recae sobre él. 

¿Cómo confiar en una premier que no sabe del indulto y de la negociación en contra de la vacancia? 

No está informada... Ella hizo una conferencia el día que hicimos el debate sobre la vacancia, informó que había 46 pedidos de indultos. Eso de las hojas de trámite se desmintió, pero no hubo una decisión en el Ministerio de Justicia o en el Gobierno en relación al indulto, era lo que el ministro había informado y que ella replicó (...) Además, el Presidente ha venido evaluando este tema muchísimo tiempo.

¿Está de acuerdo con Aráoz en que se debe prevalecer la Constitución en caso de que la Corte Interamericana rechace el indulto? 

Lo que ocurre es que la Constitución integra el ordenamiento jurídico internacional, los tratados y pactos internacionales tiene un orden jerárquico con un rango constitucional. Lo que no debería ocurrir es que haya una incompatibilidad entre el ordenamiento jurídico internacional y lo que dice la propia Constitución, o lo que decidan las instituciones del derecho interno. Yo preferiría el pronunciamiento de la Corte y que el Estado peruano haga su defensa, aclaración e informes, como corresponde en ese marco. 

Varias bancadas están descontentos con la gestión de Mercedes Aráoz, ¿Cree que es su ultima oportunidad para hacer una buena gestión? 

Nosotros siempre hemos tenido espacios políticos complicados, siempre en la medida que tenemos un bloque parlamentario bastante pequeño, con una fragilidad política de una victoria muy corta de votos. Nunca ha sido fácil ser gobierno en este país, por lo menos durante la gestión del presidente Kuczynski. Quiero decir que no es nuevo que haya una crítica contra ella, lo que debe ocurrir es que estamos obligados a mostrar una gestión renovada. 

¿A qué se debe la mejor relación del partido con el Ejecutivo?

Ha mejorado sustancialmente, tanto Salvador Heresi como yo hemos tenido coordinaciones permanente con la Presidencia del Consejo de Ministros y con el propio Presidente. Al final, entendemos que cada uno tiene tarea y roles distintos que cumplir.

¿Sigue pensando que el Presidente fue secuestrado? 

De ninguna manera, además, ese comentario fue sacada de contexto por completo. 

¿Cree que el partido Peruanos por el Kambio debe ser parte del gabinete? 

Siempre ha habido una disposición de apoyar al Gobierno en el cualquier instancia, siempre hemos estado dispuestos a apoyar. Además, hay cuadros que perfectamente pueden tener una responsabilidad, Salvador Heresi podría ir perfectamente a Justicia, Clemente Flores conoce el sector Agricultura, Jorge Meléndez sabe de temas ambientales y tenemos alcaldes, como Bobby Mattos, que son ingenieros expertos en infraestructura.

CIFRAS

15 congresistas forman la bancada de Peruanos por el Kambio.

10 legisladores son miembros del partido, cercanos a Violeta.

2011 Violeta fue asesor de la bancada Alianza para el Gran Cambio.

PERFIL 

GILBERT VIOLETA

CONGRESISTA DE LA REPÚBLICA

Abogado por la UNMSM, con una maestría en Derecho de la Propiedad Intelectual (PUCP), así como un posgrado en Derecho en la Universidad de Salamanca.

Lo más leído