Grados sobre Francisco en Trujillo: "Vimos propiedades que afeaban muchísimo el recorrido papal"

El coordinador del Gobierno de la visita del pontífice, Alfonso Grados, sostuvo que "no ha habido ninguna intención de querer ocultar nada", pese a que algunas casas fueron tapadas con triplay

22 de Enero del 2018 - 16:10 » Textos: Redacción Multimedia

"Vimos algunas zonas de la ciudad que en su mayoría no tenían una apariencia adecuada en virtud al fenómeno del Niño Costero, sino en virtud a una dejadez que había sobre algunas propiedades privadas [...] y que, de verdad, afeaban muchísimo el recorrido del Papa". 

Con estas palabras, el exministro de TrabajoAlfonso Grados, encargado de parte del Gobierno de coordinar la visita del papa Francisco al Perú, en conferencia de prensa luego de último día del pontífice en el país, justificó que se cubrieran algunas zonas del barrio de Buenos Aires, por donde el papa pasó en su recorrido pastoral en Trujillo. 

Grados sostuvo que las partes cubiertas eran "propiedades privadas que tenían prácticamente abandonadas los frontis". Además, señaló que se cubrieron "terrenos baldíos que estaban en pésimas condiciones", aspectos ambos que "afeaban muchísimo" el recorrido del pontífice.

"Hemos visto, sí, imágenes de algunos puntos más focalizados donde habían determinadas lonas que cubrían algunas zonas que tenían, aparentemente, una afectación, eh... social, y hemos escuchado testimonios de algunos pobladores al respecto", señaló el exministro. 

No obstante, Grados enfatizó que el hecho de cubrir dichas partes no formó "parte de una política de ocultar nada". 

"No se ha hecho como parte de una política de querer minimizar los retos que todavía tiene pendiente el Gobierno en torno a la reconstrucción de estas zonas, y, por lo tanto, quiero precisar que ni el Gobierno local, ni mucho menos la comisión organizadora, ha tenido intenciones en esa línea", aseguró. 

Grados señaló que dicho estado "no era sostenible mantenerlo", principalmente "por una situación de presencia ante el recorrido papal". Sin embargo, subrayó que se trataba de "zonas privadas".

"Ahí no estaba involucrado el Estado. El Gobierno municipal hizo las gestiones adecuadas para que los propietarios, las personas involucradas, cubrieran de una mejor manera sus propias propiedades y generaran un aspecto más razonable para la visita papal".

Finalmente, el exministro reconoció que "si han habido errores por querer mejorar algún aspecto de alguna zona muy puntual, creo que hay que reconocerlo". 

"En todo caso, que quede claro que no ha habido ninguna intención de querer ocultar nada de manera que se elimine, digamos, temporalmente la imagen de un problema que está latente", finalizó Grados.