Jorge del Castillo busca derogar ley que direcciona publicidad estatal

Legislador Jorge del Castillo señala que norma eliminó el proceso de selección que permitía la libre competencia entre los proveedores
Jorge del Castillo busca derogar ley que direcciona publicidad estatal

Jorge del Castillo busca derogar ley que direcciona publicidad estatal

23 de Noviembre del 2017 - 08:24 » Textos: Glademir Anaya » Fotos: Correo

El vocero de la Célula Parlamentaria Aprista, Jorge del Castillo, anunció que presentará un proyecto de ley que buscará derogar la norma que permite colocar publicidad en medios de comunicación privados sin un proceso de selección, disposición que fue aprobada en el gobierno de Ollanta Humala Tasso.

“En el año 2014, el gobierno de Humala emitió una disposición mediante la cual exoneraban el concurso para seleccionar medios, o sea, de frente adjudicación directa (de publicidad). Yo tengo ya el proyecto listo para derogar esa norma”, manifestó el portavoz del Apra.

Del Castillo sostuvo que, durante el segundo mandato de Alan García (2006), una de las primeras leyes que promulgaron fue la de regulación de la publicidad estatal.

“Complementamos con una austeridad que el propio Alan García la dictó (...). Fuimos muy austeros en la publicidad. Cuando entra Humala, rompió todo. Veníamos de (Alejandro) Toledo donde hubo un despilfarro horrible. Humala se pasó encima de la ley”, acotó.

LAS RAZONES

Según la iniciativa a la que tuvo acceso Correo y que será presentada hoy, se explica que la citada norma nacionalista evidencia que en realidad no se justificó en modo alguno que los servicios de publicidad sean exonerados de la realización de un proceso de selección en el que compitan los potenciales proveedores a fin de elegir el que brinde mejor calidad de sus servicios y al mejor precio.

“Así se crearon las condiciones para dilapidar los recursos públicos favoreciendo a algunos medios afines al gobierno de turno”, sostiene la propuesta de Del Castillo.

La norma acota que dicha situación no fue advertida por las comisiones de Economía y Fiscalización, la Contraloría y los órganos legislativos que junto con la Comisión Permanente aprobaron sin mayor debate -en menos de un mes- dicha ley.

Según el proyecto aprista, “el proponente recurrió a una motivación falaz” para justificar la elección arbitraria del proveedor del servicio de publicidad.