Congreso: Destapan nuevos casos de cobros indebidos por semana de representación

Otros 11 legisladores involucrados. Congresista Jorge Castro, uno de los acusados por práctica irregular, da a conocer lista de parlamentarios que habrían incurrido en supuestas faltas en viajes por función legislativa. Personajes comprometidos alegan venganza y fallas administrativas

14 de Marzo del 2019 - 07:57 » Textos: Óscar Cornetero (ocornetero@grupoepensa.pe) y Glademir Anaya (ganaya@grupoepensa.pe) » Fotos: César Bueno

Más parlamentarios se unen a la lista de acusados por un supuesto cobro irregular durante sus actividades en la semana de representación. De acuerdo con una denuncia del congresista Jorge Castro (no agrupado), 11 legisladores habrían recibido S/2800 sin cumplir los fines que establece el reglamento del Congreso sobre dicha función parlamentaria.

EL DETONANTE

El último fin de semana se conoció que seis congresistas, entre ellos Jorge Castro, realizaron viajes al exterior en las fechas de semana de representación; sin embargo, pese a no haber visitado las regiones que representan, cobraron por dicho concepto.

No obstante, Castro explicó ayer ante la prensa que esta es una práctica que se da regularmente en el Congreso, aunque con ciertos matices. Es por ello que reveló los nombres de otros legisladores que incurrirían en las supuestas irregularidades.

Así las cosas, citó a los congresistas Alberto de Belaunde (Bancada Liberal), Patricia Donayre (Unidos Por la República), Mauricio Mulder (APRA), Marco Arana (Frente Amplio), César Villanueva (APP), Daniel Salaverry (no agrupado), Manuel Dammert y Marisa Glave (Nuevo Perú), así como a Carlos Bruce, Janet Sánchez y Mercedes Aráoz (Peruanos Por el Kambio) (ver infografía).

“La norma dice que la semana de representación se da por un periodo de cinco días; sin embargo, algunos solo realizan uno, dos o tres días (...) Todos ellos incumplen con su función de representación, y pese a ello han cobrado”, sostuvo Castro en diálogo con Correo.

En conferencia de prensa, el citado legislador indicó que el problema de los pagos en la semana de representación tiene que ver con la administración del Parlamento, ya que hace falta una reglamentación.

El legislador dijo haber conversado con el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, para darle una solución a este tema. Sobre la denuncia que pesa sobre él, explicó que estuvo tres días en su región y que los dos días restantes permaneció de viaje fuera del país.

SEMANA INCOMPLETA

Además de las denuncias presentadas por Castro, Correo revisó el récord de la semana de representación de los 11 legisladores imputados y pudo comprobar que no cumplían con su gestión en todos los días contemplados en el reglamento.

Cabe destacar que aparte de los S/15,600 mensuales por remuneración, los legisladores reciben casi S/7 mil por “gastos de representación”, a lo cual se suman S/2800 por cada semana de representación efectiva, es decir, por cinco días laborables continuos, según indica el artículo 23 del reglamento del Congreso.

Es más, se especifica que se debe realizar en “la circunscripción electoral de procedencia”, no en otro lugar.

En el caso de Marisa Glave, en la semana de representación de agosto pasado participó en una “audiencia pública” en la región Ica.

Se trató de una reunión con la Comisión de Derechos Humanos de Ica, en donde escuchó las denuncias de familias víctimas de lo que ella calificó como “conflicto armado interno”, según consta en su informe.

Además, solo estuvo presente tres de los cinco días que le correspondía en los meses de abril (2017), febrero y marzo (2018).

En el caso del legislador Alberto de Belaunde, este realizó -según el portal del Congreso- su semana de representación, pero solo por un día de los cinco entre el 16 y 20 de julio. Luego consignó imágenes en las que aparece como invitado para la presentación de tres libros, pero en fechas que no corresponden a su semana de representación.

Es más, consignó oficios que envía a diversas instituciones desde su despacho y columnas de opinión en diarios para justificar su función parlamentaria.

Sobre Patricia Donayre pudimos conocer que en la semana de representación de agosto del 2018 solo justificó un día de los cinco que le correspondían.

El 28 de agosto visitó un centro educativo y estuvo en el poblado de Santa Clara y en el de Santo Tomás, ubicados en el distrito de San Juan.

En octubre del mismo año, solo acudió el 22 y 23 de ese mes a Loreto.

Sobre Marco Arana, se cuestionó que haya asistido solo un día de toda la semana de representacíón entre el 3 y el 7 de octubre del 2016. Hizo lo mismo durante noviembre de ese año.

En el 2017, en el mes de febrero, acudió un día a su región y fue tres días en la semana del 23 al 27 de octubre.

En el caso de Carlos Bruce, en setiembre y octubre del 2016 solo participó por tres días en cada una de esas fechas. En el portal del Congreso no se encontraron más reportes de su labor legislativa.

DESCARGOS

Después de que Marco Arana fuera implicado por Castro como uno de los parlamentarios que realizaron cobros supuestamente irregulares por viajes de representación, el legislador del Frente Amplio sostuvo que dicha denuncia es producto de una venganza y una cortina de humo.

Descartó haber realizado viaje alguno al extranjero y recordó que esta es una estrategia de quienes están involucrados en irregularidades para desviar la atención. “Los congresistas que han cobrado el doble se están alineando a enlodar a otros. Lo que hemos pedido es que la Contraloría los investigue, además de la Fiscalía y el Congreso”, precisó.

Con respecto a la semana del 27 al 31 de agosto del 2018, en la que “solo se habría acudido tres días”, Arana sostuvo que debe tenerse en cuenta que esta semana tuvo como feriado el jueves 30 de agosto, “de allí que en el informe que elaboré para el Congreso se informa de actividades realizadas en tres días”.

Afirmó además que durante enero y febrero del 2019 “no he realizado cobro alguno de los cheques de semana de representación, debido a que me hallaba hospitalizado o en incapacidad de salud para poder viajar”.

La oficialista Mercedes Aráoz indicó que los cobros cuestionados podrían deberse a un error de la administración del Congreso. “Jamás he recibido viáticos del Congreso”, dijo de modo contundente.

“Puede haber una falla administrativa, o de otro estilo. Me sorprende que haya tomado una decisión tan rápida la Fiscalía de investigar este tema; inclusive, si hay que hacer devoluciones, se debe esperar eso primero”, dijo.

Aráoz recordó que en su caso los viajes que realizó fueron a último momento, por orden del presidente de la República, pero que no recuerda si recibió dinero como gastos de representación.

Mario Mantilla (FP), por su lado, pidió que también se investigue a los otros legisladores que han cobrado por este concepto.

“Creo que es un tema político. Si me denuncian a mí, tiene que denunciarse a otros congresistas de más bancadas. Hay muchos parlamentarios que no han viajado a provincias en la semana de representación”, sostuvo.

De Belaunde, por su parte, dijo que nunca ha realizado doble cobro de viáticos. “La semana del 16 al 20 de julio sí estuve en Lima y sí realicé actividades de representación. Mis informes de representación consignan actividades de todo el mes, no solo de una semana. Eso no es irregular, es ser más transparente”, aseguró.

Lo más leído