Martín Vizcarra llega al Palacio de Torre Tagle

El ingeniero jura como mandatario en una coyuntura de grandes desafíos tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski
Martín Vizcarra llega al Palacio de Torre Tagle

Martín Vizcarra llega al Palacio de Torre Tagle

23 de Marzo del 2018 - 12:23 » Textos: Damián Retamozo y Juan Hidalgo » Fotos: César Bueno

Actualización: El vicepresidente Martín Vizcarra arribó al Palacio de Torre Tagle, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, en donde aguarda a que sea invitado al Congreso de la República para juramentar como nuevo presidente del Perú. 

Nota original:

Ingeniero civil de 55 años, político venido de las regiones, de palabra escueta pero afable, poco inclinado a la confrontación beligerante, Martín Vizcarra Cornejo juramenta hoy como el nuevo presidente del Perú.

Dejó en Ottawa, Canadá, su despacho de embajador y arribó al Perú en las primeras horas de la madrugada de hoy, viernes.

El miércoles por la tarde, el presidente del Congreso de la República, Luis Galarreta, tomó contacto oficial con él apenas culminado el mensaje del presidente Pedro Pablo Kuczynski anunciando su dimisión.

La atmósfera predominante ayer en la sesión plenaria del Congreso fue claramente opuesta a la de los últimos días de la mayor tormenta política que vivió el país.

El Parlamento debatió anoche los términos de la renuncia del presidente Kuczynski, e interrumpió su discusión para reanudarla hoy desde las 10:00 de la mañana. Hoy se tomará la decisión de aceptar o no la renuncia de PPK. Todo indica que será aceptada.

El tono mayoritario incidió en la necesidad de aceptar rápidamente la dimisión, desechar sin pérdida de tiempo el oscuro capítulo y pasar al siguiente nivel.

DIEZ DÍAS. ¿Quiénes conformarían el gabinete de Martín Vizcarra? Al respecto, el primer vicepresidente de la República precisó que no ha conversado “con nadie aún” y prevé un plazo de diez días para organizar el nuevo gabinete.

Vizcarra se mantuvo en silencio las últimas semanas en medio de un clima político demasiado crispado.

Se mantuvo en perfil bajo, salvo algunos esporádicos tuits en su estilo, es decir plagados de obviedades y generalidades.

PROTOCOLO. Aunque demoró un poco, la Cancillería hizo llegar al Congreso la banda presidencial destinada a Vizcarra. El protocolo prevé una secuencia similar al seguido el 28 de julio de 2016, cuando fue investido Kuczynski.

La ceremonia de toma de mando de Vizcarra se pondrá en marcha una vez que la Junta de Portavoces haya acordado investir al nuevo presidente.

Se notificará la decisión a los órganos pertinentes del Estado y se procederá a publicar la resolución en la página web del Congreso.

En seguida, el Congreso invitará a Martín Vizcarra a asumir el cargo. Luis Galarreta portará por algunos minutos la banda presidencial, tomará juramento a Vizcarra y entregará la banda presidencial.

El nuevo Mandatario ofrecerá el discurso de rigor dirigido a la Nación. “No sabemos cuánto tiempo durará la ceremonia; dependerá de los detalles protocolares que se imponen en este caso y del tiempo que necesite el señor Martín Vizcarra para dirigirse al Congreso de la República”, comentó José Cevasco, oficial mayor del Congreso.

FÓRMULA MIXTA. Por la mañana, parlamentarios de diversas bancadas expresaron sus expectativas después de la tormenta.

Gilbert Violeta, presidente del partido gobernante y vocero del oficialismo, opinó que el país está asqueado “de la política nacional” y propuso un gobierno de unidad nacional.

“Le debemos disculpas al país. Necesitamos profundizar las reformas políticas para tener un mejor Parlamento y un mejor sistema de partidos. He ahí un gran reto para el nuevo Presidente de la República”, escribió en su cuenta de Twitter.

Daniel Salaverry, portavoz de Fuerza Popular, sugirió al nuevo Presidente poner en práctica una fórmula mixta en el gabinete.

“Por lo menos, que sea un gabinete que no tenga los desatinos que ha tenido este, como convocar a dos militantes apristas, enfrentándose a una bancada completa”, apuntó.

Su colega de bancada, Rosa Bartra, se muestra cautelosa: “Creo que habría que esperar a ver qué decisión toma, a ver cómo convoca. Respetaremos todas las formas de convocatoria que tenga cuando Martín Vizcarra asuma la Presidencia”.

“El país demanda la conformación de un gobierno amplio y plural”, señala el pronunciamiento de la Defensoría del Pueblo. Añadió que el nuevo gobierno tendría que priorizar la atención de la salud, educación, lucha contra la corrupción y la recuperación de la economía.

DESAFÍOS. Le aguardan a Martín Vizcarra, otrora exitoso gobernador de la región Moquegua, retos que el gobierno de Kuczynski no pudo superar: la reactivación de la economía; concretar la reconstrucción de las regiones devastadas por el evento climático en 2017; y el control de la seguridad en las calles del país.

Otros desafíos tienen que ver con la reconformación completa de un gabinete en vista de que todos los ministros renunciaron.

Una noticia alentadora para Vizcarra es el anuncio de la bancada oficialista de ponerse a su disposición. Algunos observadores políticos piensan que el gobierno de Vizcarra ya no será el del partido Peruanos Por el Kambio que llevó a Kuczynski al poder.

Otro desafío será el carácter de su relación con el fujimorismo representado por Fuerza Popular y Keiko Fujimori, ahora revitalizado tras provocar la caída del gobierno de PPK.

Vizcarra deberá diseñar una estrategia para evitar ser una figura decorativa frente al poder del Legislativo en manos de Fuerza Popular.

SIN IMPEDIMENTO. Respecto a la elección del nuevo gabinete y, pese a la posturas de renovación y fórmulas mixtas, el constitucionalista Samuel Abad sostuvo que Martín Vizcarra no tendría “ningún impedimento legal o constitucional” para mantener como ministros a algunos titulares actuales de portafolio.

“Si nombra un nuevo presidente del Consejo de Ministros, que es lo más probable, este le propondrá los ministros como señala la Constitución y Vizcarra aceptará si está de acuerdo. De esta manera habrá un nuevo gabinete, en el cual podrían estar algunos de los actuales ministros, pero esa es una decisión política, no tiene impedimento para hacerlo”, refirió en conversación con Correo.

Abad agregó que, incluso, en teoría podría mantener el mismo gabinete, aunque se apresuró en aclarar que esa sería una situación impensable.

A su turno, el también constitucionalista Enrique Bernales dijo a este diario que “la decencia” sería el impedimento para que algunos de los jefes de cartera se mantengan en dichos cargos.

“Ya habrá tiempo, después de que reflexione (Vizcarra), si hay alguno de ellos que, efectivamente, tiene talento y capacidad. ¿Por qué no?”, manifestó a este diario.

LE ACOMPAÑA MARIBEL. El futuro Presidente arriba al país junto a su esposa Maribel Díaz, una profesora de educación escolar en Moquegua. Ella es la nueva primera dama de la Nación.

Se graduó como educadora de inicial y es directora de la escuela Sagrado Corazón de Jesús de Moquegua.

Maribel conoció a Vizcarra cuando aún estaba en el colegio. Actualmente tienen cuatro hijos y más de 20 años de casados.

En una entrevista realizada en 2016, durante la campaña presidencial de Peruanos Por el Kambio, Maribel Díaz manifestó que al principio no estaba de acuerdo con el ingreso de Vizcarra a la política, pero siempre le ha mostrado su apoyo.

“Nunca me gustó mucho, porque la política es la política, pero si él quería hacerlo, yo lo tenía que apoyar nada más, era lo único que me quedaba”, contó en ese entonces a Cuarto Poder.

“Ser hijo y esposo de dos extraordinarias maestras: mi madre y mi esposa, me ha hecho valorar aún más la noble vocación de la docencia. Ver de cerca su esfuerzo y dedicación por la enseñanza de los niños merece mi más profunda admiración”, fue otro de los mensajes que dedicó Vizcarra a su esposa.

Maribel Díaz y sus hijos estarán hoy en el palco principal en el hemiciclo del Parlamento Nacional.

EL DATO:

En el 2011, Vizcarra asumió ese año la gobernación de la región Moquegua por cuatro años hasta el 2014.

Fujimorista Rosa Bartra: “Respetaremos todas las formas de convocatoria que tenga Martín Vizcarra cuando asuma la presidencia de la República”.

CONTROVERSIA. El escándalo “Chinchero” lo alejó del Perú. En octubre de 2017, Martín Vizcarra se alejó del Gobierno para asumir el cargo de embajador de Perú en Canadá. El 23 de octubre de ese año, presentó sus credenciales ante la gobernadora general Julie Payette en Ottawa. No faltaron insinuaciones acerca de un supuesto envío al exilio del entonces renunciante ministro de Transportes y Comunicaciones.

Titular del Congreso, Luis Galarreta, le impondrá la banda presidencial tras lo cual el nuevo mandatario ofrecerá un mensaje a la Nación. 

Lo más leído