​Metro de Lima estará entre las siete obras del acuerdo con Odebrecht

Acuerdo a punto de cerrarse con constructora será por 7 obras, entre ellas la ejecutada en el segundo gobierno de Alan García, sobre la que se recogerán pruebas y la versión de Jorge Barata
​Metro de Lima estará entre las siete obras del acuerdo con Odebrecht

​Metro de Lima estará entre las siete obras del acuerdo con Odebrecht

05 de Diciembre del 2018 - 05:01 » Textos: Karina Valencia (klvalencia@grupoepensa.pe) » Fotos: Correo: Carlos Michilot | Imagen que junta a Alan García, Enrique Cornejo y Jorge Barata en inauguración del Metro

La firma del nuevo acuerdo de colaboración entre la Fiscalía y la empresa brasileña Odebrecht podría complicar aún más la situación judicial del expresidente Alan García Pérez, acusado de los presuntos delitos de lavado de activos y colusión agravada.

Según la agencia Reuters, el pacto con la compañía -a firmarse en los próximos días- contempla que esta reconozca el pago de coimas en al menos siete obras en el Perú, entre ellas, la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima durante el segundo gobierno aprista.

A fin de seguir operando en el país, la constructora se comprometerá a entregar pruebas que respalden su versión.

La citada agencia sostiene también que entre los proyectos licitados a cambio de sobornos figuran la carretera Interoceánica, ejecutada en la gestión de Alejandro Toledo; la ampliación del corredor vial Costa Verde-Callao, en la costa de Lima; así como el proyecto vial Chacas, en Áncash.

Asimismo, se indica que, a cambio de dicha información, el Ministerio Público contemplaría exenciones “de penas para los colaboradores (ejecutivos de Odebrecht)”. No obstante, se garantizará el pago de la reparación civil a favor del Estado por las irregularidades en las contrataciones.

RESPONSABILIDAD DIRECTA

El nuevo acuerdo de colaboración del Ministerio Público del Perú y la Procuraduría General de Brasil en torno al caso “Lava Jato” puede agravar seriamente la situación legal del expresidente Alan García, comentó a este diario el jurista y profesor universitario Luciano López Flores.

“La va a agravar (su situación legal) en la medida que la información que proporcione (Brasil) pueda permitir a la Fiscalía peruana tener elementos de cargo de una responsabilidad directa del expresidente”, señaló López.

“Imagínese si Odebrecht, a partir de este acuerdo, comienza a dar información”, dijo tras recordar que recién el 17 de noviembre último el fiscal José Domingo Pérez comenzó la investigación preliminar.

Con nueva información, el fiscal Pérez puede empezar a armar un caso y cerrar la etapa de investigación preliminar y pasar a la fase de investigación preparatoria, precisó el abogado.

“Recién, entonces, estaría autorizado a pedir prisión preventiva”, remarcó.

En ese camino, las gestiones de García ante la Embajada de Costa Rica (como lo ha confirmado el presidente de ese país) configuran un riesgo procesal de fuga, añadió.

¿LO DESMIENTE?

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, confirmó -a la cadena de noticias CNN- que sí hubo una “comunicación” con su gobierno sobre una eventual solicitud de asilo por parte del exmandatario Alan García.

Pese a que evitó señalar una fecha determinada, Alvarado dijo que la aprobación del pedido del líder aprista no procedería por varios factores, entre ellos, los aspectos judiciales.

“En este caso, sobre una primera comunicación se hizo ver que la anuencia no está ahí presente en este momento para avanzar con esta condición, por varias condiciones que hay en el contexto, particularmente los procesos internos judiciales que se llevan en el Perú”, manifestó Alvarado.

Consultado acerca de la posibilidad de que su gobierno acoja a García Pérez, quien alegó ante Uruguay “persecución política”, Carlos Alvarado recalcó que en general las solicitudes de asilo político se “evalúan con mucha seriedad desde el punto de vista jurídico”, al considerarse los procesos judiciales y políticos en contra del solicitante en su país de origen.

La confirmación de la indagación sobre refugio ante Costa Rica llega luego de que el pasado 25 de noviembre el secretario personal del líder aprista, Ricardo Pineda, negara que el expresidente haya buscado asilarse en la embajada de ese país, un acto que, incluso, calificó de “contraproducente”, debido a que García permanecía entonces en la residencia del embajador de Uruguay en el Perú, Carlos Barros, en Miraflores.

COLABORACIÓN

El abogado del líder aprista, Erasmo Reyna, manifestó que el pedido de asilo “es un capítulo cerrado”, y que su patrocinado se dedicará ahora a tratar de convencer a las autoridades peruanas de su colaboración con las investigaciones y acatará la orden de impedimento de salida del país de 18 meses dictada en su contra.

Para ello, señaló, se presentarán elementos que asegurarán “la presencia del expresidente y la colaboración en todas las investigaciones que se han venido produciendo”.

“Nos interesa fundamentalmente reiniciar la colaboración, las investigaciones que se han venido produciendo y que es lo que ya estamos haciendo en las últimas veces”, indicó Reyna a RPP.

Acerca de la posibilidad de que su patrocinado sea objeto de un pedido de prisión preventiva, el letrado la descartó al señalar que la investigación se encuentra en fase preliminar y dijo confiar en que el resto de las diligencias “libren” al exmandatario.

Finalmente, recalcó que la solicitud de asilo no puede ser considerada como obstrucción a la justicia, debido a que existe un derecho fundamental que la respalda; y descartó que García tenga algún tipo de temor ante la información que entregue Odebrecht a la Fiscalía como parte del nuevo acuerdo.

Desde la región Puno, el presidente de la República, Martín Vizcarra, consideró que la decisión del Gobierno de Uruguay de no otorgar asilo a Alan García “fortalece la democracia” en el país.

“Ha quedado absolutamente claro, y eso fortalece también no solamente la democracia, la independencia de poderes, sino fortalece la lucha frontal contra la corrupción, que es uno de los objetivos de nuestro gobierno”, aseguró el Mandatario tras cumplir actividades en Ilave, provincia de El Collao.

Sobre un eventual pedido de asilo de García a otra embajada en el país, Vizcarra señaló que ello forma parte de los derechos del expresidente, pero que el Ejecutivo no perderá de vista “la lucha frontal contra la corrupción”.

“Él (Alan García) tiene todo el derecho de hacer lo que crea conveniente, pero ya está claramente definida cuál es la línea del Gobierno de respetar a todos los ciudadanos, pero finalmente no cejar en nuestra lucha frontal contra la corrupción”, precisó en declaraciones a la prensa.

REENCUENTRO

Ayer, en horas de la tarde, una comitiva parlamentaria del APRA llegó hasta la residencia del expresidente García en Miraflores para coordinar acciones coyunturales y mostrarle su apoyo.

Al encuentro, que se extendió por una hora, acudieron los legisladores Mauricio Mulder, Javier Velásquez Quesquén, Jorge del Castillo y Elías Rodríguez, además del excanciller Luis Gonzales Posada.

A su salida, Mulder señaló que se “trató de una reunión de coordinación” con miras al referéndum y “buenas leyes que vayan a aprobar en el Parlamento”.

El legislador negó que haya existido “un acercamiento” por parte de García para solicitar asilo a otro país y aseguró que el expresidente colaborará con los siete casos abiertos por la Fiscalía.

“Totalmente falso. Son cosas que se han inventado. No tiene absolutamente ningún asidero. No se ha pedido asilo en ningún otro país, ni en ninguna otra embajada, antes o después”, recalcó.

“Fraterna reunión de análisis y política con los compañeros congresistas. Les agradezco a ellos y a todos los militantes su afecto. Viva el APRA”, escribió García en su cuenta en Twitter con una fotografía de la reunión.

SE VOLVERÁ PRECEDENTE

En cuanto al acuerdo de colaboración que autoridades peruanas firmarán con representantes de Odebrecht, el exprocurador anticorrupción Luis Vargas Valdivia sostuvo que este sentará precedentes para casos similares.

En conversación con Correo, destacó que el convenio permitirá que la brasileña aporte pruebas para sancionar los delitos perpetrados por malos funcionarios públicos.

Con respecto a las voces que cuestionan el acuerdo, bajo el argumento de que este promovería la impunidad, Vargas Valdivia respondió que las colaboraciones solo las pueden ofrecer quienes se confiesen culpables.

MÁS DATOS:

Crítica. “Plan B de García es ganar tiempo para fugar”. El congresista Marco Arana (FA) aseguró que el expresidente Alan García busca ganar tiempo para “fugarse” de la justicia peruana, tras el rechazo al pedido de asilo a Uruguay“Creo que Alan García ya está en su ‘plan B’, que es ganar tiempo y bajar la animadversión ciudadana que existe (...) para fugarse”, dijo al considerar que el APRA no reconocido errores en alegar persecución política.

- 17 días permaneció Alan García en la residencia del embajador de Uruguay en Perú.

- 1992: año en que el expresidente solicitó asilo a Colombia por el autogolpe.

- HISTORIA: Imagen que junta a Alan García, Enrique Cornejo y Jorge Barata en inauguración del Metro.

Lo más leído