Ollanta Humala: Informe compromete a expresidente y Juan Peñafiel en muerte de Fasabi

Comisión de fiscalización emite documento preliminar. Señala que exempleado de Humala y Nadine fue envenenado, que se manipularon las pruebas del crimen y que necropsia fue deficiente
Ollanta Humala: Informe compromete a expresidente y Juan Peñafiel en muerte de Fasabi

Humala siempre negó que Fasabi haya trabajado en su casa durante su Gobierno, pero informe lo desmiente

10 de Febrero del 2018 - 14:36 » Textos: Glademir Anaya » Fotos: Leandro Britto

El informe preliminar de la Comisión de Fiscalización del Congreso sobre la extraña muerte del exempleado del expresidente Ollanta Humala y Nadine Heredia, el militar Emerson Fasabi, ocurrido en julio del 2015, apunta a que el presunto culpable de su muerte es el exjefe de Estado.

La aprobación del informe será discutida el próximo lunes, según se acordó en la sesión de ayer, que fue suspendida por falta de quórum.

PAPEL DE HUMALA

Según parte de las conclusiones del mencionado grupo congresal, a la que pudo acceder Correo, se determinó que el deceso de Fasabi fue “de tipo homicida”, además de violento por la “ingesta de una sustancia tóxica”.

En el documento, se descarta que la muerte del exempleado de Humala haya tenido como agente causante de su deceso el alcohol etílico.

“Se ha determinado que el expresidente Ollanta Humala habría actuado, a través de Juan José Peñafiel, en los hechos de connotación delictiva”, indica el documento.

Agrega que el nacionalista habría financiado los gastos del traslado del cadáver de Fasabi hasta la localidad de Tahuanía, en Ucayali. “Identificándose que las personas que participaron en el traslado fueron Juan José Peñafiel y Oswaldo Otiniano Villaca, exchoferes de Humala”, sostiene el informe.

Asimismo, se indica que hay una evidente participación del exmandatario, quien encomendó las acciones realizadas por Peñafiel. “Propiciando la alteración de la escena del crimen y la pérdida de evidencia criminalística”, se acota.

En otra parte del informe, se confirma que Fasabi tuvo una relación laboral con el expresidente hasta el último día de su muerte, tal como lo habrían manifestado diversos testigos.

ALTERADO

El documento de Fiscalización también revela que la escena del crimen de Fasabi fue “alterada y manipulada”.

“La perito del crimen precisó en su informe pericial que observó prendas de vestir en el piso, con signos de registro; es decir, que se puede presumir razonablemente que la persona que habría realizado la alteración y/o manipulación estuvo realizando una búsqueda en el lugar de los hechos”, indica.

A pesar de ello, se cuestionó a la perito Angélica Muñante Palomino, quien, según el informe, efectuó una labor deficiente al momento analizar la escena del crimen. “Ocultando información relevante como son tomas fotográficas que revelaban detalles relacionados a una posible alteración de la escena y sustracción de material probatorio, que no puso en conocimiento del fiscal ni de los instructores policiales del caso”, se lee.

El documento detalla además que el examen de necropsia practicado al cadáver de Fasabi se realizó de manera deficiente, pues no se describió la totalidad de signos que presentaba el cuerpo.

“Tampoco se tomaron correctamente las muestras corporales para los exámenes anátomo-patológicos, lo que conllevo a que no se haya concluido con precisión la data probable de la muerte y con un resultado inexacto de los exámenes de laboratorio”, se explica en las conclusiones.

Por ello, la Comisión de Fiscalización indica en su informe que Angélica Muñante habría incurrido en el presunto delito de encubrimiento real, tipificado en el artículo 405 del Código Penal.

EL PAPEL DE PEÑAFIEL

El grupo congresal recogió el testimonio de Carlos Corzo Alva, propietario del inmueble donde murió Fasabi, quien desmintió la versión del chofer de Humala, José Peñafiel, sobre quién realmente se percató del cuerpo sin vida de Fasabi.

“Carlos Corzo manifestó que Juan Peñafiel fue la primera persona en ingresar a la habitación del occiso y fue quien le dijo que, por petición expresa del presidente Ollanta Humala, dijera a las autoridades que había sido él quien se percató del cadáver”, acota.

La investigación descubrió que Peñafiel brindó datos falsos ante el Ministerio Público a fin de obtener la autorización del retiro del cadáver de Fasabi.

“Alegó que los familiares no tenían dinero para trasladarse y retirar el cuerpo, habiendo él realizado una colecta de dinero, a través de una iglesia cristiana a la cual pertenecía, versión que después fue desmentida por su propia persona”, precisa el documento.

La comisión de Fiscalización recomendó al Ministerio Público investigar penalmente a Humala y a Peñafiel por el delito de encubrimiento real.

Asimismo plantea que el exmandatario responda por los presuntos delitos de obstrucción a la justicia y falsedad genérica.