Pedro Olaechea: "Está en camino el golpe de Estado"

Señala que presentará ante el TC una demanda "de restitución de competencias" para el Parlamento.

06 de Octubre del 2019 - 16:00 » Textos: Juan Hidalgo

Describe la crisis política actual, la que enfrenta al Ejecutivo con el Legislativo, como un duelo entre el "poder fáctico" y el apego a la ley, respectivamente. Pedro Olaechea insiste en reconocerse como presidente del Parlamento y advierte que, precisamente, el encabezar el Legislativo es lo que evita que Martín Vizcarra concentre el poder y se convierta en un dictador.

¿Cómo está el Congreso cinco días después de que se anunciara su disolución? 

Bueno, en el Congreso lo que vamos a hacer ahora es recuperar nuestras competencias, y lo que estamos por plantear es una demanda competencial ante el Tribunal Constitucional (TC).

Ya usted ha calificado la situación, en algún momento, como un golpe de Estado... 

No, yo nunca lo he calificado como golpe de Estado.

Entonces, como inconstitucional... 

Inconstitucional sí, porque hay invasión de competencias. Si hubiera golpe de Estado, no me estaría entrevistando usted en mi calidad de presidente del Congreso.

Entonces, ¿esta disolución del Congreso no es un golpe de Estado? 

Se lo pongo de esta manera: hay una infracción constitucional, que es distinto, por eso es que estamos nosotros presentando ante el TC una demanda competencial, para recuperar justamente la invasión de fueros que ha hecho el Poder Ejecutivo. Pero esto es importante que se entienda: si el presidente del Congreso no estuviera, sí sería un golpe de Estado, un golpe de Estado en el estilo clásico de lo que se entiende eliminar todo otro poder que no sea el Ejecutivo. Yo como presidente del Congreso existo, con facultades disminuidas. Entonces, obviamente lo que yo pretendo es corregir esta irregularidad pidiendo que se me devuelva las competencias.

Hay muchos constitucionalistas, muchos más congresistas y algunos analistas que sí han dicho que esto sí es un golpe de Estado... 

Porque si fuera un golpe de Estado, yo tendría que renunciar y aceptar que ya no existe el Congreso. Yo pretendo, desde la presidencia del Congreso, con la Comisión Permanente, que nos faculta la ley, presentar una acción de restitución de competencias. Entonces, ya dependerá del Tribunal Constitucional cuál vaya a ser la sentencia; nosotros sí tenemos, claramente, nuestras competencias disminuidas en este momento.

Entonces, me ratifica que para usted esto no es un golpe de Estado... 

Por este momento, yo lo que veo es un momento de irregularidad muy cercano al golpe de Estado (...) Se ha disminuido las competencias del Congreso de la República.

Hay 103 congresistas a quienes no les dejan entrar al Parlamento, que no tienen seguridad, que no tienen pasaporte diplomático, que no recibirán remuneraciones. ¿No es una disolución de facto? 

Lo que hay es un abuso de autoridad. Entonces, hay obviamente primero que recuperar las instancias correspondientes, las competencias correspondientes y, después, las responsabilidades tendrán que asumirlas aquellos que hayan excedido su capacidad como funcionarios públicos.

Le pidió al presidente Vizcarra que renuncie, que se vayan todos, pero ya lo habían suspendido. Entonces, ¿Vizcarra es presidente o no es presidente? 

En estos momentos, él es presidente actuante, él nos ha disuelto, en un decreto 165, que lo consideramos írrito, él tiene el imperio de la fuerza; entonces, puede llevarlo a cabo. Nosotros, por nuestro lado en el Congreso, no consideramos eso y hemos suspendido su investidura, pero como él tiene la fuerza puede sostenerse; entonces, es una cuestión de hecho. Pero, por el otro lado, no ha disuelto totalmente el Congreso, por lo cual nosotros tenemos la posibilidad de recuperar, o aspirar recuperar, los niveles de competencias entre ambos poderes (...), el equilibrio constitucional.

Me ha dicho que "no ha disuelto totalmente", es decir, sí lo ha disuelto parcialmente, o en su mayoría... 

Lo ha disuelto en competencias, no ha disuelto el Congreso, o sea, corrijo la palabra disuelto. O sea, él cuando aplica el 165 y usa la famosa palabra "disolver", lo que hace es quitarnos competencias, porque el Congreso sigue vigente, yo soy el presidente del Congreso.

Me dice que Vizcarra es un presidente en los hechos, ¿las decisiones en el Congreso, como la de suspender a Vizcarra, no tienen valor fáctico?

La palabra "fáctica" no la entiendo.

O sea, de hecho... 

Entonces, ahí está la diferencia, nosotros actuamos de acuerdo con la ley; él habla de acuerdo a los hechos, solo le falta un poquito más para, por lo hechos, decir que el Congreso está cerrado, y ya está, y el golpe fue, o sea, fácticamente está en camino el golpe de Estado.

El día del debate de la confianza sostuvo varias conversaciones con el expremier Salvador del Solar en el Hemiciclo. ¿Qué le dijo, qué le respondió? 

Yo lo que conversé con el señor Del Solar fue para decirle que su presencia no era la que correspondía a un proceso electoral, que por favor se retirara. Entonces, el conflicto llegó a un punto en que como presidente decidí invitarlo y solicité a todas las bancadas que aceptaran la invitación para que él pudiera hablar. Entonces, él habló y se retiró. En la tarde se aprobó la cuestión de confianza en un acto explícito, la votación, la cuestión de confianza fue dada a favor del presidente de la República, tres minutos antes de que comenzara su discurso.

Pedir ahora que se vayan todos, desde el Congreso, ¿no es capitular un poco en su postura, en su posición? 

No, cuando yo salgo elegido presidente, yo tengo una conversación con el señor Salvador del Solar, y también con el presidente de la República. Él planteaba el adelanto de elección, que lo planteó a la mañana siguiente que yo le extiendo la mano, y le propongo cuatro temas de desarrollo. Yo no sabía que el adelanto de elecciones venía, pero yo ya la había planteado con anterioridad, el estado de conflicto entre el Ejecutivo y el Legislativo nos llevaba a una buena salida constitucional: que renuncie el presidente, que renuncie la vicepresidenta y llamar a elecciones generales si ya la cuestión era inviable. Esa ha sido mi posición antes de la elección, mis primeras conversaciones con el presidente de la República y con el premier Salvador del Solar. Ha sido y sigue siendo mi posición.

¿Le defraudó la renuncia de Mercedes Aráoz? Ella dijo que fue un error jurar tal encargatura. 

Mira, cada persona tiene su decisión y yo creo que no la voy a juzgar. Justamente, durante dos años se ha venido hablando por la mujer, hacia la mujer; ella iba a ser la primera presidenta mujer del Perú, pero la confrontación que se le hizo, los ataques, había una persona el día entero con un megáfono delante de 30 policías, nadie hacía nada con el señor, gritándole todo tipo de cuestiones soeces, tratando de meterse gente por la parte de atrás del edificio; ella se sintió realmente amenazada.

¿Qué significa recuperar el equilibrio constitucional? 

Que el Congreso puede recuperar sus facultades -que hoy día, mediante leyes, que nosotros las tomamos como totalmente ilegales, o sea, mal emitidas- estas leyes pueden ser derogadas. Al ser derogadas, nosotros vamos a recuperar nuestras competencias y dentro de nuestras competencias aplicaremos la ley conforme manda la Constitución; entonces, el reto es ese. Yo creo que haría mal y le haría un daño al Perú, inclusive al presidente Vizcarra, el hecho de reconocer que el Congreso ha sido disuelto, porque lo convertiría en un dictador.

No es por parafrasearlo, ¿pero la Comisión Permanente funcionará como un "minicongreso"? 

No la Comisión; hay que leer un poco la ley, es gracioso, los adjetivos, las interpretaciones auténticas que hay, no es así. La Comisión Permanente tiene facultades muy específicas, entonces nosotros nos vamos a ceñir a ellas y, dentro de estas facultades, obviamente podemos esgrimir la defensa del Congreso para que pueda recuperar su competencias y que el Perú regrese a un estado de legalidad.

¿Convocará plenos entonces? 

No puedo, porque obviamente no voy enfrentarme a la Policía. Yo creo que lo tenemos que aprender ya es que el policía que nos dice: "Usted no puede pasar", no es porque él no quiera que pasemos, es porque ha recibido una orden. O sea, basta que un policía, uno solo, diga: "Señor congresista, usted no puede entrar", ¡perfecto!, alguien tendrá que responder por la orden que le ha dado. A mí me basta que un policía me diga en la puerta: "Señor, usted tiene que irse a su casa", y me voy. Ya veré cómo hago yo que mis derechos se respeten (...). Iré a un abogado y pediré, a través de los derechos que me franquea la ley, poder ingresar si es que tengo el derecho, y si es que me dicen: "No hay derecho porque no hay ley", ya entenderé lo que ha pasado.

Y hacer el pleno en otra sede como se ha planteado... 

No tiene sentido, no tiene sentido, estamos en lo mismo, o sea, ya hay un invasión de facultades que son propias del Congreso de la República, y como ha sido invadido por la fuerza, la culpa no la tiene la Policía, la culpa la tiene quien ha dado esa ley, entonces ahí la figura es lo que se llama el abuso de autoridad. En este momento consideramos que hay abuso de autoridad y que el TC debe de regresarnos nuestras competencias para poder seguir actuando de acuerdo al marco constitucional vigente.

Pero decir que no tiene sentido... 

Para qué voy a hacer un pleno que no tiene ningún sentido, qué sentido tiene hacer un pleno sí primero voy a terminar enfrentándome a la Policía, segundo, no tiene ningún carácter legal. ¿Qué sentido tiene hacerlo? Mucho más sentido tiene recuperar la posibilidad de que el pleno de la República puede funcionar por la vía legal, ya responderá la gente que ha cercenado el derecho a que nos podamos presentar como pleno de la República por el hecho de haberlo eliminado. Mal puedo tener una reunión que lo único que podría hacer es simbólico, pero yo creo que el tema hoy día, más que de símbolos, requiere que el país regrese la legalidad.

¿Más o menos cuándo presentará la acción competencial?

Hay que hacer las cosas bien, a veces la gente cree que la acción competencial es un formato que ya está hecho, que lo firmo y lo presento. La acción competencial, de acuerdo con la ley que nos ha disuelto, tiene una serie de previstos, entonces, uno tiene que hacer el análisis legal, la validez legal, y dentro del marco de la legalidad presentar la demanda de restitución de competencia. Eso tiene que estudiarse, hay un grupo de abogados que está haciendo el análisis y será presentada dentro de los plazos y con el debido análisis.

Esta demanda competencial a qué va, a la cuestión de confianza, si es que el Gobierno puede... 

A la nulidad de lo actuado, que todo lo actuado es nulo, que se restituyan los hechos, es: "Devuélvase las cosas a su estado anterior".

Entonces no es la misma cuestión de competencias que el pleno aprobó en julio. 

No, es otra.

Es que la congresista Cecilia Chacón dijo: "esto se aprobó en julio". Yo aprecio lo que dice dice la señora Cecilia Chacón, pero, definitivamente, es otra situación.

¿Confía en este TC?

Fíjese. Es la última alternativa que me queda, jugaré, cómo se dice, la mejor carta que pueda, presentaremos la mejor opción con nuestra acción competencial y será lo que los tribunos de este foro decidan sobre el Perú. Después de eso, no tiene sentido que siga yendo al Congreso, y ya pueden tomar el Congreso.

Entonces, entiendo que acatará el fallo del TC. 

Por supuesto, lo que el TC diga se cumplirá.

Pero confía en este TC, ¿le levanta suspicacias? 

No, no, yo creo que se ha elegido a un vocal correctamente, el vocal entrará, yo no creo que un vocal cambie la resolución de siete jueces. Lo que sí me da sospecha es que se defienda un Tribunal Constitucional nueve meses vencido, donde hay un vocal, o una vocal, que ya ha dado claramente su visión política de las cosas, lo cual, pues, debería inhibirse, ¿no?, pero en fin, pueden hacer lo que quieran, yo he cumplido con nombrar al vocal que tocaba nombrar y lo que resulte del TC, yo no creo que un vocal sobre siete vaya a hacer un cambio.

Lo más leído