Publicistas de Ollanta Humala fueron pagados por Odebrecht y OAS

El publicista Valdemir Garreta, quien fuera asesor de Humala, afirmó ante la Fiscalía que las constructoras brasileñas le dieron 1 millón de dólares por su trabajo
Publicistas de Ollanta Humala fueron pagados por Odebrecht y OAS

Publicistas de Ollanta Humala fueron pagados por Odebrecht y OAS

26 de Octubre del 2017 - 11:11 » Textos: Redacción Multimedia / Con información de El Comercio

El publicista Valdemir Garreta declaró ante la justicia peruana que las constructoras Odebrecht y OAS le entregaron 986 mil dólares en efectivo para asesorar al expresidente de la República Olllanta Humala durante la campaña del 2011, según informó el diario El Comercio. 

Según la unidad de investigación del mencionado diario, Garreta declaró en Brasil ante el fiscal anticorrupción peruano Sergio Jiménez, eso en setiembre pasado. En su testimonio, Garreta indicó que Leo Pinheiro, expresidente de OAS —en prisión estos días— lo buscó para que trabajara el márketing político de Humala, candidato en ese entonces. 

Garreta indicó, según cita El Comercio, que Pinheiro le "consultó si tenía interés en realizar una campaña en el Perú para el candidato Ollanta Humala". 

Siempre según El Comercio, Garreta indicó que le “facilitaron el número de Nadine Heredia, no recuerdo si fue el mismo Leo Pinheiro u otra persona, pero la cuestión es que la llamé y quedamos en reunirnos en Lima". 

LA PRIMERA VUELTA 

Garreta, según informó El Comercio, arribó a Lima en el 2010 y de inmediato se reunió con la hoy expareja presidencial. En  esa cita, según detalla Garreta, el objetivo fue plantear una estrategia favorable a Humala y estructurar un discurso que leería en una convención de empresarios. 

“La idea en ese momento era flexibilizar el discurso, disminuir la radicalidad. Lo que pasaba es que él había quedado impregnado como chavista en la campaña anterior”, fueron las precisiones de Garreta que publicó El Comercio. 

Garreta añadió que también fueron contratados los servicios del publicista y estratega en campañas internacionales Luis Favre como coordinador, Arthur Muhlenberg como director de arte y Celio Rodríguez como camarógrafo. 

Por otro lado, Garreta señaló que OAS se encargó de pagarle por medio de su empresa MEK. 

“Me parece que fue en la oficina de Armendáriz o en el hotel que tenía como parte de su nombre la palabra ‘América’ en San Isidro. Allí [se habló con Nadine Heredia] el tema de la contratación. Se acordó un pago de US$300 mil más gastos [US$150 mil] por nuestros servicios de creación estratégica, hasta la primera vuelta”, son las declaraciones del testigo difundidas por El Comercio. 

El publicista señaló que el contrato suscrito con OAS fue simulado, pues el objeto era servir en la campaña de Humala. 

"El objeto del contrato era el levantamiento de información, fue un objeto genérico. Es más, se realizó un trabajo que fue entregado a OAS para justificar su contabilidad […] sin embargo, ese contrato, en verdad, [fue] por los servicios para la campaña de Ollanta Humala”, indicó el testigo. 

LA SEGUNDA VUELTA 

En la segunda vuelta, Garreta señaló que se volvió a reunir con Nadine Heredia para renegociar sus honorarios. “Así, se pactó la suma de US$700 mil y en caso de que ganaran un adicional de US$500 mil”, precisó Garreta, según El Comercio. 

“En abril del 2011, Nadine Heredia me indica que entre en contacto con Jorge Barata, director de la empresa Odebrecht, para recibir los US$700 mil" señaló Garreta. 

No obstante, el testigo refirió que entró en contacto con Fernando Migliaccio, quien era el responsable de la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, la caja 2, que servía para el pago de sobornos por parte de la constructora. 

"[Migliaccio] me indicó que los pagos serían en efectivo, en hoteles en Sao Paulo, probablemente [fueron] cuatro [entregas] de US$175 mil, pero en moneda nacional [reales]", señaló Garreta. 

LAS ENTREGAS DE DINERO

Garreta indicó, según informó El Comercio, que los pagos en los hoteles funcionaban con la modalidad de contraseñas secretas. 

"Yo indicaba el nombre del hotel y la habitación. La contraseña la daban ellos [Odebrecht]; esta última tenía que darse al momento de tocarse la puerta de la habitación, al escucharla, entregaban el dinero [...] Yo creo que recibí dinero solo una vez directamente, luego normalmente enviaba a una persona de mi confianza”, declaró Garreta.