¿Puede Alan García recibir prisión preventiva o pedir asilo a otro país tras la negativa de Uruguay?

Exmandatario aprista sostuvo que, tras el rechazo del Gobierno uruguayo a asilarlo en su territorio, se encuentra dispuesto a colaborar con las investigaciones
¿Puede Alan García recibir prisión preventiva o pedir asilo a otro país tras la negativa de Uruguay?

¿Puede Alan García recibir prisión preventiva o pedir asilo a otro país tras la negativa de Uruguay?

04 de Diciembre del 2018 - 15:50 » Textos: Jalbi Romero M. (jromero@grupoepensa.pe) » Fotos: César Bueno

El expresidente Alan García, tras ser rechazado el pedido de asilo que hizo al Gobierno del Uruguay, permanece en el Perú, fuera ya de la casa del embajador uruguayo en Lima y, según aseguró en una carta, dispuesto a contribuir con "todas las investigaciones" en las que se ve implicado, tal y como lo dijo antes de intentar asilarse en el país charrúa. Sin embargo, ¿cuáles son las implicancias de la negativa uruguaya? 

Evasión de la justicia

Consultado por Correo, el penalista Luis Lamas Puccio consideró que la solicitud de asilo que presentó el exmandatario a la representación uruguaya en Lima "tiene que ser interpretado como una actitud evasiva de la acción de la justicia". 

Al parecer del especialista, "lo que perseguía Alan García era justamente que, utilizando el asilo, no pudiera ser investigado penalmente". 

"Si se le hubiera dado el asilo, hubiera quedado excluido físicamente de una investigación de materia penal", sostuvo el letrado. 

Un disparo a los pies

¿Cuál es la consecuencia que recaerá sobre el caso del expresidente García tras la negación del asilo? Principalmente, los cuestionamientos que se vienen haciendo desde hacia su actitud contradictoria. 

"Se corrobora el cuestionamiento hacia su actitud de evadir la acción de la justicia con mayor razón, porque entra en una contradicción. Por una lado, se acoge a la solicitud del fiscal de investigarlo e impedir que salga del país. Y por otro lado, él mismo se desmiente acogiéndose subrepticiamente a un intento de asilo político", explicó Lamas Puccio. 

En palabras simples, para el penalista, García Pérez no hizo adecuadamente su apuesta. 

"Él, digamos, ha jugado a perdedor habiendo solicitado el asilo, y, además, porque el Gobierno uruguayo ha dejado en claro que no se trata de una persecución política, sino de un tema eminentemente en materia de responsabilidad penal", sentenció el penalista. 

Las cosas claras 

En ese sentido, el letrado indicó que, a estas alturas, tras el pronunciamiento del Uruguay sobre el caso García, la presunta persecución política que alegaba vivir —y no solo el exmandatario, sino también Keiko Fujimori y otros involucrados en la investigación sobre los presuntos aportes ilícitos de Odebrecht a la campaña fujimorista de 2011— "es una hipótesis que ya quedó clara". 

"Yo creo que queda excluido ya el tema de la persecución política", sostuvo el abogado, quien, interrogado por este diario sobre las implicancias colaterales que podría tener la decisión del Uruguay de negar el asilo a Alan García, en el caso de Keiko Fujimori, manifestó que "se sienta un precedente importante"

"Ahí ha habido un análisis de contenido jurídico. Entonces, en esos términos, es un precedente significativo", señaló Lamas Puccio, aludiendo a la conclusión del Gobierno uruguayo, que determinó que García Pérez era requerido por la justicia peruana por "delitos económicos" y no por razones de índole política. 

Otro pedido de asilo

Dado que sobre el exmandatario aprista no pesan medidas que supriman totalmente su libertad, Lamas Puccio señaló que este sí puede pedir asilo a cualquier otra embajada; sin embargo, destacó que el tema es si accederían a asilarlo. 

"Él está en libertad de poder hacerlo [pedir asilo a otro país]. El tema es si se lo van a dar", indicó. Por otro lado, el penalista señaló que otro tema a tomarse en cuenta en ese escenario es "cuál sería la actitud del Estado"

"En el hipotético caso de que otro país o otra embajada le diera el asilo, [quedaría aún] el tema del salvoconducto", comentó el letrado.

¿Prisión preventiva?

Tras conocerse que Uruguay rechazó el pedido de asilo del expresidente García, no pocos políticos pidieron que se aplicaran medidas más restrictivas en su contra, pues consideraron que el exmandatario buscaba, con el asilo, evitar a la justicia. 

En ese sentido, algunos políticos se aventuraron a pedir y considerar que, para evitar que no se obstaculice la acción de la justicia, se impusiera al exmandatario la prisión preventiva. Sin embargo, Lamas Puccio indicó que, para ello, otras exigencias tendrían que ser atendidas. 

"La solicitud de prisión preventiva tiene que cumplir con otras exigencias. Lo más importante son los elementos de convicción que vinculen a Alan García en términos de responsabilidad penal con los hechos que son motivo de investigación. Hay una conexión que fundamenta los elementos de convicción en esos términos. Eso es lo más importante", sostuvo el penalista. 

Sin embargo, Lamas tomó en cuenta que, como un argumento, se podría considerar el hecho de que el exmandatario "ha tratado de evadir la justicia a pesar de haber un impedimento de salida del país y a pesar de él mismo haber afirmado que se ponía a disposición de la justicia"

Finalmente, un aspecto que se debe tomar en cuenta es que, para que la Fiscalía pueda pedir al Poder Judicial que dicte prisión preventiva contra el exmandatario, antes tendría que instaurar la investigación preparatoria, fase del proceso que dependerá de los elementos que encuentre el fiscal Pérez, y para lo cual, la reciente firma del acuerdo entre el Ministerio Público y Odebrecht, será clave por la información que permitirá conocer.

El Bocón en Vivo

Lo más leído