Rubén Vargas: “Para la Fiscalía, el activismo del Movadef no es apología”

Alto funcionario se muestra crítico con demora en acusación del MP en caso “Perseo” y deja entrever dejadez para definir judicialmente si grupo es una fachada de Sendero
Rubén Vargas: “Para la Fiscalía, el activismo del Movadef no es apología”

Rubén Vargas: “Para la Fiscalía, el activismo del Movadef no es apología”

25 de Noviembre del 2017 - 08:16 » Textos: Glademir Anaya » Fotos: Yodashira Pérez

Han pasado más de 4 años, desde el 2014, que la Fiscalía tiene pendiente la acusación contra 34 integrantes del Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef) debido a su presunta pertenencia al grupo terrorista Sendero Luminoso. La denuncia tiene su fundamento en la operación “Perseo”, ejecutado por la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote). Al respecto, el viceministro de Orden Interno del Ministerio del Interior, Rubén Vargas, considera que en este tema hay lentitud en el Ministerio Público y explica las consecuencias negativas de la postergación del juicio oral sobre el citado caso.

El caso “Perseo” es uno de los trabajos más fuertes que ha hecho la Dircote, a través de seguimientos por años. ¿Por qué ha quedado en el aire? 

Es un caso que debería permitir a los operadores de justicia entender la nueva naturaleza de la agrupación terrorista Sendero Luminoso, que es el Movadef. Los fiscales y jueces deben entender que el grupo que antes asesinaba gente ahora tiene una estrategia política que pretende meterse al sistema político con el mismo pensamiento asesino. No se ha cortado el cordón umbilical del “Pensamiento Gonzalo’, sino la reafirma.

La Fiscalía hasta ahora no ha hecho alguna acusación... 

La verdad es que se están demorando bastante. El Ministerio Público hasta ahora no presenta acusación para que el juez decida si esta organización comparte la misma estructura -como sostenemos en el Mininter- de una organización terrorista. Además, la Fiscalía asumió el compromiso de acusar en noviembre; ya termina el mes y no hay nada.

¿Siente que han hecho un trabajo en vano sobre este caso?

La investigación empezó a inicios de 2014. Se hizo un megaoperativo policial. Han pasado más de 4 años y el fiscal (Luis Landa) no termina de presentar su acusación. Es muy serio; ya que, gracias a esa zona gris que se ha formado sobre si han cometido o no apología al terrorismo, aprovechan para realizar acciones que están justo en el límite pero para los fiscales no son acciones de connotación terrorista.

¿No hay una nueva ley para tipificar el delito de apología aprobada por el Congreso? 

En las múltiples intervenciones que ha hecho Dircote contra estas personas del Movadef, el acta fiscal termina liberándolos, señalando que se va hacer la investigación en libertad. El 18 de noviembre, por ejemplo, hace cuatro días, la Dircote detuvo a una persona que estaba repartiendo volantes del Movadef y mostraba una pancarta alusiva. Fue detenido y llevado a la Dircote, pero el fiscal levantó su acta y lo liberó señalando que no había mérito para una investigación.

Entonces, la ley de apología que se ha aprobado no sirve para nada...

Lo que pasa es que, en este caso, toda la literatura que se distribuía, tales como panfletos y pancartas, mencionan al Movadef pero no a Sendero Luminoso expresamente. Por eso, necesitamos que el PJ determine si el Movadef es o no un grupo terrorista. Es importante que la Fiscalía acuse cuanto antes. Están aprovechando el problema de tipificación de los fiscales y jueces sobre lo que sigue siendo hasta ahora Sendero Luminoso. Por eso los simpatizantes del Movadef se sienten impunes.

En los últimos meses, han salido de la cárcel personajes como Maritza Garrido Lecca y Martha Huatay. ¿Hay un seguimiento? 

En lo personal, te diría que ellos debieron purgar cadena perpetua; pero mi convicción democrática me obliga a respetar una sentencia del Poder Judicial. Sin embargo, por supuesto que los órganos de inteligencia del Ministerio del Interior y de la Policía Nacional están absolutamente atentos a lo que puedan realizar en su reincidencia o en su participación de acciones que crucen la línea y los vinculen al terrorismo. Antes de alguna marcha del Movadef, por ejemplo, sabemos quiénes la organizan y conocemos a los involucrados.

Sin embargo, todo queda en seguimiento; no hay resultados... 

Lamentablemente, para la Fiscalía, el activismo que hace el Movadef no es parte de una apología al terrorismo.

El caso del denominado “Mausoleo de Sendero” ha quedado en el aire también...

A eso me refiero cuando exijo que seamos consecuentes al deslindar con el terrorismo. ¿Por qué tanta dilación?, ¿por qué tanta demora desde el PJ? Hay una burocracia interminable para destruir eso. La verdad es que los jueces que tienen esa responsabilidad de ordenar la destrucción y retiro de los restos senderistas son lentos y tenemos la desagradable sensación de observar un sitio que nos recuerda a asesinos. 

DATO

Rubén Vargas, viceministro de orden interno. Abogado, especialista en temas de seguridad y tráfico ilícito de drogas. Realizó cursos en lucha contra el terrorismo y la reforma policial.