Salvador del Solar alcanzó escaso apoyo del Congreso y pone en duda respaldo político

Votos en contra y abstenciones superaron el respaldo que fue el más bajo obtenido por un jefe de Gabinete ministerial en los últimos 19 años
Salvador del Solar alcanzó escaso apoyo del Congreso y pone en duda respaldo político

Salvador del Solar alcanzó escaso apoyo del Congreso y pone en duda respaldo político

06 de Abril del 2019 - 07:09 » Textos: Juan Hidalgo (jhidalgo@grupoepensa.pe) / Sofía López (slopez@grupoepensa) » Fotos: Correo

Pese a que su presentación arrancó algunos aplausos entre los congresistas y que obtuvo la tan esperada investidura, el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar Labarthe, alcanzó un escaso apoyo de la representación nacional, lo que pone en duda el respaldo político que tendrá su futura gestión.

Luego de 16 horas de intenso debate, a la 1:33 de la madrugada de ayer, el pleno del Parlamento sometió a votación la confianza al nuevo Gabinete.

La investidura se entregó tal como los cálculos adelantaban. Lo que las cuentas no anticiparon es que esta se iba a entregar con solo 46 votos a favor, nada menos que 27 en contra y la considerable abstención de 21 parlamentarios. Es decir, fueron menos quienes lo apoyaron frente a quienes le negaron el respaldo o prefirieron no pronunciarse.

Esta cifra marca todo un récord en los últimos 19 años -todo este siglo- debido a que es la más baja que un premier recibió del Congreso para su Gabinete.Son pocos los antecedentes de tan baja adhesión. Un antecedente es el de Carlos Ferrero Costa -en enero del 2004, durante el gobierno de Alejandro Toledo- que obtuvo 49 votos a favor en un quorum de 99 padres de la patria (la investidura se entregó por una mayoría simple al límite) y el de Rosario Fernández Figueroa, quien -muy cerca de Del Solar Labarthe- tuvo luz verde con 47 votos, cero en contra y 28 abstenciones para legitimar su nombramiento en la gestión de Ollanta Humala Tasso.

Radiografía

Los votos a favor del primer ministro correspondieron a las bancadas de Peruanos por el Kambio (7), Unidos por la República (5), Cambio 21 (5), Alianza para el Progreso (5), Acción Popular (4) y la Bancada Liberal (3).En contraste, once legisladores de Fuerza Popular rechazaron al nuevo Consejo de Ministros, mientras que lo propio ocurrió con siete miembros de Nuevo Perú, seis del frente Amplio, dos de Concertación Parlamentaria (2) y un no agrupado.Entre quienes se abstuvieron hubo cinco integrantes del APRA, cuatro de Concertación Parlamentaria y 12 de Fuerza Popular.

"Es suficiente"

No obstante el exiguo respaldo, Salvador del Solar agradeció al Parlamento la investidura.“El objetivo era conseguir la confianza del Congreso. No veníamos pensando en una cantidad de votos. Si los votos que hemos alcanzado son suficientes, es lo que necesitamos para seguir trabajando por el país”, enfatizó.En una conferencia de prensa que brindó acabado el Pleno, agregó que esto le permitirá trabajar por el país.“Hemos acordado, además, tener reuniones periódicas una vez al mes con cada una de las bancadas, con sus voceros o con algunos de sus representantes que quieran venir a estas reuniones para tener una comunicación más fluida, y para acercarnos en esa distancia que siempre es normal en democracia”, manifestó el premier.

Críticas

Sobre el resultado en el debate de la investidura, Gilbert Violeta (Concertación Parlamentaria) opinó que fue una torpeza del jefe de Gabinete de Ministros el enfrentar al Parlamento, como cuando cuestionó el archivamiento, en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, de la investigación al fiscal supremo Pedro Chávarry por la violación de las oficinas lacradas en la Fiscalía de la Nación.“El país necesita que se reivindique el principio de autoridad, que supone tanto como resolver el problema de Las Bambas (...) y que además se exprese en el caso de Fiori... Se debió hablar más de la formalización de la fuerza laboral en el Perú”, dijo a Correo.

Marisol Espinoza (APP) aseguró que el poco apoyo dado significa que el premier deberá rediseñar, con sus ministros, políticas más concretas.A su turno, la fujimorista Alejandra Aramayo afirmó que la actitud de Del Solar no fue dialogante. “Los congresistas esperaban coherencia en el gasto público y la capacidad de gestión para resolver problemas como el de Las Bambas”, remarcó.En la misma línea, Javier Velásquez (APRA) aseguró que los cinco objetivos mencionados en el discurso del presidente del Consejo de Ministros “tienen que ver con conceptos que uno tiene que descifrar”. “No te mencionan nada de educación y pobreza”, añadió.

Víctoria pírrica

Al respecto, el analista político César Campos señaló que el voto de confianza otorgado al Gabinete de Salvador del Solar es un triunfo en el que predominó básicamente la duda.“Esto no se puede comparar con lo ocurrido en el gobierno de Humala cuando Ana Jara recibió una votación elevada de abstención que llevó a una segunda votación”, expresó.

En ese sentido, resaltó que la suma de los votos en contra y las abstenciones son mayoría.“La lectura que tiene que dar el Ejecutivo es que tiene un Congreso con mucha desconfianza y al mismo tiempo el Poder Legislativo tiene que medir que no se encuentra en su mejor momento ante el ojo ciudadano”, resaltó.

Consultado sobre de qué forma se puede interpretar el bajo respaldo que tuvo el premier, Campos sostiene que “se demuestra que hay por lo menos una desconfianza mayoritaria del Parlamento”.“Más allá que el Congreso está mal visto por la ciudadanía, el Poder Ejecutivo tiene que entender que no tiene que hacer caso de aquellos que le recomiendan mantenerse distanciados”, expresó.

Entre tanto, el analista político Jeffrey Radzinsky sostuvo en Canal N que los parlamentarios ya tenían una decisión tomada antes de que el premier solicitara el voto de confianza. “La mayoría de congresistas tenía decidido su voto antes de oír al ministro Del Solar y solo una minoría ha realizado una valoración”, señaló.

Legitimidad

Para Campos, los 46 votos a favor del Gabinete del Solar, “es legal por lo menos”.“Tiene legitimidad en la base legal, porque la mayoría determina una mayoría muy pobre por cierto”, comentó.

En otro momento, sostuvo que “realmente no es una confianza”. “Legalmente es un respaldo con dudas, es un respaldo expectante en función a lo que terminará haciendo en los próximos meses”, manifestó.Además, le recomendó que se centre en temas que se han dejado de lado. “Seguridad ciudadana, garantías para las inversiones, empleos y solucionar temas puntuales”, sentenció.Postura similar tuvo Radzinsky, quien opinó que el titular del Gabinete podría profundizar un poco sobre cuáles sobre los siguientes pasos. “Había temas en la agenda para aprovechar, pero no se hizo”, aseveró.

Lo más leído