Subcomisión aprueba destitución de Kenji, Bocángel y Ramírez

Fuerza Popular y la izquierda votan a favor, mientras que Acción Popular Alianza Para el Progreso, APRA y Peruanos Por el Kambio, se manifestaron en contra

18 de Mayo del 2018 - 07:51 » Textos: Damián Retamozo (dretamozo@grupoepensa.pe) / Glademir Anaya (ganaya@grupoepensa.pe) » Fotos: Andina / Correo

A un paso del desafuero. La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales de Congreso aprobó anoche el informe de la investigación sobre los llamados “mamanivideos”, el cual recomienda la destitución de los congresistas Kenji Fujimori, Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez por presunta infracción de los artículos 35, 38, 39, 43, 44 y 45 de la Constitución.

La recomendación de destitución fue respaldada por diez votos: ocho fujimoristas más Oracio Pacori (NP) y Zacarías Lapa (Frente Amplio). Cinco votaron en contra (Juan Sheput, Gilbert Violeta, García Belaunde, Marisol Espinoza y Javier Velázquez).

El informe acusa también a los mencionados por delitos de cohecho genérico activo (ofrecimiento de dádivas o beneficios a un funcionario público) y tráfico de influencias, según las “Conclusiones del Antejuicio” presentado por el congresista de Fuerza Popular César Segura.

Cabe recordar que los mencionados legisladores fueron grabados por su colega Moisés Mamani en una supuesta confabulación para frustrar el segundo proceso de vacancia del entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski.

EXPOSICIÓN

El legislador delegado, César Segura, argumentó que durante la audiencia se corroboró la intención de dichos congresistas de comprar votos para salvar a Kuczynski de la vacancia.

“A los congresistas denunciados Kenji Fujimori, Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocángel se les imputa que en el ejercicio de sus funciones congresales han incurrido en la comisión de los delitos de cohecho activo genérico y tráfico de influencias (...) por haber ofrecido prebendas a los congresistas Moisés Mamani, Modesto Figueroa y Carlos Ticlla”, indicó Segura ante la Subcomisión.

DEBATE 

El legislador Juan Sheput, de la bancada oficialista, manifestó enfáticamente su “inconformidad” con las conclusiones del informe, a las que atribuyó diversos “defectos”. Argumentó que el mismo “pone en un mismo saco” a los tres investigados sin hacer la debida diferenciación individual, sugiriendo que cada uno de los implicados tuvo una conducta particular.

Imputó al congresista Segura el haber hecho inferencias y deducciones arbitrarias en varios detalles que no coinciden con los hechos. “No se puede destituir del Parlamento a un congresista por renunciar a una bancada”, precisó.

El congresista Oracio Pacori (Nuevo Perú), por el contrario, celebró el informe y fue más allá: pidió que los tres investigados sean inhabilitados por diez años en el ejercicio del cargo público.