​¿Voto de confianza o cierre del Congreso? Estos son los posibles escenarios

La cuestión de confianza fue planteada, ya que el Congreso aun no atiende las cuatro reformas en el sistema judicial y político que anunció en su discurso de 28 de julio
​¿Voto de confianza o cierre del Congreso? Estos son los posibles escenarios

​¿Voto de confianza o cierre del Congreso? Estos son los posibles escenarios

19 de Septiembre del 2018 - 09:57 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: José Luis Cárdenas / Joel Alonzo

El último domingo, a través de un Mensaje a la Nación, el presidente, Martín Vizcarra, generó expectativa en la población y zozobra en los escaños del Congreso de la República al plantear una cuestión de confianza para que se aprueben los cuatro Proyectos de Ley de Reforma Constitucional presentados por el Poder Ejecutivo al Parlamento y que, hasta antes del anuncio del mandatario, parecía no avanzar.

Y llegó el día. Es así que el jefe del Gabinete Ministerial, César Villanueva, se hace presente este miércoles en el Congreso para sustentar la cuestión de confianza, puesto que -según refirió- han "transcurrido más de cuarenta días sin que a dichos proyectos se les haya dado el trámite urgente y prioritario que establece el artículo 105 de la Constitución Política del Perú".

Posibles escenarios

El panorama ha ido cambiando desde que Vizcarra hiciera el anuncio. Bancadas parlamentarias, como Fuerza Popular, que parecían estar en desacuerdo con los proyectos de ley de reforma constitucional, han puesto más celeridad en el debate de estas propuestas. Pero, ¿qué es exactamente la cuestión de confianza y cuáles son sus posibles consecuencias?

Lo que dice la ley

Este recurso está en el artículo 133 de la Constitución Política del Perú: "El presidente del Consejo de Ministros puede plantear ante el Congreso una cuestión de confianza a nombre del Consejo. Si la confianza le es rehusada, o si es censurado, o si renuncia o es removido por el Presidente de la República, se produce la crisis total del Gabinete", dice la Constitución. En ese sentido, según el artículo 134 de la Constitución, si se censura o no niega el voto de confianza a dos gabinetes de un mismo Gobierno, el presidente de la República tiene el derecho a disolver el Congreso.

¿Referéndum o cierre del Congreso?

En otras palabras, si el Pleno del Congreso aprueba los proyectos de ley con 66 votos, habrá referéndum la primera semana de diciembre, el 9 exactamente. No obstante, si el miércoles el Congreso declara improcedente o inadmisible y ni siquiera desea debatir el tema, se considera la confianza como rehusada y el gabinete de César Villanueva cae. Lo mismo ocurre si no alcanza los votos necesarios y se da la censura. 

En ese escenario, el  presidente de Consejo de Ministros renuncia, se nombra un nuevo presidente, quien deberá juramentar al cargo. Por su parte, el jefe de Estado está facultado a disolver el Congreso de la República, quedando únicamente la Comisión Permanente, que funcionará por cuatro meses.

Nuevas elecciones parlamentarias

El decreto de disolución está a cargo del presidente y contiene la convocatoria a elecciones para un nuevo Congreso. Dichas elecciones se realizan dentro de los cuatro meses posteriores a la fecha de la disolución sin que pueda alterarse el sistema electoral preexistente. Disuelto el Congreso se mantiene en funciones la Comisión Permanente, la cual no puede ser disuelta.

Esto significa que de ser disuelto el Congreso de la República, en diciembre de este años se realizarían las elecciones parlamentarias y ya no el referéndum propuesto por el Ejecutivo. "El presidente tiene esas dos opciones: si no le aprueban sus reformas legales, nos vamos a elecciones parlamentarias, no habrá referéndum que tendrá que postergarse, pero tendremos un nuevo Congreso proclamado, probablemente, en enero del próximo año", indicó Rosa María Palacios en La República.

El segundo gabinete que podría ser censurado

En septiembre de 2017, el expremier Fernando Zavala presentó la cuestión de confianza para defender a la entonces ministra de Educación, Marilú Martens. Fuerza Popular había anunciado que presentará una moción de censura en su contra, debido a su manejo de la huelga de maestros, que se extendió por más de 70 días a nivel nacional.

Los maestros exigían un aumento del sueldo base a 2000 soles y que no se despidiera a los profesores que desaprobaran tres veces la evaluación propuesta por el Ministerio. El Gobierno aprobó lo primero y luego se negó a lo segundo. Durante más de tres semanas, los docentes hicieron multitudinarios mítines en la Plaza San Martín. El resultado final fue que el Congreso no le dio visto verde y terminó por generar la crisis del Gabinete con lo que Pedro Pablo Kuczynski tuvo que convocar a uno nuevo.

Lo más leído