Programas sociales de Camisea generan 15 mil puestos de trabajo a nivel nacional

Como parte de sus tareas de responsabilidad social, Camisea ha generado oportunidades laborales en sus zonas de influencia en Pisco y el Bajo Urubamba.
Programas sociales de Camisea generan 15 mil puestos de trabajo a nivel nacional

Desde hace 10 años Camisea promueve el trabajo en las comunidades cercanas a sus plantas de extracción en Pisco y el Bajo Urubamba.

16 de Enero del 2018 - 15:08

En los últimos años el cambio de la matriz energética nacional hacia el gas natural ha generado un plus en la economía peruana. Según Osinerming y la consultora Gas Energy Latin America (GELA), se estima que el uso de gas natural permite un ahorro de US$ 1,164 millones anuales. Pero sus beneficios no se limitan a la reducción de gastos, sino que también dinamiza el empleo y crea nuevos puestos de trabajo.

Desde hace 10 años, Camisea, operado por Pluspetrol, desarrolla programas sociales que tienen dentro de sus objetivos generar empleo en sus zonas de influencia y promover el trabajo en las comunidades nativas aledañas a sus plantas de extracción en Pisco y el Bajo Urubamba (Cusco). A la fecha, estos programas han generado más de 15 mil puestos de trabajo a nivel nacional y 5 mil oportunidades laborales para las comunidades matsiguengas y yines.

Marlene Piñareal, miembro de estas 7 comunidades, es una de las beneficiarias del Programa de Monitoreo Ambiental Comunitario (PMAC), una iniciativa que asesora y capacita técnicamente a los pobladores para realizar monitoreos ambientales y supervisar que se respeten los compromisos socioambientales asumidos por Camisea. Marlene es uno de los 50 monitores que trabajan realizando mediciones y controles en Planta de Gas Malvinas (Bajo Urubamba, Cusco).

“Cuando veo una monitora nueva, me veo a mi misma, la veo como una hija y quiero enseñarle todo lo que yo sé”, comenta Marlene. Gracias al PMAC, en los últimos años, se han formado más mujeres como monitores ambientales, logrando que adquieran nuevos roles y capacidades al interior de sus comunidades. 

El PMAC no es el único caso de éxito laboral impulsado por Camisea en el país. En Pisco, se ha desarrollado la reconstrucción del Desembarcadero San Andrés, como parte del “Modelo de Negocio: Gestión Integral del Desembarcadero de San Andrés a cargo de Pescadores Artesanales”. Un programa de apoyo a la pesca que ha beneficiado a más de 2900 pescadores artesanales. La alianza realizada entre Camisea y el Fondo de Desarrollo Pesquero (FONDEPES) permitió la capacitación de los hombres de mar en el manejo adecuado de la pesca, embarcaciones y motores para mejorar su producción y calidad de vida.

“Gracias a este trabajo pude educar a mis hijos, una hija que es enfermera y un hijo que es pescador igual que yo”, señala Marco Antonio Diaz, buzo extracto y miembro de esta iniciativa social que ha sido reconocida por el Ministerio de la Producción.

Los programas de responsabilidad de Camisea tienen como uno de sus pilares el fomento del empleo y trabajan en la mejora de las capacidades de las personas en las zonas remotas. Conoce más sobre sus iniciativas en el siguiente video y en: http://elalmadecamisea.com/

PUBLIRREPORTAJE