Cáncer de páncreas: signos y síntomas que alertan sobre este mal

Los casos más agresivos tienen pocas probabilidades de vida
Cáncer de páncreas: signos y síntomas que alertan sobre este mal

Cáncer de páncreas: signos y síntomas que alertan sobre este mal

16 de Noviembre del 2018 - 09:57

Como toda enfermedad, detectada a tiempo puede tener cura, así mismo es con el cáncer, sin embargo, el 95% de los casos, si son diagnosticados en etapas avanzadas, los pacientes pueden presentar una sobrevida de hasta 6 meses. 

La detección precoz de este carcinoma es crucial, la localización de este órgano complica la revisión de rutina. Además, en la mayoría de los casos esta enfermedad es confundida con problemas gastrointestinales, advirtieron expertos en el marco del Día Mundial de Cáncer de Páncreas, que se conmemora cada 16 de noviembre.

Los especialistas de la Liga Contra el Cáncer, a través de su campaña “Dale su Lugar al Páncreas”, dieron a conocer las principales señales de alerta que podrían hacernos sospechar de una neoplasia en este lugar del cuerpo.

1.- Ictericia o color amarillo (piel y ojos): 

Que los pacientes se pongan de color amarillos es el síntoma más llamativo. Si el tumor está en la cabeza del páncreas, puede tapar la salida de la bilis y el enfermo tomo un color amarillo. En la mayoría de los casos es una de las principales formas de detectar la enfermedad a tiempo, considerando que este síntoma es el que destaca en gran medida.

2.- Dolor abdominal: 

Es muy posible que un dolor de este tipo no sea nada, pero si continúa durante mucho tiempo, no estaría de más hacerse un chequeo. El dolor se refleja como un dolor en franja, en forma de cinturón. El dolor llega prácticamente hasta la columna vertebral y es muy intenso.

3.- Pérdida de peso: 

Adelgazar inexplicablemente puede ser una señal a la que deberías prestar mucha atención. Si experimentas una pérdida de peso, de apetito o no te sientes satisfecho después de comer, también puede ser un signo de cáncer de páncreas.

4.- Comienzo de una diabetes: 

Aunque esto puede ser un factor que alarme, la diabetes es una enfermedad muy común. La diabetes, en algunos casos se produce en estadios tempranos, pero en otros ya se produce con la enfermedad más avanzada.

Factores de riesgo

La obesidad: El sobrepeso es un factor de riesgo de padecer cáncer pancreático. Las personas que tienen mucho sobrepeso (obesidad) tienen aproximadamente una probabilidad 20% mayor de padecer cáncer de páncreas. Acumular peso alrededor de la cintura puede ser un factor de riesgo incluso en las personas que no tienen mucho sobrepeso.

Consumo de tabaco: El tabaquismo es uno de los factores de riesgo más importantes para el cáncer de páncreas. El riesgo de padecer cáncer de páncreas es aproximadamente el doble de alto entre los fumadores que entre las personas que nunca han fumado. Se cree que entre el 20% y 30% de los cánceres pancreáticos son a causa de fumar cigarrillos. Además, fumar cigarros y pipa también aumenta el riesgo, así como el uso de productos de tabaco de consumo oral (sin humo).

Consumo de alcohol: Algunos estudios han encontrado un vínculo entre el consumo excesivo de alcohol y el cáncer de páncreas. Este vínculo aún no está claro, aunque el consumo excesivo de alcohol puede derivar en condiciones como pancreatitis crónica y cirrosis, las cuales se sabe aumentan el riesgo de cáncer pancreático.

Herencia familiar: El riesgo de padecerlo se incrementa si algún familiar sufrió este tipo de cáncer, pero no es una regla. Se recomienda hacerse exámenes de despistaje periódicamente.

Edad: El riesgo de padecer cáncer de páncreas aumenta conforme la persona envejece. Casi todos los pacientes son mayores de 45 años. Alrededor de dos tercios de los pacientes tienen al menos 65 años.

Consumo excesivo de carnes: Estudios han demostrado que el consumo excesivo de carne y grasas aumentan el riesgo de cáncer de páncreas.

¿Se puede prevenir?

La mejor forma de evitar el cáncer de páncreas es evitando los factores de riesgo y teniendo un estilo de vida saludable como: cuidando nuestro peso, eligiendo alimentos sanos como vegetales y frutas frescas, y evitando carnes rojas, así como los alimentos altos en grasa o azúcares. También es importante evitar el sedentarismo y practicar algún tipo de deporte, así como eliminar el consumo de tabaco y alcohol. 

Lo más leído