Conoce las innovaciones en el tratamiento del cáncer de mama

Especialista explica que maternidad reduce probabilidad de padecer este mal oncológico
Conoce las innovaciones en el tratamiento del cáncer de mama

Conoce las innovaciones en el tratamiento del cáncer de mama

19 de Junio del 2018 - 17:48 » Textos: Johana Ugaz jugaz@grupoepensa.pe

Cada año se detectan, aproximadamente, dos mil nuevos casos de cáncer de mama a nivel nacional. Este mal oncológico no solo afecta a mujeres mayores de 40 años, sino que puede presentarse desde los 25 años, según la Liga contra el Cáncer. Asimismo, esta neoplasia representa la segunda causa de cáncer en mujeres y la tercera en mortalidad, según la Dirección General de Epidemiología del Ministerio de Salud (Minsa).

¿Qué lo ocasiona?

No se conoce hasta la fecha una causa exacta que desencadene el cáncer, menos el de tipo mamario; sin embargo factores de riesgo como “obesidad, tabaquismo, alcoholismo, temprana edad de la menstruación, decidir no tener hijos, la menopausia tardía o terapias hormonales tras la llegada de la menopausia, pueden influir en su desarrollo”, así lo explica Javier Cortés, investigador clínico del Programa de Investigación en Cáncer de Mama y Melanoma en el Vall d’hebron Instituto Oncológico de Barcelona.

Tipos de cáncer

Existen más de 50. No obstante, cuando se habla de cáncer de mama hay cuatro subgrupos: hormonales agresivos, hormonales no agresivos, HER2 (que tienen una proteína específica) y los triplenegativos. El más común es el tumor cancerígeno del tipo hormonal, mientras que el HER2 es considerado uno de los más complicados.

Tratamiento

La medicina ha evolucionado para combatir la complejidad del cáncer. Entre los procedimientos más utilizados se encuentran la quimioterapia, los antihormonales, medicamentos químicos blancos y medicamentos biológicos. Estos últimos son los que proveen de mejor calidad de vida a los pacientes.

Terapias biológicas

Para Cortés, estos fármacos biológicos son elaborados a partir de un organismo vivo que hace posible atacar de manera selectiva a las células enfermas sin dañar a las sanas, logrando así una mejoría en la paciente e incluso, en muchos casos, la cura o remisión de la enfermedad. Un tratamiento que puede curar hasta a las pacientes con cáncer de seno del tipo HER2.

Lo más leído