Día Mundial sin Tabaco: Cinco mitos sobre el consumo de cigarro

Peruanos inician su consumo entre los 8 y 11 años
Día Mundial sin Tabaco: Cinco mitos sobre el consumo de cigarro

Día Mundial sin Tabaco: Cinco mitos sobre el consumo de cigarro

28 de Mayo del 2019 - 16:54 » Textos: Redacción multimedia

Cada 31 de mayo se conmemora el Día Mundial sin Tabaco. Según el estudio poblacional realizado por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA), cada año alrededor de 200 mil peruanos se inician en el consumo de tabaco, entre las edades 8 y 11 años. Esto los expone a padecer diversas enfermedades, como el cáncer.

Muertes

El consumo de cigarros genera 16 mil muertes al año y las cifras no disminuyen por falta de una cultura de prevención. 

El humo de tabaco es un gran problema de salud pública debido a los efectos que genera en el corto y largo plazo. El INEN reporta que cerca de 16,700 peruanos mueren al año por diferentes enfermedades relacionadas con su consumo, entre ellas el cáncer, que en la actualidad es la segunda causa de muerte en el país, señaló José Yachachin, profesor de Medicina de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en todo el mundo, más de 24 millones de adolescentes de entre 13 y 15 años, fuman cigarrillos (más frecuente en varones) y alrededor del 4% usan productos de tabaco sin humo. En las Américas, alrededor de 4,6 millones de adolescentes de entre 13 y 15 años fuman cigarrillos (cifra similar entre varones y mujeres).

En esa línea, Enrique Ferrer, cirujano torácico de Oncosalud, explica algunas de los mitos sobre los efectos del cigarro en el nuestro organismo:

1. Solo da cáncer de pulmón. Falso. 

Diversos estudios médicos han demostrado que fumar está relacionado con la aparición de hasta 14 tipos de cáncer. Esto debido a que las sustancias tóxicas entran a la sangre y se trasladan por todo el cuerpo. Por ese motivo aparecen cánceres en nariz, boca, lengua, esófago, faringe, garganta, laringe, además de pulmón. Sin embargo, también en lugares impensados como mama, cuello uterino, vejiga, páncreas, ovario, estómago.

2. Fumar relaja. Falso.

Fumar genera dependencia, da la falsa sensación de tranquilidad que acaba inmediatamente después de terminar de fumar. Es la nicotina, el cuerpo pedirá fumar con mayor recurrencia y eso generará estrés adicional.

3. Ser fumador social hace menos daño. Falso. 

El fumador social es aquella persona que solo fuma en eventos sociales, pero consumir un solo cigarro periódicamente cuenta con las toxinas suficientes para desarrollar enfermedades respiratorias o cáncer.

4. Quita el frío. Falso.

Durante la época de invierno muchas personas fuman para supuestamente reducir la sensación de frío, pero da un efecto contrario. El cigarro tiene la propiedad de bajar la presión, por lo que luego podrían sentir más frío que el que tenían inicialmente.

Resultado de imagen para fumando frio

5. No hay beneficio en dejarlo. Falso

Apenas 20 minutos después de dejar el cigarro la frecuencia cardíaca y la presión arterial se normalizan, a los tres días el cuerpo elimina todas las toxinas, a los tres meses, la tos desaparece. Todo esto es perfectamente perceptible por el exfumador.

“A corto plazo el consumo de tabaco provoca la disminución de la función pulmonar, tos, sensación de ahogo y reducción de la condición física. En tanto, a largo periodo, genera enfermedades cardiovasculares, enfermedades cerebrovasculares, cáncer de pulmón, cáncer de laringe, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), entre otras”, menciona Yachachin.

Datos:

El riesgo de padecer cáncer de pulmón es de un 20% a 50% más elevado en quienes conviven con personas fumadoras.

La exposición al aire contaminado por el humo del tabaco implica un aumento de 30% de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Casi el 80% de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos bajos o medios.

Lo más leído