Lactancia Materna: Mitos, problemas y recomendaciones (VIDEO)

Un especialista resuelve las dudas y consultas de nuestros usuarios sobre este tema

06 de Agosto del 2019 - 18:41 » Textos: Redacción multimedia » Fotos: Facebook diario Correo

La lactancia materna es de vital importancia para el bebé, durante los 2 años de vida, aunque se alimentará exclusivamente de la leche hasta los 6 meses. Después de ese tiempo, el bebé continuará con la alimentación complementaria a la lactancia materna, sin embargo eso no quiere decir el retiro del alimento materno al bebé.

"La lactancia materna es relevante en la vida del ser humano. Ayuda a prevenir algunas enfermedades a futuro" señaló, Olger Román, secretario científico del Consejo Regional IV del Colegio de Nutricionistas del Perú.

Cuando una mujer ya dio a luz, fisiológicamente está preparada, pues su cuerpo se adapta durante el embarazo, no obstante factores como el estrés pueden influir en la producción de leche. 

Acabo de dar a luz, pero no puedo producir leche

Uno de los motivos para que una mujer no pueda dar de lactar es el estrés al ser primeriza, y para ello debe estar relajada. 

Otra circunstancia es que si la madre no estuvo preparada emocionalmente, como es el caso de la madre soltera, que se trata de la seguridad que deba tener o la casa preparada donde le van dar esa tranquilidad.

También hay algunos alimentos como el café y sus derivados como la gaseosa, que contienen cafeína y el chocolate que inhibe la producción de leche.

Para activar el proceso de lactancia se necesita que el niño succione durante la primera media hora de haber nacido. El bebé tiene el reflejo de lactar, su importancia radica en que la leche materna no es solo un alimento, "es la primer vacuna porque contiene inmunoglobulina que les proporciona los anticuerpos en la sangre", explica el especialista. 

¿Qué se debe consumir para producir leche materna de calidad?

No hay un alimento que se consuma y produzca inmediatamente la leche materna, basta con la alimentación saludable que cubra los requerimientos que las madres necesitan para producir leche, como lo son las frutas y verduras.

Si hay un poco de exceso de peso debido al embarazo, ya se convierte en tejido adiposo, alrededor de las caderas y vale como reservas energéticas para producir la leche materna. Solo no hay exceder en la cantidad de  alimentos poco saludables como los grasas o  los carbohidratos. 

Recomendaciones para proporcionar la leche materna

A veces no se usa la técnica adecuada para darle la leche materna al bebé. 

- Verificar si el bebé está satisfecho. Recuerde que su estómago es del tamaño de su puño.

No hay un horario para darle al bebé la leche materna, lo que se promueve es que la lactancia sea de libre, básicamente lo que el bebé necesita.

- La composición de la leche materna no variará después de una mastitis. Solo hay un cambio en la leche cuando el bebé está enfermo, porque la leche aumenta la cantidad de glóbulos para el lactante.

La hidratación para la lactancia materna es importante. Se recomienda de 8 vasos de agua. Se notará en la orina, cuando el color amarillo es muy concentrado. Si los labios se secan, también es una señal.

Al congelar la leche materna, se lo deriva a un banco de leche o a un congelador, y se lo descongela en baño maría. Es importante que las madres conozcan cómo deben conservar la leche, debido a que buena parte de ellas laboran y no están en casa. Se recomienda el lactario en los centros laborales.

Los nutrientes de la leche materna no van a dejar de serlo, ni van a perder sus propiedades. El destete luego de los dos años es a decisión de la madre y el niño, y no debe de sufrirse por ello.  

Mitos más comunes sobre la leche materna

-A otras madres le salen agua o leche en vez de leche materna. En el caso de la sangre, cuando el niño empieza a succionar y no es adecuada cómo lactan, lo que le causan a la madre alguna herida. En cuanto al agua, en realidad es leche transparente; a los 15 días la leche se torna más amarilla y recibe el nombre de calostro, y en adelante, el color de la leche adquiere un color más blanquecino.

-Si una madre consume ciertos alimentos, no influyen en el sabor de la leche materna, ya que contiene un sabor neutro que es agradable para el bebé. Basta que la madre consuma saludablemente.

-El tamaño de los senos no influye en la cantidad de leche materna. 

-Dar de lactar contribuye a la prevención del cáncer del seno, no es que lo evita.

Lo más leído