Sangre blanca por la grasa de paciente diabético que estuvo a punto de matarlo

La máquina de extracción de sangre se bloqueó. No les quedó a los médicos más que recurrir a un antiguo método
Sangre blanca por la grasa de paciente diabético que estuvo a punto de matarlo

Sangre blanca por la grasa de paciente diabético que estuvo a punto de matarlo

02 de Marzo del 2019 - 17:26 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Multimedia

Un paciente alemán que acudió a urgencias en Colonia y luego de tomarse unas pruebas se descubrió que su sangre era espesa como la miel y completamente blanca, ha sorprendido a la comunidad científica. Precisamente un grupo de médicos alemanes fue el que se encargó de difundir el hecho, publicado en el último número de la revista Annals of Internal Medicine el 26 de febrero, en el que describe un caso extremo de hipertrigliceridemia, o sobresaturación de sangre por triglicéridos.

El paciente diabético de 39 años fue hospitalizado con una variedad de síntomas: vómitos, dolor de cabeza y pérdida de lucidez, y en el hospital perdió conocimiento.

Las pruebas que se le realizaron mostraron una hipertrigliceridemia que se debe a factores desde la genética hasta la diabetes, problemas con el metabolismo y funcionamiento de los riñones.

En condiciones normales, la persona sana debe tener menos de 150 miligramos de triglicéridos por un decilitro de sangre (mg/dL) y una hipertrigliceridemia "muy alta" empieza con 500 mg/dL. En este caso el paciente tenía más de 18.000 mg/dL, 120 veces más del índice normal.

La plasmaféresis, que es el método que trata la extracción, separación del plasma y regreso de las células de la sangre al organismo, usada habitualmente en la cura de la hipertrigliceridemia, fracasó en este caso: la cantidad de grasa acumulada en la sangre bloqueó la máquina.

Así que los médicos, al verse sin opciones, recurrieron a la sangría, un método antiguo que consiste en la extracción controlada de la sangre del cuerpo del paciente.

Extrajeron 2 litros de la sustancia espesa y los reemplazaron con sangre y plasma donados. En dos días el nivel de triglicéridos bajó hasta el punto apropiado para concluir de forma exitosa el tratamiento con la máquina de plasmaféresis.

Lo más leído