"1814: La Rebelión del Cusco": Un videojuego peruano para aprender historia (VIDEO)

¿Alguna vez jugaste "Age of Empires"? Pues bien, un grupo de hábiles jóvenes peruanos ha creado un juego de estrategia en tiempo real que te enseña más sobre el principio de nuestra lucha independentista.

19 de Septiembre del 2014 - 15:45 » Textos: O. Flores Caycho / G. Fernádez

El debate sobre la existencia de beneficios en los videojuegos se ha extendido. Pero mientras algunos discuten si esto es cierto o no, otros prefieren trabajar en proyectos que, con pruebas, logren demostrar sus teorías.

Por: Olga Flores Caycho (@oflorescaycho)

El Grupo Avatar está conformado así por jóvenes que confían en el valor de los juegos de video como agentes de cambio en la sociedad y, por qué no decirlo, como educadores pasivos. De esta forma, diseñaron un entretenimiento al que bautizaron como "1814: La Rebelión del Cusco", una historia que permite al jugador no solo conocer más de este suceso que marcó la historia de nuestro país, sino también sobre las costumbres propias de la época, plasmadas en curiosos personajes.

DiarioCorreo.pe conversó con Johan Baldeón, director del proyecto que, desde las aulas de la Pontificia Universidad Católica del Perú, espera seguir buscando formas de llevar entretenimiento y cultura a los niños y jóvenes del país.

¿Cómo nace la idea de realizar un juego histórico?

La idea salió de forma rápida porque queríamos hacer algo que estuviera relacionado con el centenario de la independencia de nuestro país. Esto fue con iniciativa del profesor Antonio Zapata. La Universidad, dentro de la carrera de ingeniería informática, había estado trabajando el tema de desarrollo de videojuegos en los cursos y vimos la oportunidad de desarrollar este proyecto como parte de un curso de los estudiantes de informática.

Y más que un trabajo informático se nota que hubo una extensa investigación de por medio...

Esto tomó cerca de dos años, lo cual implicó trabajar con desarrollados, informáticos, artistas, historiadores, comunicadores, etc.. Sí, se tuvo que investigar mucho con los expertos.

¿Y por qué tomar Age of Empires como referente?

Cuando pensamos en qué clase de videojuego podría ser, por las experiencias gamers que teníamos, se nos ocurrió que tuviera un parecido con Age of Empires. Y eso nos sirvió como un modelo para el desarrollo, pidiéndole a los estudiantes que hagan mecánicas similares que fueron puliéndose, tanto en personajes como en parte gráfica.

Age of Empires tiene un público fuerte mayor de 15 años... ¿Pero cómo respondieron los niños actuales ante la propuesta?

Al principio solo teníamos como referentes la experiencia de nosotros, como gamers. En la etapa de game designe nos dimos cuenta que a pesar de que el juego tenía mucha similitud con Age of Empires, algunos alumnos tenían interés de realizar el juego mientras que otros lo veían como una tarea académica que había que cumplir. Pero sí, al finalizar la experiencia, el juego si les ayudó a lograr resultados de mejora en su tema de conocimientos con respecto a estos hechos históricos

¿Cómo se desarrollan las partidas?

Aquí tenemos el inicio del juego, con unas presentaciones que te tratan de contar el contexto, lo que pasaba en esa época, quiénes eran los hermanos Angulo, qué cosa se estaba realizando el 3 de agosto de dicho año, y luego ya se entra a un pequeño trailer de cómo es que realizaron la rebelión en sí.

Me gustó mucho que los personajes conserven características que uno lee en los libros. ¿Han tenido que hacer un identikit para cada personaje? ¿Quiénes participaron en el diseño?

El arte fue pensado desde el inicio del proyecto. No solo queríamos transmitir el hecho de la rebelión, sino también mostrar como se vestían, qué costumbres habían. Para poder definir que la arma de un indígena era un rejón, tuvimos que investigar. Antonio Zapata, nuestro historiador, contó que un rejón consistía en unas púas que servían de rejas en las casas de la élite. Los indios las sacaban, pulían las puntas, y eso servía como arma de batalla. Entonces, con esas fuentes, los artistas pudieron armar los instrumentos. También se tuvo que hacer revisión bibliográfica de distintas fuentes para ver cuáles eran las costumbres que tenían en cuestión de vestimenta. Estaba la rabona por ejemplo, que era una señora indígena, esposa de uno de los combatientes que participaba en la rebelión, y cumplía la función de ayudar y llevar alimentación a los que luchaban. Además curaba a los enfermos y heridos.

Que el juego sea de libre descarga ayuda bastante a su difusión...

El juego es de libre descarga porque fue una decisión que tomamos dentro del proyecto para poder promover y difundir. La universidad, como institución educativa, tiene como fin difundir y dar a conocer los desarrollos que está haciendo para el bien de la sociedad, y decidimos que tenía que seguir esa línea. Fue hecho con herramientas de acceso libre, gratuitas, y con esta temática es que hemos liberado el juego. El uso del juego es para fines educativos. Y no solo se puede descargar, nosotros hemos distribuido varios CDS con el juego para que se puedan instalar y que las personas puedan compartirlo.

¿Han visto cómo reacciona un niño ante el juego?

Parte del desarrollo de este juego es la evaluación del mismo. Esto implicó ver los resultados que se iban logrando los estudiantes en base a la experiencia que tenía frente al juego. Así nos dimos cuenta que el reto histórico que tenían al frente los emocionaba porque estaban haciendo algo divertido y a la vez estaban recordando cosas importantes como la fecha, quién era el personaje principal, cómo era la ciudad en la época, las costumbres, la vestimenta. Las personas pueden imaginar lo que sucedió en base a lo que leen, pero ahora el estudiante deja de ser un simple espectador y se convierte en un jugador/protagonista.

Por ponerte un ejemplo, mi pequeño de 5 años juega en mi casa y él me pide los fines de semana: "papá quiero jugar 1814; la rebelión del Cusco". ¡Yo a su edad qué iba a saber qué cosa pasó en 1814 o quienes eran los hermanos Angulo!

Hay una larga discusión en torno a la educación a través de los videojuegos. ¿Ustedes cómo lo han tomado?

Todo en exceso es malo. Si yo a mi pequeño le digo todos los días de la semana "apenas llegues del colegio ponte a jugar", tendrá una repercusión negativa definitivamente, y creo que dependiendo de como uno enfoque estas herramientas, podrías conseguir logros, resultados. El juego depende de cómo lo utilices. Sirve para entretener y poder trabajar el tema de los retos, definir una estrategia, definir un estilo de cómo vas a avanzar para cumplir un cierto objetivo, pero esto debe ser dosificado de la manera correcta.

¿El grupo está pensando hacer tal vez una precuela o secuela?

Sí, ya estamos trabajando de manera más formal en el desarrollo de un videojuego, bien una precuela o secuela de la Rebelión del Cusco, ya con fases bien establecidas, con responsabilidades mayores. Estamos pensando hacer un juego por turnos, utilizando modelos tridimensionales, ya enmarcado en lo que debería ser la celebración del bicentenario de la independencia.

¿Y otros proyectos en los que estén trabajando?

Tenemos varios proyectos, entre ellos videojuegos, trabajando con entornos virtuales, uso de tecnologías de realidad aumentada. Tenemos dos juegos ya terminados, uno que se llama "Evil Wizard", que es un videojuego hecho por chicos de aquí de la universidad, chicos de comunicaciones, de informática, arte, que cuenta una historia de fantasía donde para resolver los retos tienes que conocer el idioma inglés. Y si no conoces, te motiva a que aprendas un poco más. El juego ya está liberado y se puede descargar en la página web del Grupo Avatar.

Por último, y ya una apreciación general, ¿Cómo ven la industria del videojuego acá en el país?

Yo te diría que los videojuegos con un tema que ya los países más desarrollados ven como carrera, como profesión. Nosotros como PUCP tuvimos el reto de armar una primera diplomatura en desarrollo de juegos, donde se propuso juntar tres especialidades y a las personas interesadas en el tema para la creación de juegos. Esperamos que nuestra diplomatura evolucione para, probablemente de aquí a unos años, se convierta en una carrera completa dentro de la universidad o una especialización de posgrado.

DESCÁRGALO TÚ TAMBIÉN

"1814: La Rebelión del Cusco" se puede descargar de forma gratuita en el siguiente ENLACE. Para jugarlo solo necesitas:

Procesador: Dual Core

Memoria RAM: 2GB a más

Máquina virtual de JAVA

Espacio en disco duro: 400MB a más

Sistema Operativo: Windows XP o Windows 7