Foto mortal: Muere más gente por tomarse selfies que por ataques de tiburón

La fiebre por los selfies se ha convertido en epidemia que ya está cobrando varias vidas.

06 de Julio del 2016 - 20:27 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: AFP

La semana pasada dos turistas murieron en nuestro país mientras visitaban Machu Picchu y las cataratas de Gocta respectivamente ambos cayeron a un precipicio por el mismo motivo: intentaban tomarse una selfie y buscando el mejor ángulo no midieron el peligro.

Incluso, de acuerdo a la Dirección Regional de Cultura del Cusco, el alemán Oliver Park ingresó en una zona restringida para los visitantes cerca al barranco para tomarse la autofoto que terminó siendo mortal.

Estos dos casos no son aislados, sino que forman parte de una epidemia que ya ha causado decenas de muertes en todo el mundo, la mayoría de ellas absurdas, convirtiendo lo que debería ser un viaje recreativo en una tragedia.

De acuerdo al profesor de psicología de la Universidad Estatal de Iowa Zlatan Krizan, el motivo por el cual las personas arriesgan su vida para tomarse el mejor selfie tiene mucho que ver con un concepto llamado “comparación social competitiva”, es decir tratar de superar a sus amigos y demostrar, sobretodo en sus redes sociales, que sus vidas son mucho más interesantes. En un gran porcentaje esto se realiza de manera inconsciente.

“Nadie quiere quedarse atrás”, señaló a Live Science.

Esta locura por tomarse selfies en lugares peligrosos, solo para mostrarlo a sus contactos, ha dado paso a un gran número de muertes que solo en este año ya han superado las 20 y muchas de ellas por hechos absurdos. Las causas de la muerte en busca de la mejor selfie va desde atropellos por trenes, hasta ser pisoteados por elefantes, pasando por estrellar autos o aviones, caer de puentes o acantilados entre otros.

Basta recordar que en diciembre del 2014 un joven se convirtió en viral tras ser golpeado por el conductor del tren a Machu Picchu quien en su intento de evitar un accidente no tuvo mejor idea que sacar su pierna y pegarle en la cabeza, cuando el turista intentaba sacarse un selfie que podría haber sido mortal.

De acuerdo al portal Mashable, quien realizó un estudio sobre este hecho, solo en el 2015 murió más gente por tomarse selfies que por ataques de tiburones.

Esta causa de muerte ha aumentado tras el boom del “selfie stick”, sobretodo cuando realizan lanzamientos desde puentes, ya que prefieren seguir agarrando el palo que agarrarse de algún lugar.

Lo más leído