Temas

El Congreso prolonga la agonía del contralor Edgar Alarcón hasta el lunes

La próxima semana se define su remoción. La Comisión Permanente decide postergar el debate para esperar los descargos del titular de la entidad de control, quien debe presentarse para responder por cuestionamientos sobre obtención de su título profesional
El Congreso prolonga la agonía del contralor Edgar Alarcón hasta el lunes

El Congreso prolonga la agonía del contralor Edgar Alarcón hasta el lunes

29 de Junio del 2017 - 07:45 » Textos: Oscar Cornetero / Juan Hidalgo » Fotos: Correo / Karina Mendoza

Aunque se esperaba que la Comisión Permanente tomara hoy una decisión en torno a la remoción del contralor general de la República, Edgar Alarcón, por el conjunto de cuestionamientos que enfrenta, dicha instancia del Congreso decidió postergar el debate respectivo hasta el lunes 3 de julio, cuando el alto funcionario pueda asistir al Palacio Legislativo y ofrecer sus descargos sobre la manera supuestamente fraudulenta en la que obtuvo su título profesional.

En efecto, aunque la subcomisión del Parlamento que evaluó el respectivo pedido de remoción recomendó apartar a Edgar Alarcón, las bancadas de Fuerza Popular, el APRA y el Frente Amplio se manifestaron a favor de que se le cite primero antes de que se emita una decisión final, en cautela del debido proceso. En contraste, los miembros de Peruanos Por el Kambio (PPK) se opusieron, así como los de Alianza Para el Progreso (APP).

Durante el largo debate que originó esta solicitud, se informó que el Legislativo invitó al Contralor para que dé su versión sobre la manera en la que obtuvo su título, pero que este respondió que se encontraba viajando a Ica y que solo podría asistir en su lugar su abogado.

En consecuencia, y en atención a tal pedido, la presidenta del Congreso, Luz Salgado, decidió que Edgar Alarcón declare ante la Comisión Permanente este lunes a las 9:30 de la mañana, luego de lo cual procedió a cerrar la sesión.

CUATRO CAUSALES. Horas antes, el congresista Marco Arana (FA), quien encabezó la subcomisión a cargo de evaluar el caso del alto funcionario, sustentó el informe final del grupo de trabajo y concluyó que hay elementos para afirmar que hubo faltas graves que ameritan su salida.

En total, el vocero del Frente Amplio detalló que son cuatro las causales por las que se recomienda su destitución, entre ellas el intento de “sometimiento” a un funcionario subalterno, el auditor Walter Grados, para evitar que este denuncie un hecho irregular en su contra, en este caso la compra con fines de venta de 90 vehículos, así como la cuantiosa liquidación de S/127 mil que el Contralor le otorgó a Marcela Mejía Franco, con quien se relacionó sentimentalmente e incluso tuvo dos hijos.

También resalta el caso de la “transgresión” en la que incurrió Edgar Alarcón por efectuar operaciones comerciales con un proveedor de la entidad, Juan Carlos Capcha Velásquez, a quien le compró dos camionetas.

Otro punto en su contra es la omisión en la presentación de sus declaraciones juradas de bienes y rentas, mientras que la cuarta causal apunta a los cuestionamientos que enfrenta en la obtención de su título profesional de contador, trámite que la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA) calificó de “fraudulento”.

CUENTA REGRESIVA. Luego de la decisión de postergar el debate, el congresista fujimorista Héctor Becerril aseguró que este lunes se definirá el destino del Contralor “sí o sí”.

Agregó que la postergación del debate obedece a una intención de cuidar el debido proceso y evitar así que la Comisión Permanente decida el futuro de Alarcón sin antes haberlo escuchado en el caso de su título, pues en el resto de cuestionamientos ya ofreció sus descargos en el Congreso.

En la orilla opuesta, Juan Sheput (PPK) sostuvo que la decisión de apartar o no al alto funcionario debió tomarse ayer, pues ya el grupo de trabajo encargado de evaluar su situación había recomendado removerlo.

Argumentó, por ejemplo, que el pronunciamiento de la UNSA sobre el título del Contralor es suficiente como para adoptar una posición al respecto.