Damián Alcázar: “No tenía dudas de hacer esta película”

El veterano intérprete mexicano nos habla de su rol protagónico en Magallanes, ópera prima del actor peruano Salvador del Solar.
Damián Alcázar: “No tenía dudas de hacer esta película”

Damián Alcázar: “No tenía dudas de hacer esta película”

12 de Agosto del 2015 - 10:20 » Textos: Carlos Narciso Napán enarciso@grupoepensa.pe » Fotos: Franchesca Chacón

El experimentado actor mexicano Damián Alcázar, reconocido intérprete del cine latinoamericano, regresó a nuestro país para ver el resultado de la película que protagoniza: Magallanes, ópera primera del actor y director peruano Salvador del Solar, que se estrena a nivel nacional el próximo 20 de agosto.

Salvador del Solar: “Me siento orgulloso de mi perseverancia”

En el drama, que compite en la sección oficial de ficción en el 19° Festival de Cine de Lima, Alcázar encarna a un exmilitar que busca redimir su culpa por la violación que sufrió Celina (Magaly Solier) durante el conflicto armado en Ayacucho. El intérprete nos da detalles de su participación.

Salvador del Solar: “El Perú debe darle importancia a su ficción”

¿Qué le convenció para participar en la primera película de Salvador del Solar?

La historia. Es sensacional. El guión que leí era maravilloso. Me quedé pasmado de la potencia y de la fuerza del personaje, tan complejo y tan rico. Ya no tenía dudas de que quería hacer esta película. A Salvador tenía poco tiempo de conocerlo. Vi su trabajo hace muchos años en Pantaleón y las visitadores (2000), pero al ver la historia que tenía, dije: “Seguramente este muchacho es muy sensible. Y ¡oh, sorpresa! Maravilloso director.

¿Qué le atrajo del personaje?

Yo soy un actor latinoamericano, nací en el norte nada más. Y Perú, que es un país entrañable, me encanta. Hacer de peruano, tocarme el tema de la guerra de Ayacucho, aunque sea como trasfondo en la historia, y recordar lo que fue Sendero Luminoso y en lo que se convirtió, saber además de los horrores que hacen nuestros ejércitos con los ciudadanos, todo esto me decían: “Yo quiero hacer esta historia”. Pensaba en la redención del personaje, de un victimario frente a su víctima, en la búsqueda del perdón. Eso me parece un estadio muy importante que pueda sanar a la sociedad. Yo intuía todo esto en esta historia.

¿Qué le interesa de una película cada vez que le proponen actuar en una?

Primero, los contenidos. Tengo muchas cosas de qué hablarle a la audiencia. Me parecen importante estos contenidos. No me importa si la película va a ser exitosa o si es divertida, o si es perezosa; el chiste es que el contenido que tenga sea importante para la audiencia.

¿Tampoco importa que sea un director debutante?

No. Eso es maravilloso. Después de la de Salvador, llegué a México a hacer otra ópera prima de un muchacho mexicano. Me encanta hacer óperas primas porque ellos vienen muy frescos, con una pasión por el cine, por narrar su historia. Si me llaman es porque me tienen confianza. El caso de Salvador fue este. Eso lo hace a uno sentirse reconfortado y, además, te exige un compromiso fuerte para de estar a la altura del proyecto.

¿Y qué tal la química con Magaly Solier? Es la primera vez que actúa con ella.

Sí. Para mí fue una sorpresa encontrar a este portento de mujercita, extraordinaria, con un talento y un alma cristalina que surge cuando estás con ella en esta atmósfera; es un cristal que intuye perfectamente y se convierte en el personaje. Es una cosa totalmente extraña, porque yo creo que hay muy poca gente con esa capacidad. Es ella. Y está tan a fondo que a ti no te cabe duda de que tienes que cuidarla y responder a lo que le está surgiendo. Es un fuego constante. Es maravillosa.

Pese a estos esfuerzos, el cine hollywoodense sigue adueñándose de las salas...

En cine hollywoodense ha sido y sigue siendo un vehículo para exportar su ideología. Pero el talento no tiene fronteras. Aquí encontré a este joven, Salvador del Solar, que me parece que les va a sorprender a todos los peruanos, porque ustedes tienen un nuevo director, es contundente, extraordinario, sensible e inteligente. Parecía que estaba con un director experimentado, y casi obsesivo con los detalles.

“No importa si la película va a ser exitosa, o si es divertida o perezosa; el chiste es que el contenido sea importante”

Damián Alcázar

Actor

El intérprete mexicano, de 62 años, debutó en el cine en 1987 con Pasa en las mejores familias y ha actuado en más de 50 películas de su país y de América Latina.

Lo más leído