Señora de Cao: la única mujer que gobernó en América

Para conocer más sobre cómo se empoderó a esta señora, conversamos con su descubridor, Régulo Franco
Señora de Cao: la única mujer que gobernó en América

Señora de Cao: la única mujer que gobernó en América

16 de Julio del 2017 - 16:31 » Textos: Omar Aliaga Loje » Fotos: Ministerio de Cultura

Hace pocos días, el Ministerio de Cultura presentó el rostro de la Señora de Cao, uno de los hallazgos arqueológicos más importantes del siglo XXI y que demostraría que la mujer gobernó en algún momento una región del Antiguo Perú. Uno de los artífices de este descubrimiento es el arqueólogo Régulo Franco Jordán, profesional egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

¿Quién es la Señora de Cao? 

Ella asumió el poder político religioso de ciudad Moche, en el valle de Chicama. Es bueno decir que no es todo el territorio moche (desde Piura hasta el valle Nepeña, 600 kilómetros). Cada valle tenía su dignatario, tenía su gobernante hombre o mujer. Con la llegada de la Señora de Cao podemos hablar de mujeres que gobernaron esas sociedades. Ella, según la cronología absoluta de radiocarbono, vivió entre los 300 y 400 años después de Cristo.

¿La Señora de Cao fue una gobernante común? 

Estamos hablando de un Moche temprano. Unos 1700 años de antigüedad, cuando ella gobernaba Chicama. La tumba de ella no estaba en cualquier sitio, estaba dentro del templo mayor y en el interior de un recinto mausoleo completamente ornamentado con representaciones sagradas que formaban parte de la cosmovisión de ellos.

¿Es la única mujer que gobernó en Moche? 

Se supone que también debió haber más de una gobernante mujer. Nosotros no vamos a tener mayor información si no descubrimos más tumbas de mujeres del nivel que tiene ella. Lamentablemente, no tenemos escritura. Los arqueólogos nos convertimos en una suerte de magos que hacemos hablar a los muertos, gracias a nuestras investigaciones científicas. Por el momento, podríamos decir que sí había la costumbre de nombrar como gobernantes a mujeres.

¿Sí existía esa costumbre? 

Por lo menos tenemos referencias históricas en el siglo XVI, cuando se habla de las famosas capullanas que vivieron en Piura y en el valle Lambayeque, las cuales eran unas mujeres que usaban capús de color negro desde el cuello hasta los tobillos, usaban cabello largo, eran muy hermosas; y que tenían el mando de ciertos señoríos. En otros casos, cogían el mando después de que fallecía su pareja, entonces sí se habla de mujeres de poder en el siglo XVI, lo que no teníamos era una tumba en tiempos prehispánicos de una mujer poderosa como la Señora de Cao. Es la única mujer gobernante por lo menos en toda América. No hay otros sitios donde se hayan encontrado mujeres de esta categoría.

¿Es posible que ocurra un caso insular? 

Estaríamos divagando mucho, pero los arqueólogos vamos a la evidencia. Esa es la evidencia que tenemos hoy y nos llena de orgullo que tengamos a una mujer que haya gobernado la costa norte del Perú.

¿Era un gobierno religioso y político? 

No olvidemos que la religión en el Antiguo Perú era uno de los aspectos más importantes de la ideología de ellos. Por eso la presencia de grandes centros ceremoniales, de templos mayores y menores, mecas religiosas, donde ellos peregrinaban para venerar a sus divinidades, a sus ancestros, a estos entes celestiales. A través de la religión se manejaba el poder, desde épocas muy tempranas. Ahí estaba el aspecto político, económico, el tema de la reciprocidad, de la distribución de los productos, porque toda acción laboral tenía relación con los dioses. Las cosechas eran agradecidas a los dioses.

¿Ella murió cuando era joven? 

Aparentemente, sí. El doctor John Verano indicó que la vida promedio de los mochicas era 55 años. Él ha indicado que la Señora de Cao murió entre los 25 y 30 años, póngale 30 años, ya había vivido bastante para esa época. No había la tecnología de hoy, el mundo anda muy rápido, era otro sistema de vida, donde los pueblos y las sociedades vivían en estrecha armonía con la naturaleza. 

Vivían como adultos a muy temprana edad. Tenían ciertos patrones, costumbres, creencias, que se han ido perdiendo desde el siglo XVI. Ella fue empoderada desde muy temprana edad. Ella desde que nació fue elegida y la fueron formando. Fue creciendo con esa formación sólida, para el futuro.

¿Algún linaje, alguna particularidad? 

Debe ser de un linaje que gobernaba y nació ella. Ella fue elegida, creció y fue empoderada. Ella estuvo a cargo del destino de todas las poblaciones del valle de Chicama hasta 1700 años atrás.

¿Cuál ha sido la razón por la que murió? 

El doctor Jordi Esteban, de la Universidad de Barcelona, se encargó de hacer ese estudio específico. Ella tenía una distensión en el abdomen y eso se debe a que ella estuvo embarazada, entonces el doctor Esteban, quien tiene mucha experiencia en pacientes vivos en España similares a este caso de la Señora de Cao, define que ella murió en posparto, tuvo una preeclampsia, se le complicó su salud y terminó con una eclampsia, acabó su vida, murió con convulsiones, por eso las manos no las tiene en posición normal, sino un poco quebradas, y esos son hábitos de una mujer que muere como producto de una eclampsia. La incógnita es si el niño o la niña se salvó. Ya no sabemos más.

¿Cuál es la comparación con el Señor de Sipán? 

Tienen el mismo rango, pero no son contemporáneos. Sin embargo, el viejo Señor de Sipán es contemporáneo con la Señora de Cao, tanto así que hay la posibilidad de que debieron haberse conocido, visitado en ese tiempo, pudieron haber hecho comercio. Pero también es cierto que había dos territorios Moche, el Moche norteño, de Jequetepeque, más al norte, y el Moche sureño, de Jequetepeque al sur. Eso se ve en la arquitectura y cerámica, mas no en las creencias y costumbres y ciertas conductas religiosas, era un patrón de la sociedad Moche.

¿El trabajo de la reconstrucción del rostro se basa en los estudios que han hecho? 

Por supuesto. También hemos usado fotografías antiguas de Brunning, fotografías tomadas por Rafael Larco Hoyle, fotografías de mujeres actuales con rostros moches que viven en Magdalena de Cao, de la campiña de Moche, quienes son descendientes y tienen la misma raza, es una raza fuerte y más pura. Uno ve el rostro de esas mujeres, hombres y niños, son los mismos rostros que estamos viendo en los huacos de los museos.

Se han usado esas fotos. Han trabajado 30 especialistas, han participado arqueólogos, antropólogos forenses, antropólogos físicos -como el doctor John Verano-, artistas plásticos y quien finalmente le dio el acabado fue Edy Mérida. Ha sido un trabajo sistemático, científico. Es el resultado de años de estudios.

Estamos 27 años en el complejo El Brujo, creo que hemos avanzado bastante y hemos obtenido conocimientos para compartirlos con el mundo entero y sobre todo tenemos un descubrimiento que nos llena de orgullo.

¿Cómo describe a la Señora de Cao? 

Yo la describiría como una mujer con buen semblante, una mujer seria, que no bajaba fácilmente los ojos, que amaba mucho a su pueblo; pero, además, una mujer muy religiosa en conexión total con el cosmos y las divinidades, y de eso hablan mucho los tatuajes que tienen en los brazos y antebrazos. Tiene los animales de poder impregnados en su piel, eso dice mucho sobre esa mujer, que maneja todos los campos. Lo importante es que las mujeres se están empoderando.

Sería muy positivo que termine siendo un símbolo del norteño. 

Ya está siéndolo. La Señora de Cao manejaba no solamente el tema político y religioso, parece también que maneja muy bien el curanderismo. Entonces, están viniendo maestros y maestras de todo el mundo, le traen flores, le rezan, le cantan, le danzan. Ya estamos preparando espacios para estas personas. Estamos preparando una ruta mística, una plataforma ceremonial. Vamos a dejar una réplica de la imagen de la Señora de Cao y la idea es que El Brujo se convierta, en los próximos años, en un gran centro de peregrinación y podamos manejar el turismo místico. Sobre todo porque el sitio se llama El Brujo, tierra de curanderos y curanderas.

¿Ha soñado con la Señora de Cao? 

No. Nunca he soñado, prefiero verla de frente. Estoy feliz y me siento muy orgulloso de haber sido parte de su descubrimiento.

PERFIL

Régulo Franco

Arqueólogo a cargo de las investigaciones en el complejo El Brujo

Desde hace 27 años viene trabajando en el complejo El Brujo, donde en el 2006se dio a conocer el descubrimiento de la Señora de Cao.

CIFRAS

10 meses se necesitaron para conocer el rostro de la Dama de Cao.

30 años habría tenido la Señora de Cao cuando falleció.

Te puede interesar:

La Libertad: Auguran incremento del turismo tras la develación del rostro de la Señora de Cao

Señora de Cao: Así fue el proceso de recrear el rostro de la importante mujer mochica (FOTOS)