Tanatoturismo: la búsqueda de vivencias siniestras

Destinos turísticos poco comunes y hasta escalofriantes. Cada vez más personas optan por vivir este tipo de experiencias que escapan de lo convencional. Visitas incluyen zonas de torturas o cementerios
Tanatoturismo: la búsqueda de vivencias siniestras

Tanatoturismo: la búsqueda de vivencias siniestras

26 de Agosto del 2018 - 16:03 » Textos: Johana Ugaz (jugaz@grupoepensa.pe)

Cuando una persona planea un viaje, entre sus primeras motivaciones está visitar los sitios más representativos y populares del destino elegido. Algunos, como parte de la experiencia, optan por servicios que les permitan ver de cerca las costumbres y tradiciones de los lugareños. Sin embargo, existe otro tipo de turismo, con un enfoque distinto y que muestra la cara poco conocida de las ciudades, las historias que guardan esos monumentos y toda la carga emocional que hay en su interior.

Historia

El término tanatoturismo es acuñado en 1996 por Philip Stone, profesor de la Universidad de Central Lancashire, y tiene dos enfoques: “El tanatoturismo está relacionado con la muerte; mientras que el turismo negro u oscuro tiene como motivación la experiencia con lo extraño. Existe la necesidad de tener nuevas aventuras; esto lleva a las personas a reflexionar sobre los hechos de muerte”, explica Inés Vicuña, docente del curso Operación de Agencias de Viajes de la Extensión y Proyección Universitaria de la Universidad San Martín de Porres.

Reflexión

En el Perú, el Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM) del Ministerio de Cultura es un espacio destinado a la conmemoración de las víctimas por el conflicto armado interno que golpeó el país desde el año 1980 al 2000. Asimismo, los cementerios son visitados no solo por familiares, sino también por turistas a quienes les interesa conocer el lugar de reposo final de escritores, santos, héroes de guerra, músicos, artistas, entre otros. “No se trata de un enfoque morboso sobre la muerte, sino de conocer un hecho trágico, y a partir de ello generar reflexiones para que no se repita. Hay que tomar en cuenta que en este tipo de turismo están lugares donde hubo mucha violencia por la mano del hombre y por la naturaleza”, comenta.

Perfil

Este tipo de turistas “son personas que han leído, estudiado; jóvenes de mediana edad; personas que quieren asumir este sufrimiento y vivir esta experiencia”, comenta Vicuña.

Lugares

Agencias de turismo ofrecen visitas guiadas nocturnas al Cementerio Presbítero Matías Maestro, donde se simulan actividades paranormales para el disfrute de los turistas. Asimismo en Áncash, la ciudad de Yungay es concurrida por estar sepultada desde 1970 producto del terremoto que azotó a esta región y estuvo seguido de un aluvión. Setenta mil personas perdieron la vida en esta tragedia.

Lo más leído