¿Qué implicaría para el Perú elevar la meta de déficit fiscal?

El Ministro de Economía indicó que la meta de 2,5%, proyectada para este año, puede ampliarse por desastres naturales
¿Qué implicaría para el Perú elevar la meta de déficit fiscal?

¿Qué implicaría para el Perú elevar la meta de déficit fiscal?

03 de Abril del 2017 - 09:00 » Textos: Maria Claudia Medina

En declaraciones tomadas el sábado 1 de abril desde Asunción (Paraguay), el ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, le comentó a la agencia Reuters que el Ejecutivo está preparando un proyecto de ley para presentarlo al Congreso a fin de que se les permita elevar la meta de déficit fiscal que se planteó a inicios de año, sin precisar para qué año se daría esta ampliación.

El déficit fiscal, o la diferencia entre los ingresos que el Estado recibe y lo que gasta, actualmente representa 2,7% del PBI (febrero de 2017) o S/ 1,450 millones. Este monto está ligeramente por debajo del promedio de América Latina y el Caribe, que se situó en 3% del PBI en el 2016 (Cepal). 

Cabe señalar que la meta que el Ejecutivo se planteó para cerrar este año fue de 2,5% del PBI y en agosto del año pasado la trayectoria que iba a seguir este déficit hacia el 2021 fue planteada al Congreso, y posteriormente aprobada, dentro de la Ley de Fortalecimiento de la Responsabilidad y Transparencia Fiscal. Esta meta le iba a permitir converger hacia 1% al final del periodo gubernamental.

¿Qué ocurre cuando aumenta el déficit?

Como lo indicó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un reporte del último trimestre de 2016, la ampliación del déficit en la región sudamericana obedece a mayores gastos, pero también a la caída de los ingresos o la recaudación. 

De acuerdo al último reporte de inflación del Banco Central de Reserva (BCR), los ingresos corrientes del gobierno general en 2016 cayeron 4,1% en términos reales, y fueron equivalentes a 18,5% del PBI. Este deterioro se debió, por un lado, a la desaceleración de la demanda interna, pero también a un incremento en las devoluciones de impuestos, particularmente sobre el Impuesto General a las Ventas (IGV).

Teniendo en cuenta estos ingresos y todo el paquete de medidas que el Ejecutivo aprobó para ampliar sus niveles de recaudación, el ente emisor proyectó para este año que los ingresos corrientes representarán 18,9% del PBI, y para 2018 se reducirá a 18,6% del PBI. 

Por otro lado, aunque todavía no se tiene claro cuánto costará reparar lo perdido por efecto del Niño Costero, está claro que se necesitará de mayor inversión estatal o gasto de capital que lo considerado en el presupuesto público a inicios de año. Con lo cual, el BCR ya proyecta una elevación del déficit para los próximos dos años: 2,8% del PBI en 2017 y de 2,6% del PBI en 2018.

Desayunos de Correo

Lo más leído