Año de tropiezos para Alfredo Zegarra y obras inconclusas

Varios proyectos estancados y una obra con 40 observaciones dejó la comuna provincial
Año de tropiezos para Alfredo Zegarra y obras inconclusas

Año de tropiezos para Alfredo Zegarra y obras inconclusas

29 de Diciembre del 2017 - 08:30 » Textos: Brenda Flores Castro » Fotos: Correo

“Ha sido un año de problemas y dificultades”, así describió Alfredo Zegarra a su penúltimo año de gestión como alcalde de Arequipa, que explicaría la razón por la que la municipalidad provincial cierra el 2017 con 55.1% de ejecución de presupuesto y solo dos obras de envergadura que fueron liquidadas, como son la Restauración del Callejón de los Huesitos y el Centro de Adicciones Moisés Heresi, según el último reporte de la página de transparencia del Ministerio de Economía y Finanzas.

El primer tropiezo fue el intercambio vial de las avenidas Dolores, La Salud y Los Incas, que significó la inversión de 27 millones 524 mil 947 soles y que debió entregarse, con las ampliaciones de plazo, el 26 de setiembre, sin embargo, hasta hoy no fue recibida, debido a que el Comité de Recepción de obra encontró un total de 40 problemas técnicos en los trabajos realizados por el Consorcio Vial AQP, que significaba una probabilidad alta de accidentes de tránsito.

El caso del viaducto Salaverry-Malecón Socabaya fue uno de los más controversiales, al ser un proyecto que desde el inicio tuvo la oposición de los vecinos, los cuestionamientos de la Contraloría de la República, los colegios profesionales, no contaba con el Estudio de Impacto Ambiental ni con el permiso de Cultura. Todo ello obligó al alcalde Alfredo Zegarra a anular la licitación de ejecución de la obra y disolver el convenio con el Organismo Internacional para las Migraciones.

Los intercambios viales de la avenidas Avelino Cáceres y Alcides Carrión y Juan de la Torre, también tenía previsto desarrollarse este año, sin embargo, no se dieron. En el primer proyecto, los comerciantes salieron al frente a retirar a los obreros que pensaban iniciar los trabajos este mes, es así que la MPA tuvo que ceder a los reclamos y suspender las labores hasta enero de 2018.

Las mencionadas cuatro obras y proyectos forman parte del Sistema Integrado de Transportes (SIT), el cual también se detuvo por la oposición de las empresas de servicio urbano que no participaron en las licitaciones para cubrir las rutas del SIT. A mediados del año, Zegarra afirmó que se empezaría la fase preoperativa en diciembre, no obstante, aún no se firmaron los contratos con los consorcios y sin ello no se continuará con el proceso.

Las obras de peatonalización de la Plaza de Armas y calles aledañas fue otro expediente que quedó estacando por la falta del permiso de Cultura para la ampliación de las veredas y nivelación en la calzada.

RESPONSABLES. 

En numerosas oportunidades, Zegarra prefirió abstenerse de comentar sobre la responsabilidad de los funcionarios, quienes no habrían ayudado a la gestión para la correcta ejecución de obras, en su lugar responsabilizaron a Cultura, a los colegios profesionales y a vecinos de detener el desarrollo de la ciudad. Posición similar tuvo el gerente municipal Mario Alatrista, quien consideró que la Dirección Desconcentrada de Cultura fue la principal entidad en no permitir realizar los proyectos. Lo cierto es que al alcalde de Arequipa solo le queda un año más para dejar el cargo y serán los arequipeños quienes, finalmente, juzgarán su gestión.