Distrito de Maca es sacudido por sismos constantes, pero aún no se reubica a sus habitantes

Solo entre enero y marzo de este año, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) registró 44 movimientos telúricos de moderada intensidad en la región Arequipa. Autoridades olvidaron el peligro en el que viven estos pobladores.
Distrito de Maca es sacudido por sismos constantes, pero aún no se reubica a sus habitantes

Distrito de Maca es sacudido por sismos constantes, pero aún no se reubica a sus habitantes

28 de Marzo del 2016 - 09:43 » Textos: @jjohnnyth » Fotos: Archivo

Riesgo latente. Solo entre enero y marzo de este año, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) registró 44 movimientos telúricos de moderada intensidad en la región Arequipa.

La zona más vulnerable y con mayor actividad sísmica, es el distrito de Maca, provincia de Caylloma, donde se ha reportado 22 temblores en menos de tres meses.

De acuerdo al reporte oficial del IGP, en dicha comunidad, la intensidad de los sismos oscilaron entre 3.6 grados Richter (el más bajo) y 5.7 (el más alto).

MACA. La localidad de Maca es uno de los 19 distritos que conforman el valle del Colca, en la provincia de Caylloma. Según los especialistas en sismología, los movimiento telúricos constantes han condenado a este pueblo a la desaparición.

Una fecha inolvidable en la historia de Maca es el 22 de julio de 1992, cuando un fuerte remezón destruyó el 80% de las viviendas y dejó inhabitable la iglesia colonial edificada en 1759.

Posteriormente, el templo fue restaurado por la Cooperación Española y reabierto en 2006, pero persiste el riesgo de derrumbarse nuevamente y en cualquier momento.

El 16 de julio de 2013, una nueva sacudida de la tierra asustó a los pobladores de Maca. Un sismo de 5.7 grados en la escala de Richter, ocurrido a las 21:30 horas, dejó varias viviendas dañadas y campos de cultivo hundidos, según los informes Defensa Civil de Caylloma.

Ese año, ante esta situación de alta vulnerabilidad, la alcaldesa de Maca, Yeni Chapi, pidió al Gobierno Regional la autorización para que los mil habitantes de su distrito pudieran tomar posesión de los terrenos de Pampa Baja, en Majes, para su reubicación.

La comunidad de Majes se negó a albergar a los vecinos de Maca, pero en su lugar, el GRA les otorgó un terreno de 18 mil metro en La Joya.

No obstante, hasta el momento, los pobladores se niegan a abandonar sus tierras y las autoridades olvidaron de esta tarea urgente.