“Mi meta es ser árbitro FIFA y superar a Víctor Hugo Rivera”

Edgar Paúl Adriazola Saldívar, árbitro de fútbol

10 de Junio del 2016 - 11:14 » Textos: Robin Medina » Fotos: Josué Ramos

Víctor Hugo Rivera Chávez es el árbitro arequipeño FIFA que llegó muy lejos en esta incomprendida profesión, al realizar su trabajo en todas las instancias del fútbol mundial. Actualmente, Edgar Paúl Adriazola Saldívar sigue sus pasos, alternando hace 4 años como juez en la élite del fútbol profesional peruano y desde hace 3 años integra la Comisión Nacional de Arbitros -CONAR- con sede en Lima.

Pisando tierra y con la humildad que lo caracteriza, Adriazola Saldívar nos cuenta su trayectoria como deportista, sus logros como árbitro y su vida personal y profesional.

¿Ha practicado fútbol? Por supuesto, a nivel escolar y oficial

¿En qué clubes? Lo hice por el FBC Piérola, Huracancito en el Cercado; Juvenil Andino en Cayma y el gran equipo de Mariscal Castilla “Los Pepas”.

¿En qué puesto en el campo de juego? Mi puesto era marcador izquierdo.

¿Lo identificaban con alguna “chapa”? Decían que tenía similar juego con un gran futbolista de la época que le decían “Raya”, pero por mi contextura física (era delgado) me decían “Rayita”... (risas).

¿Y hasta cuándo jugó fútbol? Hasta cuando ingresé a estudiar a la UNSA la carrera de Administración de Empresas; el tiempo para entrenar el fútbol se acortó, peor aún cuando ingresé a trabajar a la Oficina de Registros Públicos de Arequipa, donde laboré por 12 años y fue una gran experiencia en lo personal, y se me abrieron varias puertas.

¿Tuvo que planificar su tiempo para estudiar, trabajar y jugar el fútbol oficial? Claro, tenía 28 años de edad y poco a poco me iba alejando de jugar fútbol oficial y me dedicaba íntegramente a mi trabajo y estudios.

¿Cuál fue el último club donde jugó? Fue en “Las Pepas” de Mariscal Castilla, hace casi diez años.

¿Pero siempre estaba pendiente de las actividades del fútbol? Precisamente, no podría estar alejado del fútbol. Por cuestión del destino me pasaron la voz que se iniciaría un curso para árbitro de fútbol en la ex-Fedefa, y me inscribí. Este curso duró de junio a diciembre y lo culminé con éxito. Los ponentes fueron los árbitros Eduardo Sivilchez y Fredy Ramírez.

¿Y así empezó su nueva etapa en la vida futbolística? Así es... empecé como aspirante y algo curioso me sucedió cuando me designaron como juez de línea en un partido... fue una emergencia.

En el fútbol amateur, ¿cuál fue su trayectoria? Un año como aspirante, tres años en Tercera Categoría, 2 años en Segunda y 4 años en Primera Categoría.

¿Y en el fútbol profesional? Tengo 4 años arbitrando en Primera y Segunda Profesional. Además de 4 como afiliado a la CONAR con sede en Lima.

¿Alguna anécdota como árbitro? Durante mi trayectoria como árbitro, que son 10 años, recuerdo siempre lo que me sucedió arbitrando en el torneo interno de fútbol del Club Internacional Arequipa, cuando expulsé a los hermanos e ídolos del FBC Melgar, Genaro y Ernesto Neyra.

¿En el Perú se tiene consideración al árbitro de fútbol? No se le da el lugar que se merece. Ignoran que es parte del espectáculo y que como ser humano puede equivocarse en sus decisiones. Es una profesión muy sacrificada, donde la familia también participa indirectamente y es aludida muchas veces de las críticas de terceros.

¿Radica usted en Lima para ejercer su labor arbitral con proyección a FIFA? Fui seleccionado hace 4 años por el sur, junto a otros colegas del norte, centro y Lima como árbitro y asistente del torneo de Primera y Segunda Profesional. Actualmente radico en Lima y estoy sacrificándome para ser árbitro FIFA que es mi meta y seguir los pasos a nuestro paisano el árbitro Víctor Hugo Rivera, quien junto arbitro Julio “Ziani” Morales son parte de mi formación.

¿Agradece a alguien? A mi esposa, mis hijos, mi padre y madre, a quienes quiero mucho, y a los directivos de la Lidefa.

Lo más leído