Nicolás Maduro ordena el cierre de la frontera con Brasil y evalúa hacerlo con Colombia

Pinturas millonarias de Moritz Rugendas estuvieron en museo de Arequipa

Las impresionantes obras del pintor alemán fueron hechas durante su paso por la Ciudad Blanca
Pinturas millonarias de Moritz Rugendas estuvieron en museo de Arequipa

Pinturas millonarias de Moritz Rugendas estuvieron en museo de Arequipa

05 de Enero del 2017 - 13:51 » Textos: Omar Zeballos » Fotos: Disfusión

Hace unas semanas la famosa casa londinense de subastas Christie’s puso en venta ocho óleos del afamado pintor alemán Johann Moritz Rugendas, correspondientes a los años en que el artista viajero pasó por el Perú y perennizó en sus lienzos varias estampas costumbristas de la Lima colonial de paso a la República; pero también de su estancia en Chile.

Para el director de la casa Christie’s de Londres, Nicholas Lambourn, se trataba de verdaderas obras maestras realizadas en la década entre 1830 y 1840, después de la Independencia.

Lea también: José Carlos Mariátegui: difunden video inédito del pensador y su familia

Esta subasta atrajo la atención de coleccionistas chilenos, pero también de los directivos del Museo de Arte de Lima (MALI); y como nunca, nuestro país organizó una cruzada con algunas empresas mineras para que, con su ayuda, pudiéramos contar con cuatro de los lienzos que corresponden a las pintadas en Lima a inicios del siglo XIX; sin embargo y a pesar de los intentos que hicieron los enviados del MALI a Londres, nada se pudo hacer, pues las obras fueron subastadas y adquiridas por coleccionistas privados chilenos.

Si bien no se sabe con exactitud lo pagado por los cuadros, se estima que bordearían los cuatro millones de dólares.

Pintura de Johann Moritz Rugendas


EN AREQUIPA.- A raíz de la investigación que hice para el libro “Pinacoteca del Museo Histórico Municipal de Arequipa - Guillermo Zegarra Meneses”, financiado por Caja Arequipa, descubrí que en nuestro museo existieron cuatro obras de Johann Moritz Rugendas y que constan en los inventarios del año 1977, donde aparecen tituladas como “El Misti”, “La chola arequipeña”, “Puerto de Mollendo” y un autorretrato, realizados en los años 1845 y 1846, cuando el pintor pasó por Arequipa.

Sin embargo, en los años siguientes las obras misteriosamente desaparecieron del museo y es muy probable que algún coleccionista o alguien que sabía de su valor se apoderara de ellas fácilmente, ya que nunca hubo una adecuada vigilancia y las sucesivas administraciones ediles, poco o nada les interesó el valioso patrimonio del museo.

Es decir, Arequipa tenía en su poder cuatro millonarias obras del afamado pintor alemán, Johann Moritz Rugendascatalogado por los especialistas como uno de los artistas europeos más importantes porque plasmó en sus telas un registro de personajes, territorios y paisajes de una época de transición histórica para nuestro país.

Muy pocas personas y artistas arequipeños sabían de la existencia de las obras de Rugendas en nuestra ciudad; sin embargo formaron parte del patrimonio del museo y nadie les dio la importancia que tenían.

Pintura de Johann Moritz Rugendas


DONADAS.- Es muy probable que dichas obras hubieran sido donadas por alguna familia arequipeña, cuando el fundador del museo, el Dr. Guillermo Zegarra Meneses, organizó una cruzada ciudadana para que las familias adineradas de Arequipa, colaboraran con el naciente museo y así incrementar el patrimonio; lamentablemente la pérdida de tan valiosas obras se suman a las dos Vargas Girls donadas por el mundialmente famoso artista arequipeño Alberto Vargas en 1958 y que también fueron sustraídas del maltratado Museo Histórico Municipal.

Actualmente las obras originales de Vargas son cotizadas por varios miles de dólares en el mercado del arte.

Esta triste noticia es una muestra del poco interés que tienen nuestras autoridades, que no supieron valorar el patrimonio pictórico del museo y que quizá sirva para que se tome conciencia de la importancia de cuidar nuestras obras de arte y se inicie una campaña para dotar de mayores recursos al museo, reestructurarlo y convertirlo en un verdadero museo; y en eso deberían involucrarse autoridades y empresa privada.

Lo más leído