Temas

Contraloría advierte 4 “riesgos” en obra de Odebrecht en Áncash

La entidad de control realizó una inspección y comprobó la falta de mantenimiento en millonaria carretera Chacas - San Luis, financiada por el GRA durante la gestión de César Álvarez
Contraloría advierte 4 “riesgos” en obra de Odebrecht en Áncash

Contraloría advierte 4 “riesgos” en obra de Odebrecht en Áncash

15 de Abril del 2017 - 09:22 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

La Contraloría General de la República ha realizado una visita de control al mantenimiento de la carretera Carhuaz - Chacas - San Luis, millonaria obra que fue ejecutada por la empresa constructora Odebrecht, durante la gestión del ahora encarcelado exgobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, quien afronta un acusación de la Fiscalía por el presunto delito de negociación incompatible, justamente por estos trabajos.

La conclusión principal de la acción de la Contraloría, efectuada del 17 al 30 de marzo de este año, es que “se han identificado cuatro riesgos que pueden afectar la transparencia, probidad, normativa aplicable y el cumplimiento de las metas previstas”, según el informe 182-2017 -CG.

DESNUDAN FALENCIAS. El primer “riesgo” advertido por el ente de control está referido a que hay tramos de esta vía “que se encuentran en condición inadecuada para su transitabilidad”.

El informe indica que de las inspecciones de campo ejecutadas los días 20, 21 y 23 de marzo por los colaboradores de la Contraloria Regional de Huaraz y representantes de la Gerencia de Infraestructura del Gobierno Regional de Áncash, “en la vía se observan baches, deterioro o pérdidas de guardavías y señalizaciones preventiva, falta de limpieza de la colmatación de cunetas y alcantarillas, así como falta de limpieza de la calzada de arena, polvo, piedras y derrumbes”.

Más adelante sobre las fisuras y grietas, el documento indica que en la carpeta asfáltica se aprecian fisura menores a 3,00 mm ubicadas aleatoriamente sobre la pista. También se habla de grietas mayores a 3,00 mm “que tienen ubicaciones focalizadas sobre la vía”. Se advierte que estas fisuras y grietas permiten el ingreso de agua y otros materiales que podrían propiciar agrietamientos más severos así como baches.

La Contraloría halló también baches en la carpeta asfáltica y grietas en forma de piel de cocodrilo (grietas en paralelo) que se ubican de manera aleatoria sobre la vía.

Respecto a la señalización, se indica que las señales verticales (preventivas, informativas y reglamentarias) se encuentran deterioradas y necesitan mantenimiento o reposición.

El segundo “riesgo” está referido a la falta de mantenimiento sobre esta vía que debería ejecutar el Gobierno Regional de Áncash. La entidad regional, a través del informe 017-2017 del 27 de marzo de este año ha reconocido que no se ha efectuado ninguna labor de mantenimiento sobre esta vía, “desde la recepción de la obra”.

La entidad de control indica que la falta de labores de conservación de esta vía “genera el riesgo de incrementar costos de mantenimiento futuros” a la administración regional.

DEL CONTRATISTA. El tercer riesgo advertido por la Contraloría sí involucra directamente al contratista y está referido a “deficiencias constructivas o técnicas” que son atribuibles a la etapa de construcción de la vía.

Entre estas se encuentran deformaciones por asentamiento, por desplazamiento de bordes y ondulación superficial. Por ejemplo, en el kilómetro 5+500 se observa una deformación por asentamiento de 5 centímetros de profundidad y 30 metros de longitud. De igual forma, en el kilómetro 13+900 hay una deformación por asentamiento y desplazamiento de borde de aproximadamente 30 centímetros de altura y 25 de longitud.

El informe revela otra deformación en el kilómetro 14+ 140, de 10 centímetros de altura y 30 metros de longitud. De igual forma, en el kilómetro 75 + 150, se aprecian la misma medida de deformaciones.

También hallan deformaciones por asentamiento y ondulación en la superficie de la vía, a la altura de el kilómetro 79 + 750 que tienen 20 centímetros de altura y 50 metros de longitud.

En total, el documento de la Contraloría, da cuenta de 10 deformaciones en distintos tramos de la vía, que se aprecian en la base o subbase de la carpeta asfáltica, “las que se habrían generado por deficiencias constructivas y técnicas en la fase de construcción de la obra, que recién pudieron ser advertidas con su puesta en servicio”. Es decir, cuando la millonaria vía empezó a ser usada, saltaron a la vista estas deformaciones.

La Contraloría recomienda que el Gobierno Regional de Áncash debe solicitar la intervención de la empresa que ejecutó la obra para la subsanación de las observaciones hechas. Advierten que este riesgo detectado generan que se disminuya el tiempo de vida útil del proyecto.

DAÑOS Y HURTOS. El último aspecto del informe de la Contraloria hace mención de que la obra ha sido objeto de hurtos y daños. Por ejemplo, detallan que en las visitas se han advertido daños en once postes de señalización kilométricos que fueron hechos “intencionalmente por terceros”.

De igual forma, los inspectores señalan que se observó que la baranda metálica izquierda del puente de concreto armado ubicado a la altura del kilómetro 31+750 de la carretera, fue cortada y sustraída por terceros.