“Dany Caracha”, presunto cabecilla de “Los Chacales”, evalúa entregarse a la justicia

Según su abogado, prógugo quiere responder por las graves acusaciones de Fiscalía contra Crimen Organizado
“Dany Caracha”, presunto cabecilla de “Los Chacales”, evalúa entregarse a la justicia

“Dany Caracha”, presunto cabecilla de “Los Chacales”, evalúa entregarse a la justicia

02 de Diciembre del 2017 - 08:00 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

El presunto cabecilla de la organización criminal “Los Chacales del Desierto”, Daniel Ángel Cabrera Pérez , alias “Dany Caracha”, está evaluando ponerse a derecho para responder a las graves acusaciones de tráfico de terrenos y diez asesinatos que formuló en su contra la Fiscalía Contra el Crimen Organizado, en Nuevo Chimbote

Joel Zavaleta, abogado del prófugo, aseguró que su patrocinado, a través de sus familiares, manifestó su intención de entregarse a la justicia.

Como se sabe, contra Cabrera Pérez se dispuso una orden de detención preliminar, pero no fue atrapado durante el megaoperativo “Tornado 2017”, en el que cayeron 35 presuntos integrantes de esta organización delictiva.

“Daniel Cabrera Pérez quiere dar la cara, él maneja la posibilidad de entregarse porque no tiene nada que ver con las acusaciones formuladas por la Fiscalía, que para mí son puras sindicaciones y no hay nada concreto. Por ahora estamos esperando que el Poder Judicial fije la fecha de la audiencia de prisión preventiva en contra de mi patrocinado para entregar los alegatos de defensa”, indicó.

SE LIMPIA DE CRÍMENES. Joel Zavaleta mencionó también que “Dany Caracha” no tiene nada que ver con los 10 asesinatos ocurridos en los pueblos de la zona sur de Nuevo Chimbote, “porque en las carpetas fiscales de cada uno de los casos no aparece su nombre, por eso es sospechoso que lo pretendan culpar de algo que no cometió y es más, mi patrocinado hace dos años salvó de ser asesinado, lo balearon en Bellamar, efectuaron 18 disparos al vehículo en el que se movilizaba”, añadió.

“Dany Caracha” es acusado de presuntamente ser el cabecilla de “Los Chacales del Desierto”, organización que sembró el terror en los pueblos de la zona sur de Nuevo Chimbote y es investigada por sicariato, usurpación agravada, tenencia ilegal de armas, tráfico de terrenos, extorsión y lavado de activos. Fiscalía sospechaba de un presunto “soplo” que impidió atraparlo.