Intervienen a gerente Nicolás Molina por presunto mal uso de camioneta del GRA

Fiscalía y Policía realizan las indagaciones por presunto peculado de uso
Intervienen a gerente Nicolás Molina por presunto mal uso de camioneta del GRA

Intervienen a gerente Nicolás Molina por presunto mal uso de camioneta del GRA

17 de Diciembre del 2017 - 09:03 » Textos: Redacción » Fotos: Cortesía Chimbote al Día

El gerente general del Gobierno Regional de Áncash (GRA), Nicolás Molina Sánchez, se encuentra en la mira por el presunto mal uso de la camioneta que le asigna la institución de la cual forma parte, para desarrollar las funciones que le competen.

Según el portal Chimbote al Día, la mañana de ayer el hombre de confianza del gobernador encargado Luis Gamarra Alor habría sido intervenido por presuntamente haber adulterado la placa del vehículo oficial, a fin de que esta pueda ser utilizada como una unidad particular.

Según la fotografías difundidas sobre este caso, la camioneta del GRA tiene la placa EGH-953, pero en las imágenes se observa que se colocó una cinta negra para cambiar un número y la placa pueda leerse de la siguiente manera: EGH-963.

INTERVENCIÓN. El gerente Molina habría sido intervenido la mañana de ayer cuando llegaba, a bordo de la moderna camioneta de marca Ford, a la vivienda de una pariente en la urbanización Casuarinas, en el distrito de Nuevo Chimbote.

Según el referido portal, fue el personal de la Policía Anticorrupción quien realizó esta intervención y trasladó al funcionario hasta la sede policial para las diligencias correspondientes.

La Fiscalía viene realizando las indagaciones respectivas para esclarecer este presunto caso de peculado de uso, en el cual se encontraría implicado en primer funcionario del gobierno regional.

Se supo que Nicolás Molina pudo retirarse de la delegación policial luego de una hora.

Vale indicar que el mediodía de ayer, el gobernador Luis Gamarra realizó una conferencia de prensa en el centro de Chimbote, pero no estuvo presente su principal hombre de confianza.

Correo intentó comunicarse vía telefónica con el gerente del GRA para que nos brinde su versión de los hechos, pero su número de celular se registraba como apagado todas las veces que insistimos con la llamadas.