Pobladores se quejan por corte de servicio eléctrico

Vecinos de Chimbote, Santa y Guadalupito reclaman que desde el jueves no cuentan con servicio
Pobladores se quejan por corte de servicio eléctrico

Pobladores se quejan por corte de servicio eléctrico

18 de Febrero del 2018 - 09:06 » Textos: Miguel Ríos » Fotos: Correo

Cansados de que no atiendan sus reclamos a pesar de sus insistentes llamadas al número telefónico de la empresa, pobladores diversos sectores de Chimbote, Nuevo Chimbote, Santa y Guadalupito (La Libertad), llegaron la mañana de ayer hasta la sede central de Hidrandina, ubicada en la primera cuadra del jirón Manuel Villavicencio, para exigir la reposición del servicio en sus casas, el cual está suspendido desde el jueves último, día en que se registró una lluvia de moderada intensidad en la zona costa de Áncash.

MALESTAR. Con sus recibos cancelados en mano, vecinos de zonas como 21 de Abril, Miramar, La Victoria, Villa España, El Trapecio y Ramiro Prialé, llegaron hasta el centro de Chimbote para pedir una pronta solución al problema que afrontan desde hace algunos días.

“Desde el jueves que no tengo luz en mi casa. Parece que la conexiones que han realizado no son las adecuadas pues cayó la lluvia y se ha desconectado el servicio en algunas viviendas de mi zona”, expresó Jorge Rosas Terrones, vecino de la Tercera Etapa del Trapecio.

Los pobladores coincidieron en que la mayoría de veces que llamaron al número telefónico de la empresa, no obtuvieron respuesta; por esta situación decidieron apersonarse a la sede para que se solucione este problema, que los viene perjudicando.

“He llamado (al teléfono) y sale como ocupado, por eso he venido a preguntar por qué no tenemos luz. En mi casa estamos con velas y necesito el servicio pues tengo un familiar enfermo”, mencionó Ericka Fajardo Romero, moradora de la Segunda Etapa de Villa España.

PERJUICIO. El corte del servicio eléctrico también afectó a 70 familias del sector San Juanito, en el distrito de Guadalupito. El poblador Teofilo Rumay Rojas llegó hasta Chimbote para exigir una pronta solución debido a que los productos que vende están a punto de malograrse. “A mí me afecta este tipo de cortes pues me dedico a la venta de marcianos y gelatinas, que están a punto de malograrse. Además, vivimos preocupados por la delincuencia ya que tampoco hay alumbrado público”, sostuvo.

Los pobladores pidieron la intervención de la Fiscalía de Prevención del Delito pues aseguraron que no es la primera vez que ocurre este tipo de cortes.