Trasladan a Lima a “Manucci”, el cajero de Álvarez implicado en La Centralita

Antonio Rodríguez cayó en la víspera en casa de sus padres y tendrán que declarar ante fiscal Chirre
Trasladan a Lima a “Manucci”, el cajero de Álvarez implicado en La Centralita

Trasladan a Lima a “Manucci”, el cajero de Álvarez implicado en La Centralita

16 de Junio del 2017 - 08:41 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

Tras ser atrapado luego de tres años de permanecer en la clandestinidad, Antonio Jesús Rodríguez Meyzen (49), conocido en el entorno del expresidente regional César Álvarez como “Manucci”, ha sido trasladado a Lima para ser puesto a disposición de la Central de Requisitorias y después del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delito de Corrupción de Funcionarios de la Corte Suprema. Estaría implicado en el caso de La Centralita

Después de ser atrapado en su vivienda de la zona B de la urbanización 21 de Abril, “Manucci” fue conducido al Departamento de Investigación Criminal y luego a la carceleta judicial de Chimbote, desde donde fue trasladado a Lima para que rinda su manifestación en torno al caso La Centralita, en el que es investigado.

Fuentes informaron que Antonio Rodríguez Meysen no declaró ante los policías ni la fiscalía, pues recién lo hará en Lima ante las autoridades que lo requieren por su presunta participación en el caso “La Centralita”.

SU ACTUACIÓN. Un colaborador eficaz asegura que “Manucci” llegaba presuntamente al local de “La Centralita”, en la urbanización la Caleta, con Gustavo Ramírez Huayaney, apodado el “Cuy Mágico” y también requisitoriado por este caso, para dejar el dinero que se recogía cada mes producto de los diezmos que pagaban las empresas en la gestión del encarcelado expresidente de Áncash, César Álvarez Aguilar.

Vale mencionar que en el 2014, cuando se pidió su prisión preventiva por 18 meses por el caso “La Centralita”, la Fiscalía señaló que Antonio Rodríguez se encargaba de recoger y trasladar al local donde operaba la organización criminal -en la urbanización La Caleta-, los fardos de polos y gorras para las campañas de los entonces candidatos al Congreso, Heriberto Benítez y Juan Calderón.

Este material propagandístico aparentemente era pagado con el dinero de los “diezmos”.

Lo más leído