Ocultaba su rostro entre sus manos y luego escondió su llanto entre brazos. El policía Luis Gustavo Gálvez Párraga lloró al escuchar la oren de prisión preventiva por seis meses que ordenó el Octavo Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Junín.