Ica

Nasca conmemora 209 años de devoción a la santísima virgen de Guadalupe

La sagrada imagen salió a las calles de la provincia como todos los años desde hace más de dos siglos
Nasca conmemora 209 años de devoción  a la santísima virgen de Guadalupe

Nasca conmemora 209 años de devoción a la santísima virgen de Guadalupe

10 de Septiembre del 2019 - 10:09 » Textos: M. Huayta » Fotos: Grupo Epensa

Bajo un sol radiante y bombardas multicolores en el cielo nasqueño se desarrolló la tradicional procesión en honor a la santísima virgen de Guadalupe patrona de la provincia.

Durante esta festividad religiosa, los feligreses conmemoraron 209 años de fe y devoción en honor a la venerada imagen con un recorrido procesional contó con el apoyo de la banda de música de la Policía Nacional del Perú y que fue acompañada por la inquebrantable fe de los nasqueños.

Con mucha fe, los vecinos participaron de las Fiestas Patronales 2019 bajo el lema “La virgen María, protectora de los no nacidos y mujer de fe que dijo sí a la vida”.

Cabe indicar; que la Fiestas Patronales 2019 se realizaron bajo la organización de la Comisión Central que está presidida por Giancarlo Castro Ormeño, quien coordinó todas las actividades con un equipo de subcomisiones.

La celebración del acto litúrgico fue oficiada por el monseñor Héctor Vera Colona, obispo de la diócesis de Ica, acompañado de los misioneros redentoristas y del párroco de Nasca, Eugenio Domínguez Alama.

RECORRIDO. La principal festividad religiosa de la provincia de Nasca se inició con una visita de la visita sagrada imagen a las Instituciones públicas, colegios, comunidades y distritos de la jurisdicción. Luego se inician las novenas en la sede central a donde llegan fieles de todo el país para concurrir al templo matriz y así acompañar a la virgen.

La Serenata por los 209 años de veneración a la sagrada imagen se efectuó en el frontis de la iglesia de Nasca en un ambiente de algarabía con presencia de los fieles, autoridades locales y visitantes nacional e internacional. Asimismo; dentro de las actividades tradicionales también se llevó a cabo la bendición de las unidades de servicio público, particular y de carga pesada. También se realizaron alfombras florales, novenas culturales, espectáculos de música, danzasy folklore; kermesse acompañada de la banda de música de la PNP, ferias recreativas y comerciales que dotaron a la festividad en un ambiente de fe y de unidad familiar.

Historia de la virgen de Guadalupe de Nasca. 

Cuenta la tradición nasqueña que por muchos años el patrono religioso fue Santiago, pero en el año 1,810 se le sustituyó por la santísima y venerada Virgen de Guadalupe. Un 8 de Setiembre de 1810, un pastor de nombre Miguelín encontró una caja de madera semi enterrada por la arena en la bahía San Nicolás. Se presume que la caja varada era parte de un cargamento de un galeón español que encalló en alta mar. Habían encontrado la imagen de la Virgen de Guadalupe.

La noticia del hallazgo llegó a las vecindades de Acarí, Yauca, Chala e Ica, desde donde se enviaron expediciones para traer el pesado cajón hasta sus respectivos pueblos; pero todos fracasaron en el intento por los grandes médanos de arena. En Nasca, enterados de la noticia, conformaron una comisión encabezada por fray Sotil, luego escogieron a las mejores mulas de la comarca para traer la valiosa carga y partieron con la promesa de no regresar sin la codiciada prenda.

Cuatro días después fray Sotil informaba que dentro de pocas horas estaría de regreso la comisión pero que de inmediato debía prepararse el sitio donde se pondría la imagen.

Narra la creencia que al llegar la comitiva a la plaza de Armas, repicaron las campanas y, en medio del alboroto, la mula que portaba el cajón con la Virgen se apartó a un costado de la Plaza y con muestras de cansancio dobló sus patas delanteras y se acostó cuidadosamente, el lugar que escogió el jumento estaba a unos cien metros de la Iglesia Principal.

La imagen de la virgen de Guadalupe fue descargada y en hombros fue conducida al lugar que le habían reservado en la Iglesia. Tiempo después, por medio de un cabildo abierto, se acordó construir el nuevo templo en un sitio de la plaza. Por coincidencia, se eligió exactamente el lugar donde se echó el jumento. En ese mismo Cabildo se aprobó que la fiesta oficial en honor a la Santísima Virgen debía celebrarse todos los años el 8 de Setiembre, tradición que se cumple hasta nuestros días.

Lo más leído